/ viernes 26 de abril de 2024

Fama / Adrián di Monte denuncia a Sandra Itzel por violencia intrafamiliar

Adrian di Monte denunció a Sandra Itzel ante el Ministerio Público por violencia intrafamiliar diciendo que teme por su integridad física y psicológica después de que ella lo acusara públicamente de violentarla física, sexual, emocional y económicamente, por lo que pide que ella nunca hable más de él y el Ministerio se lo concedió.

Adrián asegura que Sandra hace que la gente lo odie por ser extranjero y le mandó decir: “No soy balsero, soy cubano y no es bueno que incites a la xenofobia”.

Ambos tienen derecho a contar su versión y a abrir su boquita pero para pelear se necesitan dos y las peleas públicas son espectáculo mediático, el que grite más estridente tiene más seguidores y hay que recordar que aunque tus sentimientos estén desbordados, en boca cerrada no entran moscas y a los bocones los castiga el público en redes por lo que aparte del dolor de pareja tienen que estar preparados para el odio y “hate” de los seguidores de tu ex.

Adrián se queja que es falso que ejerció violencia económica contra su ex esposa: “Hace tres años le dije cada quien por su lado y le di 230 mil pesos”.

Obviamente, ningún hombre, ni yendo a Derechos Humanos, ni bajo amenazas, firmaría un divorcio diciendo que ejerció violencia doméstica contra su pareja.

Cuando alguien te la hace, da rabia y en venganza lo exhibes, pero cuando Sandra dijo que teme por la vida de sus abuelos que viven en un pueblo que visitó Adrián, eso no resiste ningún análisis porque sinceramente yo no creo que Tulancingo sea la casa de los abuelitos, creo que en Tulancingo viven más personas y no sólo la familia de Sandra Itzel y hay muchas razones por las que alguien quiere ir a un pueblo sea mágico o no sea mágico.

Dani Alves vive como en un circo romano

El futbolista brasileño-español Dani Alves dice que quiere seguir en el futbol aunque no aclara si como técnico o como jugador, y recuperar su prestigio que está muy abollado.

Dice que él se metió en su problema y solito va a salir, pero exige que los otros ya no opinen ni le carguen más culpas como hizo el mandatario de Brasil, Lula Da Silva, que expresó su opinión y criticó a la ley de Barcelona por haberlo dejado salir a seguir su juicio en libertad al pagar un millón de dólares de fianza.

¿Qué quiere el presidente de Brasil, que linchen a Dani Alves? ¿Acaso vivimos en el circo romano?

Qué triste que nuestra forma de sacar nuestros instintos más bajos que no hemos podido dominar es que queremos ver sangre, ver que sufran los ex triunfadores, ver cómo los destrozan, queremos devorarnos a todos como si nosotros fuéramos los agraviados pero una vez que el caso de Dani sea juzgado él como todo el mundo tiene derecho a rehacer su vida y a exigir que nadie se vuelva a meter en su vida nunca más.


Adrian di Monte denunció a Sandra Itzel ante el Ministerio Público por violencia intrafamiliar diciendo que teme por su integridad física y psicológica después de que ella lo acusara públicamente de violentarla física, sexual, emocional y económicamente, por lo que pide que ella nunca hable más de él y el Ministerio se lo concedió.

Adrián asegura que Sandra hace que la gente lo odie por ser extranjero y le mandó decir: “No soy balsero, soy cubano y no es bueno que incites a la xenofobia”.

Ambos tienen derecho a contar su versión y a abrir su boquita pero para pelear se necesitan dos y las peleas públicas son espectáculo mediático, el que grite más estridente tiene más seguidores y hay que recordar que aunque tus sentimientos estén desbordados, en boca cerrada no entran moscas y a los bocones los castiga el público en redes por lo que aparte del dolor de pareja tienen que estar preparados para el odio y “hate” de los seguidores de tu ex.

Adrián se queja que es falso que ejerció violencia económica contra su ex esposa: “Hace tres años le dije cada quien por su lado y le di 230 mil pesos”.

Obviamente, ningún hombre, ni yendo a Derechos Humanos, ni bajo amenazas, firmaría un divorcio diciendo que ejerció violencia doméstica contra su pareja.

Cuando alguien te la hace, da rabia y en venganza lo exhibes, pero cuando Sandra dijo que teme por la vida de sus abuelos que viven en un pueblo que visitó Adrián, eso no resiste ningún análisis porque sinceramente yo no creo que Tulancingo sea la casa de los abuelitos, creo que en Tulancingo viven más personas y no sólo la familia de Sandra Itzel y hay muchas razones por las que alguien quiere ir a un pueblo sea mágico o no sea mágico.

Dani Alves vive como en un circo romano

El futbolista brasileño-español Dani Alves dice que quiere seguir en el futbol aunque no aclara si como técnico o como jugador, y recuperar su prestigio que está muy abollado.

Dice que él se metió en su problema y solito va a salir, pero exige que los otros ya no opinen ni le carguen más culpas como hizo el mandatario de Brasil, Lula Da Silva, que expresó su opinión y criticó a la ley de Barcelona por haberlo dejado salir a seguir su juicio en libertad al pagar un millón de dólares de fianza.

¿Qué quiere el presidente de Brasil, que linchen a Dani Alves? ¿Acaso vivimos en el circo romano?

Qué triste que nuestra forma de sacar nuestros instintos más bajos que no hemos podido dominar es que queremos ver sangre, ver que sufran los ex triunfadores, ver cómo los destrozan, queremos devorarnos a todos como si nosotros fuéramos los agraviados pero una vez que el caso de Dani sea juzgado él como todo el mundo tiene derecho a rehacer su vida y a exigir que nadie se vuelva a meter en su vida nunca más.