/ domingo 25 de agosto de 2019

La felicidad del pueblo

UN MUNDO FELIZ… FELIZ, FELIZ…


El pasado lunes, Andrés Manuel López Obrador, dijo que en su informe de Gobierno se referirá a la felicidad del pueblo, afirmando que no existe el mal humor social: Se dan estos casos – manifestaciones con dejos de violencia suscitadas recientemente-, pero en general, lo voy a decir, hasta se los adelanto, en mi informe; el pueblo está feliz, feliz, feliz, hay un ambiente de felicidad, el pueblo está muy contento, mucho muy contento, alegres. Entonces, no hay mal humor social", dijo.

Así pues, derivado de un decreto mañanero –como lo acostumbra el “Pejidente”, este México nuestro es “inmensamente feliz”… la felicidad nos invade sin importar –según datos de López-, el enojo de enfermos y familiares a quienes han dejado de brindar tratamiento y medicamentos; no cuenta tampoco el malestar de las madres con necesidad de trabajar ante la desaparición cada día más evidente de las estancias en donde dejaban a sus hijos en tanto ellas realizaban las tareas para llevar sustento al hogar; igualmente, Andrés López desconoce la frustración de adoloridas familias de víctimas secuestradas, asesinadas, desparecidas por el crimen organizado; y qué decir de campesinos y productores que bloquean carreteras y avenidas por los recortes y modificaciones en los apoyos al campo… evidentemente y sin afán de justificar, la manifestación de miles de mujeres hartas e iracundas al padecer la violencia, el acoso, los innumerables riesgos que han llegado a la muerte de miles de ellas, que se han atrevido a gritar “ya basta”, a pintar, y provocar desmanes con tal de ser escuchadas, es caso omiso para el presidente en su “Mundo –México-, feliz”…

Ante insistentes cuestionamientos respecto a sus dichos, el mandatario reveló que su fuente es una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), aunque no especificó cuál es: “Me voy a apoyar en una encuesta que hizo el Inegi, donde la gente manifestó que está contenta, esa es mi fuente, pero lo haré por escrito; adelanto que esa es mi fuente”, señaló.

Por supuesto, se trata de una percepción idílica del presidente, sobre un “supuesto sentir” de la sociedad mexicana; no obstante, obedece a la percepción muy personal de Andrés Manuel, toda vez que anticipa el sentido en que dirigirá su primer Informe de Gobierno el próximo 1 de septiembre, en un evento que pretenderá informar a “su pueblo” los alcances de los primeros 10 meses de gobierno: un mensaje triunfalista, n el que dirá lo que quisiera escuchar, con base en sus datos, mas no en la realidad que vivimos, apreciamos y percibimos la inmensa mayoría de los “otros mexicanos”; sin embargo, no oiremos un balance real de su gobierno y del país.

Se trata de un presidente que basa sus datos en la propia percepción de giras, encuentros sociales y convivencias públicas por los Estados del país que, hemos de reconocer, ha recorrido, por lo que su popularidad y cercanía con su gente, es y será difícil de alcanzar en estos tiempos: baste ver los aglomeramientos que provoca su presencia en cuanto sitio público se pare…

Y bueno; otorgando sin conceder, quizá no sea tan malo que el “Pejidente” crea que su pueblo está feliz; ciertamente, es bueno tener un presidente optimista, aunque sería mejor si también volteara a ver a su pueblo, y me refiero a quienes padecemos la incertidumbre de la época –eso sí, es una realidad-, derivado de la gran cantidad de factores que nos aquejan: falta de empleo, inseguridad, economía, salud, etcétera…

Aristóteles afirma que la felicidad es una actividad de acuerdo a la virtud; de acuerdo con ello, quien es feliz vive y actúa bien. Siendo honestos, la mayoría de los mexicanos no viven bien, como consecuencia, muchos no obran bien; no obstante, para López Obrador, en medio de un mundo de terror, el pueblo está feliz, feliz, feliz!!!

De última hora, este viernes luego de conocerse que el índice de crecimiento del país se ubica en tasa “0”, nuestro presidente declara que la mayoría de los mexicanos tiene mejor nivel de vida… "Nos importa el crecimiento, pero nos importa más el desarrollo porque crecer es crear y el desarrollo es crear riqueza y distribuirla; vamos muy distinto a lo que piensan los expertos", aseveró.


Seguimos pues en un mundo feliz, feliz, feliz!!!

gamogui@hotmail.com


UN MUNDO FELIZ… FELIZ, FELIZ…


El pasado lunes, Andrés Manuel López Obrador, dijo que en su informe de Gobierno se referirá a la felicidad del pueblo, afirmando que no existe el mal humor social: Se dan estos casos – manifestaciones con dejos de violencia suscitadas recientemente-, pero en general, lo voy a decir, hasta se los adelanto, en mi informe; el pueblo está feliz, feliz, feliz, hay un ambiente de felicidad, el pueblo está muy contento, mucho muy contento, alegres. Entonces, no hay mal humor social", dijo.

