/ sábado 4 de mayo de 2019

Era digital, oportunidades y amenazas

Cada era del desarrollo de la humanidad significó grandes retos. Qué decir, por ejemplo, de la presente llamada “era digital”. Vertiginoso momento que solo se entiende como parte inherente del actual mundo globalizado. Cierto que ello representa los más diversos beneficios a la industria, la ciencia, transferencia de recursos financieros y satisfactores a las poblaciónes en el cotidiano.

De las nuevas tecnologías digitales aplicadas en el ámbito de la comunicación: Internet, foros, chats, blogs, youtubers, entre otros, generan cambios profundos y rápidos en la difusión de la información de formas antes inimaginables. En cuanto la obtención y aplicación de los conocimientos, las habilidades y actitudes (el saber, el saber hacer y el saber ser) y los servicios del reclutamiento de personal, las redes sociales son claves y cada día mas indispensables.

Sin embargo, entre los beneficios de ese espacio virtual, también existen grandes retos: la prevención y corresponsabilidad en la seguridad informática, los fraudes cibernéticos y la protección de los datos personales, entre otros.

Un ejemplo. La Directora de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), expresó la importancia que le asigna el adaptarse a la era digital y a la necesaria prevención de la secrecía. La funcionaria expresó que la Agencia ingresó a una red social especializada en compartir fotos, videos y mensajes con amigos… logramos: 1) “Unirnos a (…) a través de la cual compartimos historias de la CIA…; 2) “…a través de la cuenta, (damos) pequeñas muestras de la vida dentro de la agencia, sin publicar desde lugares secretos”; y 3) ingresamos a la red social como parte de una estrategia de reclutamiento de talentosos estadounidenses para trabajar en la Agencia”.

Las redes sociales son objetivo de intereses de todo tipo: desde una ética comunicación social, hasta lo delictivo, pasando por lo comercial, político o económico.

En efecto, a la par que millones de personas deciden utilizar sus redes para comunicar diversos temas de su interés y del ámbito de los datos personales, también pueden expresarse en las redes de manera legítima instituciones con temas para jóvenes y demás grupos, pero también existe la creciente amenaza de un uso indebido.

Recientemente especialista hacia una advertía muy certera: “No digas en la Red lo que no querrías que fuera expuesto en un anuncio panorámico con tu cara puesta en él” ¡He aquí la prioridad que tiene la protección de nuestros datos personales que publicitamos en las redes!

Sin duda, un tema que es responsabilidad de uno y de todos es el “robo de identidad”. Es de los riesgos que se corren al no prevenir el correcto uso de los datos personales. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) define: “El robo de identidad o usurpación de identidad, es cuando una persona obtiene, transfiere, utiliza o se apropia de manera indebida, de los datos personales de otra sin la autorización de ésta última, usualmente para cometer un fraude o delito”. Por cierto, en diciembre 2015 analizamos en esta columna el robo de identidad.

Sintetizando, bienvenida la era digital centrada en las personas que nos acerque en tiempo y forma en los temas de valores, familia, salud, autodesarrollo, empleo, esparcimiento y otros que genere bienestar personal y comunitario. Pero habremos de ser suficientemente inteligentes para no publicar datos que pongan en peligro nuestra integridad y familia.

hazael.ruiz@hotmail.com

Cada era del desarrollo de la humanidad significó grandes retos. Qué decir, por ejemplo, de la presente llamada “era digital”. Vertiginoso momento que solo se entiende como parte inherente del actual mundo globalizado. Cierto que ello representa los más diversos beneficios a la industria, la ciencia, transferencia de recursos financieros y satisfactores a las poblaciónes en el cotidiano.

De las nuevas tecnologías digitales aplicadas en el ámbito de la comunicación: Internet, foros, chats, blogs, youtubers, entre otros, generan cambios profundos y rápidos en la difusión de la información de formas antes inimaginables. En cuanto la obtención y aplicación de los conocimientos, las habilidades y actitudes (el saber, el saber hacer y el saber ser) y los servicios del reclutamiento de personal, las redes sociales son claves y cada día mas indispensables.

Sin embargo, entre los beneficios de ese espacio virtual, también existen grandes retos: la prevención y corresponsabilidad en la seguridad informática, los fraudes cibernéticos y la protección de los datos personales, entre otros.

Un ejemplo. La Directora de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), expresó la importancia que le asigna el adaptarse a la era digital y a la necesaria prevención de la secrecía. La funcionaria expresó que la Agencia ingresó a una red social especializada en compartir fotos, videos y mensajes con amigos… logramos: 1) “Unirnos a (…) a través de la cual compartimos historias de la CIA…; 2) “…a través de la cuenta, (damos) pequeñas muestras de la vida dentro de la agencia, sin publicar desde lugares secretos”; y 3) ingresamos a la red social como parte de una estrategia de reclutamiento de talentosos estadounidenses para trabajar en la Agencia”.

Las redes sociales son objetivo de intereses de todo tipo: desde una ética comunicación social, hasta lo delictivo, pasando por lo comercial, político o económico.

En efecto, a la par que millones de personas deciden utilizar sus redes para comunicar diversos temas de su interés y del ámbito de los datos personales, también pueden expresarse en las redes de manera legítima instituciones con temas para jóvenes y demás grupos, pero también existe la creciente amenaza de un uso indebido.

Recientemente especialista hacia una advertía muy certera: “No digas en la Red lo que no querrías que fuera expuesto en un anuncio panorámico con tu cara puesta en él” ¡He aquí la prioridad que tiene la protección de nuestros datos personales que publicitamos en las redes!

Sin duda, un tema que es responsabilidad de uno y de todos es el “robo de identidad”. Es de los riesgos que se corren al no prevenir el correcto uso de los datos personales. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) define: “El robo de identidad o usurpación de identidad, es cuando una persona obtiene, transfiere, utiliza o se apropia de manera indebida, de los datos personales de otra sin la autorización de ésta última, usualmente para cometer un fraude o delito”. Por cierto, en diciembre 2015 analizamos en esta columna el robo de identidad.

Sintetizando, bienvenida la era digital centrada en las personas que nos acerque en tiempo y forma en los temas de valores, familia, salud, autodesarrollo, empleo, esparcimiento y otros que genere bienestar personal y comunitario. Pero habremos de ser suficientemente inteligentes para no publicar datos que pongan en peligro nuestra integridad y familia.

hazael.ruiz@hotmail.com

sábado 07 de septiembre de 2019

Becas y argucias

sábado 24 de agosto de 2019

Transformando la educación

sábado 10 de agosto de 2019

Oportunidades para el tejido social

sábado 27 de julio de 2019

Impulsividad, delito, robo, homicidio

sábado 13 de julio de 2019

Oportunidad: Inicio de ciclo

sábado 29 de junio de 2019

¿Entendemos al Mundo según hablamos?

sábado 15 de junio de 2019

La importancia de los detalles

sábado 01 de junio de 2019

Niños víctimas de la agresión

sábado 18 de mayo de 2019

Familia y pragmatismo 

sábado 04 de mayo de 2019

Era digital, oportunidades y amenazas

Cargar Más