/ jueves 14 de junio de 2018

Fuera de agenda | Últimos mensajes

Fue una ceremonia con sabor a despedida. El pasado viernes 8 de junio en las instalaciones del estadio de futbol “Sedena”, el general Salvador Cienfuegos Zepeda titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, encabezó la ceremonia donde se otorgó la condecoración “Distinción Militar” a 50 militares, 25 de ellos generales retirados, 11 más en servicio activo al igual que cuatro jefes, cuatro oficiales y seis elementos de tropa.

El acto tuvo una doble lectura. Por un lado se dio al finalizar la semana que comenzó con la noticia del fallo de un tribunal colegiado en Reynosa que ordenó crear una Comisión de la Verdad por el caso de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala.

Por el otro, uno de los dos de los militares de alto rango que acompañaron al general Cienfuegos al frente del acto, era el actual jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional, el general Alejandro Saavedra Hernández, quien en aquellas fechas era el comandante de la 35 zona militar en Chilpancingo. En la línea de mando fue quien recibió los reportes en tiempo real de la comandancia del 27 batallón de infantería en Iguala que intervino esa noche.

El general Saavedra, quien goza de todo el respaldo y confianza del general Cienfuegos, ha sido señalado por los padres de los estudiantes para que sea llamado a declarar por lo ocurrido en Iguala. En total hermetismo, en su momento se dijo que había declaraciones de altos mandos militares sobre lo acontecido ante la PGR, pero no se precisó si alguna de ellas correspondía a él.

El pasado viernes durante la ceremonia se aprovechó el evento para reconocer la trayectoria de un número considerables de generales. Uno de ellos el actual Oficial Mayor de la Sedena, el divisionario Eduardo Emilio Zárate Landero, quien en octubre próximo cumplirá la edad límite de 65 años para pasar a retiro. Dos exsubsecretarios fueron condecorados en la ceremonia, uno fue Alfredo Hernández Pimentel, quien ocupó ese cargo en el año 2000. Y otro el divisionario Delfino Mario Palmerín Cordero, quien estuvo a partir del 2001 por algún tiempo en ese cargo antes de partir a Inglaterra como agregado militar. En la actualidad es uno de los asesores del general Cienfuegos, reconocido durante su etapa de servicio por su trayectoria que lo colocó en la antesala de ser el secretario de la Defensa Nacional cuando en diciembre del año 2000 asumió la presidencia Vicente Fox. Un desencuentro con el entonces secretario Gerardo Clemente Vega García, motivó su salida del país.

Para que no existiera duda sobre el aprecio que el general secretario tiene con el general Palmerín, uno de los primeros oficiales egresados de Fort Bragg a mediados de los años 60 como Boina Verde,fue designado para leer el mensaje.

Las señales sucesorias al frente de la Sedena tampoco se hicieron esperar. Por su “destacada trayectoria militar”, otro de los condecorados fue el actual comandante de la Tercera Región Militar con sede en Mazatlán, y jurisdicción en Sinaloa y Durango, el general André Geoges Foullon Van Lissum.

@velediaz424

Fue una ceremonia con sabor a despedida. El pasado viernes 8 de junio en las instalaciones del estadio de futbol “Sedena”, el general Salvador Cienfuegos Zepeda titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, encabezó la ceremonia donde se otorgó la condecoración “Distinción Militar” a 50 militares, 25 de ellos generales retirados, 11 más en servicio activo al igual que cuatro jefes, cuatro oficiales y seis elementos de tropa.

El acto tuvo una doble lectura. Por un lado se dio al finalizar la semana que comenzó con la noticia del fallo de un tribunal colegiado en Reynosa que ordenó crear una Comisión de la Verdad por el caso de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala.

Por el otro, uno de los dos de los militares de alto rango que acompañaron al general Cienfuegos al frente del acto, era el actual jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional, el general Alejandro Saavedra Hernández, quien en aquellas fechas era el comandante de la 35 zona militar en Chilpancingo. En la línea de mando fue quien recibió los reportes en tiempo real de la comandancia del 27 batallón de infantería en Iguala que intervino esa noche.

El general Saavedra, quien goza de todo el respaldo y confianza del general Cienfuegos, ha sido señalado por los padres de los estudiantes para que sea llamado a declarar por lo ocurrido en Iguala. En total hermetismo, en su momento se dijo que había declaraciones de altos mandos militares sobre lo acontecido ante la PGR, pero no se precisó si alguna de ellas correspondía a él.

El pasado viernes durante la ceremonia se aprovechó el evento para reconocer la trayectoria de un número considerables de generales. Uno de ellos el actual Oficial Mayor de la Sedena, el divisionario Eduardo Emilio Zárate Landero, quien en octubre próximo cumplirá la edad límite de 65 años para pasar a retiro. Dos exsubsecretarios fueron condecorados en la ceremonia, uno fue Alfredo Hernández Pimentel, quien ocupó ese cargo en el año 2000. Y otro el divisionario Delfino Mario Palmerín Cordero, quien estuvo a partir del 2001 por algún tiempo en ese cargo antes de partir a Inglaterra como agregado militar. En la actualidad es uno de los asesores del general Cienfuegos, reconocido durante su etapa de servicio por su trayectoria que lo colocó en la antesala de ser el secretario de la Defensa Nacional cuando en diciembre del año 2000 asumió la presidencia Vicente Fox. Un desencuentro con el entonces secretario Gerardo Clemente Vega García, motivó su salida del país.

Para que no existiera duda sobre el aprecio que el general secretario tiene con el general Palmerín, uno de los primeros oficiales egresados de Fort Bragg a mediados de los años 60 como Boina Verde,fue designado para leer el mensaje.

Las señales sucesorias al frente de la Sedena tampoco se hicieron esperar. Por su “destacada trayectoria militar”, otro de los condecorados fue el actual comandante de la Tercera Región Militar con sede en Mazatlán, y jurisdicción en Sinaloa y Durango, el general André Geoges Foullon Van Lissum.

@velediaz424