/ miércoles 12 de febrero de 2020

Igualdad de género: compromiso latinoamericano

En el contexto de movimientos feministas en varios países de la región, consolidar en América Latina los progresos alcanzados en materia de igualdad de género y derechos de las mujeres, es un asunto no sólo necesario, sino urgente.

Para ello, resulta importante atender el “Compromiso de Santiago” que, en el marco de la XIV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, fue firmado a finales de enero por los 46 integrantes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Deseo destacar en este espacio, que es fundamental trabajar, de los 48 acuerdos contenidos en el Compromiso de Santiago, el relativo a las medidas necesarias que los estados deben tomar para acelerar la efectiva implementación de la Plataforma de Acción de Beijing y de la Agenda Regional de Género, a través de la presupuestación con perspectiva de género, así como el pertinente seguimiento y su debida rendición de cuentas. Lo anterior, con miras a reforzar la aplicación de políticas de igualdad en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

No debemos olvidar que en el 2020 se cumplen 25 años de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, motivo por el cual Naciones Unidas ha convocado al “Foro Generación Igualdad”, para la igualdad de género, que se llevará a cabo de manera dual, con sede en México (7 y 8 de mayo de 2020) y en Francia (7 al 10 de julio de 2020). El esfuerzo a través de años de trabajo ha llevado a México a gozar de un papel protagónico y como anfitriones, hay que estar a la altura.

Recordemos que las acciones acordadas en el Compromiso de Santiago retoman, también, la amplia experiencia heredada de los consensos internacionales previos, tales como la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (conocida como CEDAW por sus siglas en inglés) en 1979; la Conferencia de Derechos Humanos de Viena de 1993; la Conferencia del Cairo de 1994; y de manera especial, la Estrategia de Montevideo, aprobada en 2016, para la Implementación de la Agenda Regional de Género, claro, en el Marco del Desarrollo Sostenible hacia 2030.

Será en Argentina, en el año 2022, cuando se reúna nuevamente la Conferencia Regional auspiciada por la CEPAL, para dar cuenta de los avances alcanzados en los Compromisos de Santiago. Por el bien de todas y todos, esperemos tener buenas noticias para entonces.



#IgualdadDeGénero

#igualdadALC

#AgendaRegionalDeGénero




@ClauCorichi

En el contexto de movimientos feministas en varios países de la región, consolidar en América Latina los progresos alcanzados en materia de igualdad de género y derechos de las mujeres, es un asunto no sólo necesario, sino urgente.

Para ello, resulta importante atender el “Compromiso de Santiago” que, en el marco de la XIV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, fue firmado a finales de enero por los 46 integrantes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Deseo destacar en este espacio, que es fundamental trabajar, de los 48 acuerdos contenidos en el Compromiso de Santiago, el relativo a las medidas necesarias que los estados deben tomar para acelerar la efectiva implementación de la Plataforma de Acción de Beijing y de la Agenda Regional de Género, a través de la presupuestación con perspectiva de género, así como el pertinente seguimiento y su debida rendición de cuentas. Lo anterior, con miras a reforzar la aplicación de políticas de igualdad en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

No debemos olvidar que en el 2020 se cumplen 25 años de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, motivo por el cual Naciones Unidas ha convocado al “Foro Generación Igualdad”, para la igualdad de género, que se llevará a cabo de manera dual, con sede en México (7 y 8 de mayo de 2020) y en Francia (7 al 10 de julio de 2020). El esfuerzo a través de años de trabajo ha llevado a México a gozar de un papel protagónico y como anfitriones, hay que estar a la altura.

Recordemos que las acciones acordadas en el Compromiso de Santiago retoman, también, la amplia experiencia heredada de los consensos internacionales previos, tales como la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (conocida como CEDAW por sus siglas en inglés) en 1979; la Conferencia de Derechos Humanos de Viena de 1993; la Conferencia del Cairo de 1994; y de manera especial, la Estrategia de Montevideo, aprobada en 2016, para la Implementación de la Agenda Regional de Género, claro, en el Marco del Desarrollo Sostenible hacia 2030.

Será en Argentina, en el año 2022, cuando se reúna nuevamente la Conferencia Regional auspiciada por la CEPAL, para dar cuenta de los avances alcanzados en los Compromisos de Santiago. Por el bien de todas y todos, esperemos tener buenas noticias para entonces.



#IgualdadDeGénero

#igualdadALC

#AgendaRegionalDeGénero




@ClauCorichi

jueves 20 de febrero de 2020

Feminicidios e indignación social

miércoles 12 de febrero de 2020

Igualdad de género: compromiso latinoamericano

miércoles 05 de febrero de 2020

Etiquetados, obesidad y comercio internacional

miércoles 29 de enero de 2020

Niñez en guerra

miércoles 22 de enero de 2020

Davos, luces y sombras

miércoles 15 de enero de 2020

Australia en llamas

miércoles 08 de enero de 2020

Más aerolíneas, mejores vuelos

miércoles 18 de diciembre de 2019

Varias caras de la migración

miércoles 11 de diciembre de 2019

Salud, la otra tragedia de México

miércoles 04 de diciembre de 2019

Educación, la tragedia de México

Cargar Más