/ martes 12 de diciembre de 2017

La ley de Ruiz Arguello

Como si la situación de inseguridad que sufre el país no fuera suficiente, el pasado 5 de diciembre unos desconocidos lanzaron una bomba molotov contra las oficinas de la escuela preparatoria número 3 ubicada en la ciudad de Tapachula, Chiapas, provocando un incendio que afortunadamente fue controlado de manera inmediata. Cabe destacar que la institución educativa se encuentra clausurada desde 16 de noviembre del 2017, cuando los alumnos decidieron poner candados para exigir la destitución del director Manuel de Jesús Ruiz Arguello que asumió el cargo en el ciclo escolar 2012-2013, además del cambio del comité de padres de familia.

Las razones de una medida tan drástica fueron las amenazas e intimidaciones por parte de Ruiz Arguello a quien se le solicitó de manera pacífica una explicación sobre el estado deplorable de la preparatoria en materia de infraestructura, mobiliario, servicios sanitarios, instalaciones eléctricas y demás irregularidades. La rebelión de los muchachos lleva tres semanas y a ésta se ha unido un grupo de docentes de ambos turnos quienes con anticipación habían solicitado el cambio de director a las autoridades educativas a nivel estatal. Hasta el momento la mesa de negociación con las autoridades del estado ha fracasado. Las pláticas se lograron gracias a la intermediación del grupo de docentes agremiados al Concejo Central de Lucha Sección 40 (CCL), un grupo de maestros democráticos afines a la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE). El CCL decidió clausurar simbólicamente las 94 preparatorias de Chiapas, la medida se mantendrá hasta el 11 de diciembre.

En condiciones normales la secretaria de Educación del estado habría depuesto al director pero la línea de corrupción detrás de Ruiz Arguello incluye el apoyo político de un aspirante al gobierno del estado, el exsecretario de gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar. El otro personaje implicado en esta trama de putrefacción es el subsecretario de gobierno de la Región X. Soconusco, Alfredo Lugardo López, su aspiración es convertirse en secretario de Educación de la entidad, para él es importante mantener a los directores que ha impuesto esto es parte de su cuota de poder. No por casualidad se convirtió en coordinador de la precampaña de Ramírez Aguilar.

Ahora bien, desde hace seis años la preparatoria 3 cobra alrededor de dos mil pesos a los mil 800 alumnos en ambos turnos cada ciclo, en este periodo se recaudaron cerca de 20 millones de pesos que han sido utilizados en forma discrecional para todo menos para solventar las necesidades del plantel. Hay que agregar los ingresos por vendimias de alimentos y pago de exclusividad con la Coca-Cola por montos elevados cada ciclo. La secretaria de Educación no fiscaliza el uso del recurso financieros aportados por los padres, solo requiere que los informes sobre el uso de esos recursos sean firmados por el presidente del comité y el director del plantel, encontrando anomalías que van desde precios inflados, notas de remisión para justificar gastos inexistentes y demás triquiñuelas por el estilo, cumpliéndose aquello de que la realidad supera la fantasía.

A esto se añade que existe un grupo de maestros del turno matutino que amparados en las canonjías obtenidas tratan por todos los medios de conseguir la división del plantel y la imposición de un director afín a sus intereses.

Todo esto sucede porque el mandatario Manuel Velasco Coello se ha dedicado a encabezar una administración sin compromiso social. Así es como gobierna el Partido Verde Ecologista de México. No resulta extraño que las encuestas en Chiapas favorezcan a Andrés Manuel López Obrador. No hay mal que dure cien años.

tenorio_hector@hotmail.com

Como si la situación de inseguridad que sufre el país no fuera suficiente, el pasado 5 de diciembre unos desconocidos lanzaron una bomba molotov contra las oficinas de la escuela preparatoria número 3 ubicada en la ciudad de Tapachula, Chiapas, provocando un incendio que afortunadamente fue controlado de manera inmediata. Cabe destacar que la institución educativa se encuentra clausurada desde 16 de noviembre del 2017, cuando los alumnos decidieron poner candados para exigir la destitución del director Manuel de Jesús Ruiz Arguello que asumió el cargo en el ciclo escolar 2012-2013, además del cambio del comité de padres de familia.

