/ jueves 11 de julio de 2019

Guardia Nacional: el reto

Todo cambio siempre implica un reto; el primero fue en sede legislativa con las reformas constitucionales y legales que lograron un amplio consenso, incluso, Morena apostó por la construcción de acuerdos en la expedición y reforma de las leyes secundarias donde podría haberlas aprobado con su mayoría en ambas cámaras.

Ahora, el desafío está en dos ámbitos. Primero, en el funcionamiento de la estrategia que se centra en la existencia de un amplio número de elementos que se desplieguen simultánea y permanentemente en todo el territorio del país. Esto no había sucedido antes, porque los elementos de las fuerzas federales eran insuficientes y sólo se enviaban por temporadas en determinados territorios en donde se suscitaba algún evento de inseguridad, eso generaba el famoso efecto “cucaracha” en el que los delincuentes se mudaban a estados vecinos. La simultaneidad de la estrategia permitirá que ese efecto no se repita.

El segundo reto está en que se palpen o perciban por la ciudadanía resultados en materia de seguridad que cambien la realidad heredada por 15 años de desatención, indolencia, complicidad e incompetencia que nos pusieron en esta situación. Por ejemplo, en el sexenio del presidente Felipe Calderón (ahora, asiduo crítico de todo lo que hace el nuevo gobierno) se gastaron cantidades estratosféricas en materia de seguridad, sin ningún resultado, sin estrategia y con acciones que sólo agravaron el fenómeno de la delincuencia.

Ahora se tiene, primero, reconocimiento del problema; segundo, atención prioritaria del mismo. El Presidente Andrés Manuel López Obrador atiende todos los días, como primer tema, los avances en materia de inseguridad.

Es por todo lo anterior que el último episodio de este tema sobre la inconformidad de los policías federales por su paso a la Guardia Nacional, viene a hacernos evidente que el reto es grande; nunca se pensó con este diseño vulnerar los beneficios de ninguna corporación y en la construcción de esa nueva fuerza de seguridad debe seguir imperando el diálogo y la concertación. Estoy convencido de que vamos por buen camino en el combate a la delincuencia, no será un camino fácil, pero con disposición y unión, pronto se verán resultados.

Diputado federal por Morena

@Sergeluna_S

Todo cambio siempre implica un reto; el primero fue en sede legislativa con las reformas constitucionales y legales que lograron un amplio consenso, incluso, Morena apostó por la construcción de acuerdos en la expedición y reforma de las leyes secundarias donde podría haberlas aprobado con su mayoría en ambas cámaras.

Ahora, el desafío está en dos ámbitos. Primero, en el funcionamiento de la estrategia que se centra en la existencia de un amplio número de elementos que se desplieguen simultánea y permanentemente en todo el territorio del país. Esto no había sucedido antes, porque los elementos de las fuerzas federales eran insuficientes y sólo se enviaban por temporadas en determinados territorios en donde se suscitaba algún evento de inseguridad, eso generaba el famoso efecto “cucaracha” en el que los delincuentes se mudaban a estados vecinos. La simultaneidad de la estrategia permitirá que ese efecto no se repita.

El segundo reto está en que se palpen o perciban por la ciudadanía resultados en materia de seguridad que cambien la realidad heredada por 15 años de desatención, indolencia, complicidad e incompetencia que nos pusieron en esta situación. Por ejemplo, en el sexenio del presidente Felipe Calderón (ahora, asiduo crítico de todo lo que hace el nuevo gobierno) se gastaron cantidades estratosféricas en materia de seguridad, sin ningún resultado, sin estrategia y con acciones que sólo agravaron el fenómeno de la delincuencia.

Ahora se tiene, primero, reconocimiento del problema; segundo, atención prioritaria del mismo. El Presidente Andrés Manuel López Obrador atiende todos los días, como primer tema, los avances en materia de inseguridad.

Es por todo lo anterior que el último episodio de este tema sobre la inconformidad de los policías federales por su paso a la Guardia Nacional, viene a hacernos evidente que el reto es grande; nunca se pensó con este diseño vulnerar los beneficios de ninguna corporación y en la construcción de esa nueva fuerza de seguridad debe seguir imperando el diálogo y la concertación. Estoy convencido de que vamos por buen camino en el combate a la delincuencia, no será un camino fácil, pero con disposición y unión, pronto se verán resultados.

Diputado federal por Morena

@Sergeluna_S

lunes 02 de diciembre de 2019

Un año de la presidencia de López Obrador

miércoles 21 de agosto de 2019

El futuro de Morena

miércoles 24 de julio de 2019

¿Los robots harán nuestro trabajo?

jueves 18 de julio de 2019

El futuro de Morena

jueves 11 de julio de 2019

Guardia Nacional: el reto

miércoles 26 de junio de 2019

Mitos y leyendas sobre la reforma electoral

miércoles 29 de mayo de 2019

Debatamos la reforma electoral

Cargar Más