/ sábado 14 de julio de 2018

La clave de sol

POR TANIA AVILES

¿Qué hay del Día Mundial del Rock?

Ayer se celebró el Día Mundial del Rock, evidentemente el onomástico fue tendencia en redes sociales, y las fotos y hashtags circularon durante todo el día en la red, pero ¿Realmente sabemos el origen de la celebración y las causas?

¿POR QUÉ SE CELEBRA?

Fue en 1985 cuando se llevó a cabo el festival Live Aid (Ayuda en Vivo), a partir de la iniciativa del músico y actor irlandés Bob Geldof, para ayudar a combatir la hambruna en Etiopía. El concierto se llevó a cabo de manera simultánea en los estadios de Wembley en Londres, Inglaterra y en el John F. Kennedy de Filadelfia, Estados Unidos.

RECAUDACIÓN

Según fuentes oficiales, la recaudación del evento fue de un total de 30 millones de libras, unos 40 millones de dólares.

AUDIENCIA

Live Aid fue transmitido en 72 países, con una audiencia de alrededor de mil 700 millones de espectadores, en directo por televisión.

LINEUP

El festival más exitoso de todos los tiempos, contó con la presencia de las bandas más grandes y emblemáticas de esos momentos: Led Zeppelin, The Who, Black Sabbath, Queen, Sting, Judas Priest, Duran Duran, U2, Scorpions, Paul McCartney, Eric Clapton y Phil Collins, entre otros.

El inicio de este festival tuvo la intención de ayudar a un país en desgracia, pero tristemente hoy, según cifras de la ONU, hasta 2017, más de 20 millones de personas se encontraban en serio peligro debido a la hambruna en África.

El rock siempre ha tenido la filosofía de ser contestatario, de ayudar a crear una conciencia colectiva a través de la música. Hay canciones que han servido de verdadera inspiración para soñar con un mundo mejor, donde exista la justicia, donde se cuide el planeta y donde se ayude al que más necesita. Algunos temas se han convertido en verdaderos himnos que claman justicia, ante acontecimientos que sacuden al mundo.

¿Qué me dicen de ¿Frijolero, de Molotov?, que, aunque fue escrita hace 15 años, se encuentra más vigente que nunca, ante la discriminación y racismo que viven los migrantes en el vecino país del norte. La carencia, de Panteón Rococó, retrata perfecto la crisis económica que desde hace años afecta el nivel de vida de la gente y la lucha por la supervivencia, con un salario que no alcanza. En fin, la lista podría ser grande y qué bueno que a las bandas no se les olvide que su mensaje puede llegar a millones, como una esperanza, como un “alzar la voz” o simplemente como “un abrazo” o un “me importas y te lo hago saber a través de mis letras y notas musicales”.

Sin embargo, para muchas bandas, lejos quedó esta ideología y pareciera que hoy lo más importante es vender discos, llevar la vida placentera de un rockstar, viajar por el mundo, dar autógrafos, ser aclamado por la multitud, acumular seguidores y likes en la web, y que lo que pasa en la vida de millones, a nivel económico o social, es ajeno a su arte.

Ojalá que más allá de una fecha, la esencia del rock no se nos olvide nunca, a quienes lo producen y a quienes lo consumimos, y que la música y la diversión, vaya acompañada de conciencia, paz, respeto y una lucha por la igualdad y la justicia. Siendo así, como diría en buen Alex Lora, ¡Y que viva el Rock and Roll!


POR TANIA AVILES

¿Qué hay del Día Mundial del Rock?

Ayer se celebró el Día Mundial del Rock, evidentemente el onomástico fue tendencia en redes sociales, y las fotos y hashtags circularon durante todo el día en la red, pero ¿Realmente sabemos el origen de la celebración y las causas?

¿POR QUÉ SE CELEBRA?

Fue en 1985 cuando se llevó a cabo el festival Live Aid (Ayuda en Vivo), a partir de la iniciativa del músico y actor irlandés Bob Geldof, para ayudar a combatir la hambruna en Etiopía. El concierto se llevó a cabo de manera simultánea en los estadios de Wembley en Londres, Inglaterra y en el John F. Kennedy de Filadelfia, Estados Unidos.

RECAUDACIÓN

Según fuentes oficiales, la recaudación del evento fue de un total de 30 millones de libras, unos 40 millones de dólares.

AUDIENCIA

Live Aid fue transmitido en 72 países, con una audiencia de alrededor de mil 700 millones de espectadores, en directo por televisión.

LINEUP

El festival más exitoso de todos los tiempos, contó con la presencia de las bandas más grandes y emblemáticas de esos momentos: Led Zeppelin, The Who, Black Sabbath, Queen, Sting, Judas Priest, Duran Duran, U2, Scorpions, Paul McCartney, Eric Clapton y Phil Collins, entre otros.

El inicio de este festival tuvo la intención de ayudar a un país en desgracia, pero tristemente hoy, según cifras de la ONU, hasta 2017, más de 20 millones de personas se encontraban en serio peligro debido a la hambruna en África.

El rock siempre ha tenido la filosofía de ser contestatario, de ayudar a crear una conciencia colectiva a través de la música. Hay canciones que han servido de verdadera inspiración para soñar con un mundo mejor, donde exista la justicia, donde se cuide el planeta y donde se ayude al que más necesita. Algunos temas se han convertido en verdaderos himnos que claman justicia, ante acontecimientos que sacuden al mundo.

¿Qué me dicen de ¿Frijolero, de Molotov?, que, aunque fue escrita hace 15 años, se encuentra más vigente que nunca, ante la discriminación y racismo que viven los migrantes en el vecino país del norte. La carencia, de Panteón Rococó, retrata perfecto la crisis económica que desde hace años afecta el nivel de vida de la gente y la lucha por la supervivencia, con un salario que no alcanza. En fin, la lista podría ser grande y qué bueno que a las bandas no se les olvide que su mensaje puede llegar a millones, como una esperanza, como un “alzar la voz” o simplemente como “un abrazo” o un “me importas y te lo hago saber a través de mis letras y notas musicales”.

Sin embargo, para muchas bandas, lejos quedó esta ideología y pareciera que hoy lo más importante es vender discos, llevar la vida placentera de un rockstar, viajar por el mundo, dar autógrafos, ser aclamado por la multitud, acumular seguidores y likes en la web, y que lo que pasa en la vida de millones, a nivel económico o social, es ajeno a su arte.

Ojalá que más allá de una fecha, la esencia del rock no se nos olvide nunca, a quienes lo producen y a quienes lo consumimos, y que la música y la diversión, vaya acompañada de conciencia, paz, respeto y una lucha por la igualdad y la justicia. Siendo así, como diría en buen Alex Lora, ¡Y que viva el Rock and Roll!