Las razones de una medida tan drástica fueron las amenazas e intimidaciones por parte de Ruiz Arguello a quien se le solicitó de manera pacífica una explicación sobre el estado deplorable de la preparatoria en materia de infraestructura, mobiliario, servicios sanitarios, instalaciones eléctricas y demás irregularidades. La rebelión de los muchachos lleva tres semanas y a ésta se ha unido un grupo de docentes de ambos turnos quienes con anticipación habían solicitado el cambio de director a las autoridades educativas a nivel estatal. Hasta el momento la mesa de negociación con las autoridades del estado ha fracasado. Las pláticas se lograron gracias a la intermediación del grupo de docentes agremiados al Concejo Central de Lucha Sección 40 (CCL), un grupo de maestros democráticos afines a la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE). El CCL decidió clausurar simbólicamente las 94 preparatorias de Chiapas, la medida se mantendrá hasta el 11 de diciembre.

En condiciones normales la secretaria de Educación del estado habría depuesto al director pero la línea de corrupción detrás de Ruiz Arguello incluye el apoyo político de un aspirante al gobierno del estado, el exsecretario de gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar. El otro personaje implicado en esta trama de putrefacción es el subsecretario de gobierno de la Región X. Soconusco, Alfredo Lugardo López, su aspiración es convertirse en secretario de Educación de la entidad, para él es importante mantener a los directores que ha impuesto esto es parte de su cuota de poder. No por casualidad se convirtió en coordinador de la precampaña de Ramírez Aguilar.

Ahora bien, desde hace seis años la preparatoria 3 cobra alrededor de dos mil pesos a los mil 800 alumnos en ambos turnos cada ciclo, en este periodo se recaudaron cerca de 20 millones de pesos que han sido utilizados en forma discrecional para todo menos para solventar las necesidades del plantel. Hay que agregar los ingresos por vendimias de alimentos y pago de exclusividad con la Coca-Cola por montos elevados cada ciclo. La secretaria de Educación no fiscaliza el uso del recurso financieros aportados por los padres, solo requiere que los informes sobre el uso de esos recursos sean firmados por el presidente del comité y el director del plantel, encontrando anomalías que van desde precios inflados, notas de remisión para justificar gastos inexistentes y demás triquiñuelas por el estilo, cumpliéndose aquello de que la realidad supera la fantasía.

A esto se añade que existe un grupo de maestros del turno matutino que amparados en las canonjías obtenidas tratan por todos los medios de conseguir la división del plantel y la imposición de un director afín a sus intereses.

Todo esto sucede porque el mandatario Manuel Velasco Coello se ha dedicado a encabezar una administración sin compromiso social. Así es como gobierna el Partido Verde Ecologista de México. No resulta extraño que las encuestas en Chiapas favorezcan a Andrés Manuel López Obrador. No hay mal que dure cien años.

tenorio_hector@hotmail.com

martes 02 de enero de 2018

La violencia como mecanismo de control

miércoles 27 de diciembre de 2017

Una guerra que se aproxima

martes 19 de diciembre de 2017

Las expectativas del electorado

martes 12 de diciembre de 2017

La ley de Ruiz Arguello

martes 05 de diciembre de 2017

Se cimbra el Frente

lunes 27 de noviembre de 2017

La inseguridad nos gobierna

martes 21 de noviembre de 2017

La disputa por la CdMx

martes 14 de noviembre de 2017

Prestigio perdido

martes 07 de noviembre de 2017

Cataluya profunda

martes 31 de octubre de 2017

Ajuste de cuentas

Cargar Más