/ domingo 17 de marzo de 2019

La Bipolaridad en el Campo Mexicano (2)

En nuestra columna anterior señalamos que la gran mayoría de las unidades económicas en el campo, representan una agricultura familiar o de subsistencia, con una vinculación nula o limitada a los mercados, estamos hablando del 81% del total.

También señalamos la importancia de definir políticas públicas adecuadas y programas de apoyo que atiendan las diferentes necesidades que existen para los diferentes tamaños de productores, con el fin de lograr elevar la productividad del campo mexicano.

El Nuevo Gobierno que Preside el Lic. Andrés Manuel López Obrador ha conformado 4 nuevos programas de apoyo que se dirigen precisamente a este segmento especifico de la población (pequeños y medianos productores), a través de la Secretaría deAgricultura y Desarrollo Rural, programas como producción para el bienestar, precios de garantía, crédito ganadero a la palabra y el de fertilizantes; solo estos 4 programas representan el 31.3%, equivalente a $ 20.5 miles de millones de pesos del total de presupuesto de egresos aprobado para esta dependencia el2019.

Asimismo, existen otros programas como fomento a la agricultura, fomento ganadero, agromercados sociales y sustentables, fomento a la productividad acuícola y pesquera, desarrollo rural, concurrencia con las entidades federativas y el de sanidad e inocuidad agroalimentaria que atienden a todos los estratos de productores conciertas limitaciones en hectáreas en algunos de ellos, lo cual deja fuera una parte importante de quienes producen la mayor parte de los alimentos en este país; como comentábamos en la columna anterior, la competencia no debe estar entre productores pequeños, medianos y grandes de nuestro México; la competencia esta con productores de otros países, principalmente con los que tenemos tratados o acuerdos comerciales.

Reconociendo que existe una dualidad en el campo mexicano, donde la mayoría de los productores o de las unidades económicas no están integradas a los mercados y solamente cerca de un 20% del total son las que están inmersas en el sistema de comercio nacional e internacional de la cadena productiva, se hace necesario el contar con políticas públicas diferenciadas para poder lograr lo que son los principales objetivos que se tienen como Gobierno y como sector, que en lo personal los reduciría a los siguientes : 1) aumentar la producción de alimentos y disminuir la dependencia alimentaria; 2) elevar la productividad y competitividad ; 3) reducirla pobreza en las zonas rurales; 4) generar más y mejores empleos en el campo;5) incrementar las exportaciones agroalimentarias; 6) generar sistemas sustentables de producción;7) reducir la desigualdad en el sector y aprovecharlos potenciales productivos de nuestro país.

Requerimos cambiar el rostro del campo mexicano, y tener un solo campo; no un campo Bipolar, requerimos un campo que sea más productivo, incluyente y sustentable. Que el campo mexicano, sea sinónimo de progreso y oportunidades, y que sea un motor de desarrollo de la economía que permita un mayor bienestar para todos los mexicanos.

Lo importante, es que el potencial existe, la voluntad del nuevo Gobierno, es evidente y en el sector productivo existe una gran necesidad y el entusiasmo para lograrlo.


Director General

Consejo Nacional Agropecuario.



En nuestra columna anterior señalamos que la gran mayoría de las unidades económicas en el campo, representan una agricultura familiar o de subsistencia, con una vinculación nula o limitada a los mercados, estamos hablando del 81% del total.

También señalamos la importancia de definir políticas públicas adecuadas y programas de apoyo que atiendan las diferentes necesidades que existen para los diferentes tamaños de productores, con el fin de lograr elevar la productividad del campo mexicano.

El Nuevo Gobierno que Preside el Lic. Andrés Manuel López Obrador ha conformado 4 nuevos programas de apoyo que se dirigen precisamente a este segmento especifico de la población (pequeños y medianos productores), a través de la Secretaría deAgricultura y Desarrollo Rural, programas como producción para el bienestar, precios de garantía, crédito ganadero a la palabra y el de fertilizantes; solo estos 4 programas representan el 31.3%, equivalente a $ 20.5 miles de millones de pesos del total de presupuesto de egresos aprobado para esta dependencia el2019.

Asimismo, existen otros programas como fomento a la agricultura, fomento ganadero, agromercados sociales y sustentables, fomento a la productividad acuícola y pesquera, desarrollo rural, concurrencia con las entidades federativas y el de sanidad e inocuidad agroalimentaria que atienden a todos los estratos de productores conciertas limitaciones en hectáreas en algunos de ellos, lo cual deja fuera una parte importante de quienes producen la mayor parte de los alimentos en este país; como comentábamos en la columna anterior, la competencia no debe estar entre productores pequeños, medianos y grandes de nuestro México; la competencia esta con productores de otros países, principalmente con los que tenemos tratados o acuerdos comerciales.

Reconociendo que existe una dualidad en el campo mexicano, donde la mayoría de los productores o de las unidades económicas no están integradas a los mercados y solamente cerca de un 20% del total son las que están inmersas en el sistema de comercio nacional e internacional de la cadena productiva, se hace necesario el contar con políticas públicas diferenciadas para poder lograr lo que son los principales objetivos que se tienen como Gobierno y como sector, que en lo personal los reduciría a los siguientes : 1) aumentar la producción de alimentos y disminuir la dependencia alimentaria; 2) elevar la productividad y competitividad ; 3) reducirla pobreza en las zonas rurales; 4) generar más y mejores empleos en el campo;5) incrementar las exportaciones agroalimentarias; 6) generar sistemas sustentables de producción;7) reducir la desigualdad en el sector y aprovecharlos potenciales productivos de nuestro país.

Requerimos cambiar el rostro del campo mexicano, y tener un solo campo; no un campo Bipolar, requerimos un campo que sea más productivo, incluyente y sustentable. Que el campo mexicano, sea sinónimo de progreso y oportunidades, y que sea un motor de desarrollo de la economía que permita un mayor bienestar para todos los mexicanos.

Lo importante, es que el potencial existe, la voluntad del nuevo Gobierno, es evidente y en el sector productivo existe una gran necesidad y el entusiasmo para lograrlo.


Director General

Consejo Nacional Agropecuario.



domingo 12 de mayo de 2019

Hay que apostarle al Campo

domingo 14 de abril de 2019

México: Potencia Agroalimentaria

domingo 07 de abril de 2019

Certidumbre: para lograr el Crecimiento

domingo 24 de marzo de 2019

Para crecer en el campo mexicano

domingo 17 de marzo de 2019

La Bipolaridad en el Campo Mexicano (2)

domingo 10 de marzo de 2019

La Bipolaridad en el Campo Mexicano (1)

viernes 01 de marzo de 2019

La agroalimentación en cifras

viernes 15 de febrero de 2019

Autosuficiencia alimentaria