/ miércoles 6 de noviembre de 2019

EU abiertamente contra el medio ambiente

Durante por lo menos los últimos 30 años, cada vez escuchamos hablar con más insistencia sobre el cambio climático, aquel derivado principalmente de la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero, aquellos que vienen de la industria, de cierto tipo de aerosoles, de los gases derivados de la descomposición de los deshechos principalmente del ganado bovino, de las emisiones a la atmósfera de los automóviles y muchos factores más.

Los síntomas del cambio climático los vemos en múltiples manifestaciones ambientales, como huracanes cada vez más frecuentes, poderosos y arribando a puntos del planeta donde antes no habían estado, como la ciudad de Nueva York, por dar un ejemplo.

Lo vemos también en la forma en que los glaciares van retrocediendo en diferentes puntos del planeta, los que pueden ir desde la propia Alaska, hasta los Alpes, los Andes, el Himalaya e incluso en México, donde el Popocatépetl perdió ya toda la masa glacial que tenía, el Iztaccíhuatl la tiene ya en niveles mínimos y el Pico de Orizaba, por su lejanía con la Ciudad de México, los ha perdido en menor proporción.

Actualmente, el Polo Norte ya es casi navegable en verano, debido al derretimiento de sus hielos, en tanto que el Polo Sur, cada vez desprende hacia el mar, mayores bloques de hielo, algo que hace que el nivel de los océanos vaya subiendo y que su temperatura facilite el desplazamiento y velocidad de grandes tormentas.

Se trata de un fenómeno a nivel mundial del que ya no hay cómo hacer que no se ve, que no se detecta y por supuesto que no se aprecia. Quien diga no creer en el cambio climático, como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, simplemente es ignorante o miente en favor de intereses económicos o quizá las dos opciones.

Pero no se trata de algo exclusivo del actual presidente de nuestro vecino del norte, es un tema en el que principalmente los republicanos de ese país se han mostrado insensibles, algo de lo que dejó recuerdo su mandatario número 43, refiriéndome a George W. Bush, quien en el inicio de su administración, en los primeros años de la década pasada, es decir, del siglo XXI, ordenó que Estados Unidos saliera del Protocolo de Kyoto, contra la emisión de gases de efecto invernadero, lo que como tenemos presente, es causante principal del cambio climático que vivimos.

Finalmente, George W. Bush, como presidente, terminó más avocándose a la guerra contra el terrorismo, tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 contra las Torres Gemelas en Nueva York y el Pentágono, en Washington D.C., por lo que no se guardan muchos recuerdos más de la afectación que impulsó contra el medio ambiente, aparte de lo derivado de las guerras que impulsó, principalmente en Afganistán e Irak.

Caso aparte es el del actual mandatario, el número 45, Donald Trump, quien desde el inicio de su mandato había dicho que sacaría a Estados Unidos de los Acuerdos de París, alcanzados con la promoción de Naciones Unidas en el 2015 y en vigor desde el 5 de noviembre de 2016.

Finalmente, hasta ahora es que Trump ha notificado de la salida de su país de ese acuerdo contra el cambio climático, ya que, por los reglamentos internos del pacto, ningún país firmante podía salir antes de que éste cumpliera tres años de su implementación, por lo que el presidente de Estados Unidos no dejó pasar ni un día más.

De Trump debemos tener presente que no ha apoyado en su administración el desarrollo de autos eléctricos y ha impulsado el volver a hacer uso del carbón, lo que resulta enteramente contraproducente.

Es así que vemos de qué manera, lamentablemente, la nación más poderosa del mundo va contra el medio ambiente, afectando a todos los habitantes del orbe, empezando por ellos mismos.


FB: YolandaDeLaTorreV

Tw: @Yoladelatorre

Durante por lo menos los últimos 30 años, cada vez escuchamos hablar con más insistencia sobre el cambio climático, aquel derivado principalmente de la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero, aquellos que vienen de la industria, de cierto tipo de aerosoles, de los gases derivados de la descomposición de los deshechos principalmente del ganado bovino, de las emisiones a la atmósfera de los automóviles y muchos factores más.