Así pues, derivado de un decreto mañanero –como lo acostumbra el “Pejidente”, este México nuestro es “inmensamente feliz”… la felicidad nos invade sin importar –según datos de López-, el enojo de enfermos y familiares a quienes han dejado de brindar tratamiento y medicamentos; no cuenta tampoco el malestar de las madres con necesidad de trabajar ante la desaparición cada día más evidente de las estancias en donde dejaban a sus hijos en tanto ellas realizaban las tareas para llevar sustento al hogar; igualmente, Andrés López desconoce la frustración de adoloridas familias de víctimas secuestradas, asesinadas, desparecidas por el crimen organizado; y qué decir de campesinos y productores que bloquean carreteras y avenidas por los recortes y modificaciones en los apoyos al campo… evidentemente y sin afán de justificar, la manifestación de miles de mujeres hartas e iracundas al padecer la violencia, el acoso, los innumerables riesgos que han llegado a la muerte de miles de ellas, que se han atrevido a gritar “ya basta”, a pintar, y provocar desmanes con tal de ser escuchadas, es caso omiso para el presidente en su “Mundo –México-, feliz”…

Ante insistentes cuestionamientos respecto a sus dichos, el mandatario reveló que su fuente es una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), aunque no especificó cuál es: “Me voy a apoyar en una encuesta que hizo el Inegi, donde la gente manifestó que está contenta, esa es mi fuente, pero lo haré por escrito; adelanto que esa es mi fuente”, señaló.

Por supuesto, se trata de una percepción idílica del presidente, sobre un “supuesto sentir” de la sociedad mexicana; no obstante, obedece a la percepción muy personal de Andrés Manuel, toda vez que anticipa el sentido en que dirigirá su primer Informe de Gobierno el próximo 1 de septiembre, en un evento que pretenderá informar a “su pueblo” los alcances de los primeros 10 meses de gobierno: un mensaje triunfalista, n el que dirá lo que quisiera escuchar, con base en sus datos, mas no en la realidad que vivimos, apreciamos y percibimos la inmensa mayoría de los “otros mexicanos”; sin embargo, no oiremos un balance real de su gobierno y del país.

Se trata de un presidente que basa sus datos en la propia percepción de giras, encuentros sociales y convivencias públicas por los Estados del país que, hemos de reconocer, ha recorrido, por lo que su popularidad y cercanía con su gente, es y será difícil de alcanzar en estos tiempos: baste ver los aglomeramientos que provoca su presencia en cuanto sitio público se pare…

Y bueno; otorgando sin conceder, quizá no sea tan malo que el “Pejidente” crea que su pueblo está feliz; ciertamente, es bueno tener un presidente optimista, aunque sería mejor si también volteara a ver a su pueblo, y me refiero a quienes padecemos la incertidumbre de la época –eso sí, es una realidad-, derivado de la gran cantidad de factores que nos aquejan: falta de empleo, inseguridad, economía, salud, etcétera…

Aristóteles afirma que la felicidad es una actividad de acuerdo a la virtud; de acuerdo con ello, quien es feliz vive y actúa bien. Siendo honestos, la mayoría de los mexicanos no viven bien, como consecuencia, muchos no obran bien; no obstante, para López Obrador, en medio de un mundo de terror, el pueblo está feliz, feliz, feliz!!!

De última hora, este viernes luego de conocerse que el índice de crecimiento del país se ubica en tasa “0”, nuestro presidente declara que la mayoría de los mexicanos tiene mejor nivel de vida… "Nos importa el crecimiento, pero nos importa más el desarrollo porque crecer es crear y el desarrollo es crear riqueza y distribuirla; vamos muy distinto a lo que piensan los expertos", aseveró.


Seguimos pues en un mundo feliz, feliz, feliz!!!

gamogui@hotmail.com


domingo 20 de octubre de 2019

Seguridad de miedo

domingo 13 de octubre de 2019

Ciudad secuestrada

domingo 29 de septiembre de 2019

Cambio Climático

domingo 15 de septiembre de 2019

Fuchila, wakala!!

domingo 08 de septiembre de 2019

Xochimilco…

domingo 01 de septiembre de 2019

Desabasto de medicamentos

domingo 25 de agosto de 2019

La felicidad del pueblo

domingo 18 de agosto de 2019

El buen juez, por su casa empieza...

domingo 11 de agosto de 2019

Pobreza

domingo 04 de agosto de 2019

Crímen

Cargar Más