/ domingo 9 de febrero de 2020

¿La lealtad del Ejército?

A 189 años del fusilamiento del héroe consumador de la Independencia Nacional,

Vicente Guerrero, quien consagró en una frase su ideario: “La Patria es primero”.


El día de hoy los mexicanos conmemoramos un hecho de gran trascendencia para la vida nacional. Hace 107 años, en un México que estaba reponiéndose de la inestabilidad causada por la lucha armada que obligó a renunciar tras 31 años en el poder al Gral. Porfirio Díaz y celebrar elecciones para elegir un nuevo presidente, se enfrentaba al peligro de un golpe de Estado orquestado desde el propio gobierno con ayuda del representante de un poder extranjero, para derrocar a Francisco I. Madero y con él al imperio de la Constitución y de la ley.

El 9 de febrero de 1913 dio inicio la Decena Trágica que concluiría fatalmente a pesar de los esfuerzos realizados por destacados militares para hacer prevalecer la Constitución y salvar la vida del presidente y vicepresidente. Fue el Castillo de Chapultepec el sitio en el que nobeles cadetes arriesgaron su vida para proteger y conducir al presidente Francisco I. Madero a la sede del Poder Ejecutivo Federal, el Palacio Nacional, y desde ahí intentar sofocar la conspiración.

La protección del Presidente de la República costó la vida del teniente alumno Gerardo Ríos Covarrubias.

Sin embargo, la mecha de la ambición y la traición ya había sido prendida y el Presidente Madero no podría apagarla, sino con su propia sangre, la cual sería, paradójicamente, la semilla de la institución que desde 1913 ha custodiado la vida republicana y democrática de México: el Ejército Constitucionalista.

El mes de febrero ocupa un lugar muy destacado en el calendario cívico de México, ya que además de conmemorar la Marcha de la Lealtad, también contempla el día que el gobernador maderista de Coahuila, Venustiano Carranza, propuso una excitativa al Congreso local, que tras aprobar convirtió en el Decreto número 1421 pidiendo desconocer el gobierno del usurpador y crear un cuerpo leal a la Constitución, encargado de combatir al usurpador y conducir los destinos del país por el camino de la constitucionalidad.

No es casualidad que nuestro país haya cumplido el mayor tiempo de paz y desarrollo que haya conocido con el centenario de la Constitución de 1917, pero también con el centenario del Ejército en 2013, siendo una fuerza encargada de velar por la soberanía nacional, institucionalidad del poder público, prevalecía del régimen constitucional y salvaguarda de la seguridad interior.

Por ello, este día las Fuerzas Armadas refrendarán en la persona del Gral. Luis Cresencio Sandoval González, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, su lealtad a las instituciones de la República.

Los soldados mexicanos provienen de toda la geografía nacional, tratándose de mujeres y hombres esforzados, producto de la cultura del esfuerzo y de una profunda vocación de servicio y disciplina, que les permite acatar las órdenes del Comandante Supremo y cumplir a cabalidad con todas las misiones que les son encomendadas.

Es fácil decirlo, peo difícil lograrlo. El único ente poseedor de una capacidad de respuesta inmediata ante una emergencia natural o antropogénica en cualquier punto del territorio nacional, con el Ejército y la Marina. Ésa es la fuerza que el pueblo de México les ha confiado y que ellos han sabido desarrollar y perfeccionar en beneficio de la Nación.

Los actuales son tiempos de cambio y de retos, pero lo único que no cambia es la férrea voluntad de servicio y disciplina que caracteriza a las Fuerzas Armadas de México.

@jlcamachov

A 189 años del fusilamiento del héroe consumador de la Independencia Nacional,

Vicente Guerrero, quien consagró en una frase su ideario: “La Patria es primero”.


El día de hoy los mexicanos conmemoramos un hecho de gran trascendencia para la vida nacional. Hace 107 años, en un México que estaba reponiéndose de la inestabilidad causada por la lucha armada que obligó a renunciar tras 31 años en el poder al Gral. Porfirio Díaz y celebrar elecciones para elegir un nuevo presidente, se enfrentaba al peligro de un golpe de Estado orquestado desde el propio gobierno con ayuda del representante de un poder extranjero, para derrocar a Francisco I. Madero y con él al imperio de la Constitución y de la ley.

El 9 de febrero de 1913 dio inicio la Decena Trágica que concluiría fatalmente a pesar de los esfuerzos realizados por destacados militares para hacer prevalecer la Constitución y salvar la vida del presidente y vicepresidente. Fue el Castillo de Chapultepec el sitio en el que nobeles cadetes arriesgaron su vida para proteger y conducir al presidente Francisco I. Madero a la sede del Poder Ejecutivo Federal, el Palacio Nacional, y desde ahí intentar sofocar la conspiración.

La protección del Presidente de la República costó la vida del teniente alumno Gerardo Ríos Covarrubias.

Sin embargo, la mecha de la ambición y la traición ya había sido prendida y el Presidente Madero no podría apagarla, sino con su propia sangre, la cual sería, paradójicamente, la semilla de la institución que desde 1913 ha custodiado la vida republicana y democrática de México: el Ejército Constitucionalista.

El mes de febrero ocupa un lugar muy destacado en el calendario cívico de México, ya que además de conmemorar la Marcha de la Lealtad, también contempla el día que el gobernador maderista de Coahuila, Venustiano Carranza, propuso una excitativa al Congreso local, que tras aprobar convirtió en el Decreto número 1421 pidiendo desconocer el gobierno del usurpador y crear un cuerpo leal a la Constitución, encargado de combatir al usurpador y conducir los destinos del país por el camino de la constitucionalidad.

No es casualidad que nuestro país haya cumplido el mayor tiempo de paz y desarrollo que haya conocido con el centenario de la Constitución de 1917, pero también con el centenario del Ejército en 2013, siendo una fuerza encargada de velar por la soberanía nacional, institucionalidad del poder público, prevalecía del régimen constitucional y salvaguarda de la seguridad interior.

Por ello, este día las Fuerzas Armadas refrendarán en la persona del Gral. Luis Cresencio Sandoval González, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, su lealtad a las instituciones de la República.

Los soldados mexicanos provienen de toda la geografía nacional, tratándose de mujeres y hombres esforzados, producto de la cultura del esfuerzo y de una profunda vocación de servicio y disciplina, que les permite acatar las órdenes del Comandante Supremo y cumplir a cabalidad con todas las misiones que les son encomendadas.

Es fácil decirlo, peo difícil lograrlo. El único ente poseedor de una capacidad de respuesta inmediata ante una emergencia natural o antropogénica en cualquier punto del territorio nacional, con el Ejército y la Marina. Ésa es la fuerza que el pueblo de México les ha confiado y que ellos han sabido desarrollar y perfeccionar en beneficio de la Nación.

Los actuales son tiempos de cambio y de retos, pero lo único que no cambia es la férrea voluntad de servicio y disciplina que caracteriza a las Fuerzas Armadas de México.

@jlcamachov

domingo 16 de febrero de 2020

Pero, ¿qué hizo Laura Rojas?

domingo 09 de febrero de 2020

¿La lealtad del Ejército?

domingo 02 de febrero de 2020

¿Qué hace Héctor Astudillo en Chilapa?

domingo 19 de enero de 2020

Los 60 de la CONALITEG

domingo 05 de enero de 2020

El Ejército Mexicano 2020

domingo 29 de diciembre de 2019

Laura Rojas

domingo 22 de diciembre de 2019

Guerrero con Astudillo Flores

domingo 15 de diciembre de 2019

¿Qué hace Mónica Fernández en el Senado?

Cargar Más