Los síntomas del cambio climático los vemos en múltiples manifestaciones ambientales, como huracanes cada vez más frecuentes, poderosos y arribando a puntos del planeta donde antes no habían estado, como la ciudad de Nueva York, por dar un ejemplo.

Lo vemos también en la forma en que los glaciares van retrocediendo en diferentes puntos del planeta, los que pueden ir desde la propia Alaska, hasta los Alpes, los Andes, el Himalaya e incluso en México, donde el Popocatépetl perdió ya toda la masa glacial que tenía, el Iztaccíhuatl la tiene ya en niveles mínimos y el Pico de Orizaba, por su lejanía con la Ciudad de México, los ha perdido en menor proporción.

Actualmente, el Polo Norte ya es casi navegable en verano, debido al derretimiento de sus hielos, en tanto que el Polo Sur, cada vez desprende hacia el mar, mayores bloques de hielo, algo que hace que el nivel de los océanos vaya subiendo y que su temperatura facilite el desplazamiento y velocidad de grandes tormentas.

Se trata de un fenómeno a nivel mundial del que ya no hay cómo hacer que no se ve, que no se detecta y por supuesto que no se aprecia. Quien diga no creer en el cambio climático, como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, simplemente es ignorante o miente en favor de intereses económicos o quizá las dos opciones.

Pero no se trata de algo exclusivo del actual presidente de nuestro vecino del norte, es un tema en el que principalmente los republicanos de ese país se han mostrado insensibles, algo de lo que dejó recuerdo su mandatario número 43, refiriéndome a George W. Bush, quien en el inicio de su administración, en los primeros años de la década pasada, es decir, del siglo XXI, ordenó que Estados Unidos saliera del Protocolo de Kyoto, contra la emisión de gases de efecto invernadero, lo que como tenemos presente, es causante principal del cambio climático que vivimos.

Finalmente, George W. Bush, como presidente, terminó más avocándose a la guerra contra el terrorismo, tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 contra las Torres Gemelas en Nueva York y el Pentágono, en Washington D.C., por lo que no se guardan muchos recuerdos más de la afectación que impulsó contra el medio ambiente, aparte de lo derivado de las guerras que impulsó, principalmente en Afganistán e Irak.

Caso aparte es el del actual mandatario, el número 45, Donald Trump, quien desde el inicio de su mandato había dicho que sacaría a Estados Unidos de los Acuerdos de París, alcanzados con la promoción de Naciones Unidas en el 2015 y en vigor desde el 5 de noviembre de 2016.

Finalmente, hasta ahora es que Trump ha notificado de la salida de su país de ese acuerdo contra el cambio climático, ya que, por los reglamentos internos del pacto, ningún país firmante podía salir antes de que éste cumpliera tres años de su implementación, por lo que el presidente de Estados Unidos no dejó pasar ni un día más.

De Trump debemos tener presente que no ha apoyado en su administración el desarrollo de autos eléctricos y ha impulsado el volver a hacer uso del carbón, lo que resulta enteramente contraproducente.

Es así que vemos de qué manera, lamentablemente, la nación más poderosa del mundo va contra el medio ambiente, afectando a todos los habitantes del orbe, empezando por ellos mismos.


FB: YolandaDeLaTorreV

Tw: @Yoladelatorre

miércoles 11 de diciembre de 2019

Canadá, una opción legal y digna para migrar

miércoles 27 de noviembre de 2019

Migración de mexicanos, una cultura en movimiento

miércoles 20 de noviembre de 2019

Asilo en México, hospitalidad institucionalizada

miércoles 13 de noviembre de 2019

Fentanilo, droga mortal y arma de dos filos

miércoles 06 de noviembre de 2019

EU abiertamente contra el medio ambiente

miércoles 30 de octubre de 2019

Hong Kong se encuentra en una encrucijada

jueves 17 de octubre de 2019

Los kurdos, etnia sin Estado

miércoles 09 de octubre de 2019

Cumple 29 años la reunificación de Alemania

miércoles 02 de octubre de 2019

Historia de los impeachment en EU

miércoles 25 de septiembre de 2019

Nueva cumbre sobre cambio climático

Cargar Más