/ lunes 12 de agosto de 2019

¿Fallo amañado en la Policía Federal?

En la Policía Federal, que tiene como encargado a José Sigifredo Valencia, parece que todavía prevalecen las viejas prácticas de simulación de competencia en licitaciones públicas, al menos así lo infieren algunos competidores luego de la compra de neumáticos para todo tipo de vehículos terrestres del parque de la institución.

Nos señalan que la empresa Llantas y Accesorios Comerciales Internacionales fue la ganadora de la segunda partida de la Licitación Pública Internacional Mixta bajo la cobertura de los Tratados de Libre Comercio de los que México forma parte, la número LA-004L00001-E51-2019, pero presuntas irregularidades provocaron la inconformidad del fallo que se dio el pasado 30 de julio.

Muchos empresarios están inquietos, esperaban que realmente el discurso de transparencia y cero corrupción comenzara a hacerse presente en las compras públicas hoy más que nunca. La Secretaría de la Función Pública, a cargo de la controvertida Irma Eréndira Sandoval, ya tiene en sus manos las inconformidades por supuestos “actos irregulares” que van en contra de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Recordemos: la licitación tenía tres partidas, pero la segunda era la más jugosa, pues se trata de abastecer de neumáticos al mayor número de unidades con las que cuenta la Policía Federal, es decir, automóviles Charger y camionetas F150. El contrato fue por un mínimo de 26 millones 348 mil pesos y un máximo de 65 millones 870 mil pesos.

Lo extraño aquí es que la compañía ganadora fue beneficiada en la administración pasada, sí, la de Enrique Peña Nieto, con contratos por asignación directa y sólo surtía las llantas a la Policía Federal.

Históricamente, los contratos por la adquisición de neumáticos en la Policía Federal se daban luego de una licitación pública, pero en 2017, con Manelich Castilla al frente de la corporación, comenzaron las adjudicaciones directas de Llantas y Accesorios Comerciales Internacionales. La empresa obtuvo un convenio por 30 millones 967 mil 600 pesos en 2017 y otro por 103 millones 448 mil 275 pesos en 2018.

Empresarios y abogados que estuvieron participando en la licitación de este año me cuentan que la empresa que dio el precio más bajo, Credimosa, fue descalificada de último momento por incumplir “un tipo de dibujo”, lo que hizo aún más raro el fallo.Mientras que Bodega de Llantas La Viga fue una de las que pasó a la final, pero dio un precio más alto.

La última palabra está en la cancha de Irma Eréndira Sandoval, pero de antemano el fallo está en tela de juicio.

En la Policía Federal, que tiene como encargado a José Sigifredo Valencia, parece que todavía prevalecen las viejas prácticas de simulación de competencia en licitaciones públicas, al menos así lo infieren algunos competidores luego de la compra de neumáticos para todo tipo de vehículos terrestres del parque de la institución.

Nos señalan que la empresa Llantas y Accesorios Comerciales Internacionales fue la ganadora de la segunda partida de la Licitación Pública Internacional Mixta bajo la cobertura de los Tratados de Libre Comercio de los que México forma parte, la número LA-004L00001-E51-2019, pero presuntas irregularidades provocaron la inconformidad del fallo que se dio el pasado 30 de julio.

Muchos empresarios están inquietos, esperaban que realmente el discurso de transparencia y cero corrupción comenzara a hacerse presente en las compras públicas hoy más que nunca. La Secretaría de la Función Pública, a cargo de la controvertida Irma Eréndira Sandoval, ya tiene en sus manos las inconformidades por supuestos “actos irregulares” que van en contra de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

Recordemos: la licitación tenía tres partidas, pero la segunda era la más jugosa, pues se trata de abastecer de neumáticos al mayor número de unidades con las que cuenta la Policía Federal, es decir, automóviles Charger y camionetas F150. El contrato fue por un mínimo de 26 millones 348 mil pesos y un máximo de 65 millones 870 mil pesos.

Lo extraño aquí es que la compañía ganadora fue beneficiada en la administración pasada, sí, la de Enrique Peña Nieto, con contratos por asignación directa y sólo surtía las llantas a la Policía Federal.

Históricamente, los contratos por la adquisición de neumáticos en la Policía Federal se daban luego de una licitación pública, pero en 2017, con Manelich Castilla al frente de la corporación, comenzaron las adjudicaciones directas de Llantas y Accesorios Comerciales Internacionales. La empresa obtuvo un convenio por 30 millones 967 mil 600 pesos en 2017 y otro por 103 millones 448 mil 275 pesos en 2018.

Empresarios y abogados que estuvieron participando en la licitación de este año me cuentan que la empresa que dio el precio más bajo, Credimosa, fue descalificada de último momento por incumplir “un tipo de dibujo”, lo que hizo aún más raro el fallo.Mientras que Bodega de Llantas La Viga fue una de las que pasó a la final, pero dio un precio más alto.

La última palabra está en la cancha de Irma Eréndira Sandoval, pero de antemano el fallo está en tela de juicio.