/ lunes 2 de agosto de 2021

La oposición y su doble discurso

La oposición tiene una estrategia de comunicación basada en la mentira: dice una cosa, pero hace otra.

Desde el 7 de julio nuestro coordinador en la Cámara de Diputados, el diputado Ignacio Mier, solicitó un periodo extraordinario para tratar tres temas de la Sección Instructora: los desafueros de los diputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo, así como el dictamen que declara que el fiscal de Morelos no tiene el fuero a que se refiere el artículo 111 de la Constitución.

Está demostrado el compromiso que tenemos los legisladores de Morena con la aplicación de la justicia. El caso del diputado Cipriano Charrez, del Grupo Parlamentario de Morena, es una prueba de ello. La Fiscalía de Hidalgo solicitó el desafuero y sin prejuzgar sobre la responsabilidad del compañero diputado, en un acto de congruencia los diputados de Morena votamos por el desafuero, a efecto de que el juicio siguiera su curso sin la protección constitucional. Y aunque al final la Fiscalía de la entidad no acreditó el delito que le imputó al diputado, los legisladores no fuimos impedimento para que las autoridades realizaran su trabajo.

Ahora se presenta el incidente de los diputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo, uno de Morena y otro del Partido del Trabajo, que es aliado, y en ambos casos los compañeros diputados del Grupo Parlamentario de Morena en la Sección Instructora votaron el dictamen por el cual se propone al Pleno de la Cámara de Diputados retirar el fuero a los dos legisladores. No hubo prácticas obstruccionistas ni dobles discursos, no idearemos obstáculos para que las autoridades investiguen y se asegure la aplicación de la justicia.

Ésa es la congruencia con que se conduce Morena, no protegemos a los propios compañeros ni a los aliados, la justicia debe de aplicarse a todos por igual.

Para que se pueda convocar a una sesión en la Cámara de Diputados, la única en donde se pueden votar los dictámenes de la Sección Instructora, es forzoso que la mayoría calificada de la Comisión Permanente –es decir, dos terceras partes– apruebe la sesión y el orden del día; y no se puede tratar ningún asunto que no esté incluido previamente en el referido orden del día.

Sin embargo, la oposición tiene una estrategia basada en la mentira: en la tribuna gritan que quieren justicia, que se debe proceder; pero a la hora de votar lo hacen en contra, ponen reservas para que no se alcancen los votos necesarios y piden que se excluya el caso del fiscal de Morelos.

Así ocurrió en la sesión de la Comisión Permanente del pasado 27 de julio, mientras que la oposición subió a tribuna a manifestarse en favor de quitar el fuero y aplicar la justicia, en los hechos votó en contra de la sesión extraordinaria para la Cámara de Diputados.

Eso nos llevó a que en la sesión de la Comisión Permanente del jueves 29 de julio, Morena tuviera que aceptar que se retirara del orden del día el tema de los desafueros, a efecto de que se pudiera votar la prórroga y los empresarios cumplieran con las obligaciones que impuso la reforma laboral por la que se regula la subcontratación laboral, y así preservar millones de empleos.

La sesión de la Cámara de Diputados se llevó a cabo el viernes y nuevamente la oposición en el discurso decía que apoyaba a los trabajadores y la preservación del empleo, pero de nueva cuenta volvieron con sus estrategias obstruccionistas. Esa es la estrategia de la oposición.

Los diputados de Morena nuevamente hemos solicitado un periodo extraordinario para tratar los tres dictámenes de la sesión instructora, porque nunca dejaremos de ser congruentes y luchar por la justicia, por el imperio de la ley, aunque sepamos que la oposición hará todo para impedirlo.

Diputada Federal Coordinadora Temática de Economía del Grupo Parlamentario de Morena

https://www.facebook.com/angeleshuertadip/

@gelahuerta

La oposición tiene una estrategia de comunicación basada en la mentira: dice una cosa, pero hace otra.

Desde el 7 de julio nuestro coordinador en la Cámara de Diputados, el diputado Ignacio Mier, solicitó un periodo extraordinario para tratar tres temas de la Sección Instructora: los desafueros de los diputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo, así como el dictamen que declara que el fiscal de Morelos no tiene el fuero a que se refiere el artículo 111 de la Constitución.

Está demostrado el compromiso que tenemos los legisladores de Morena con la aplicación de la justicia. El caso del diputado Cipriano Charrez, del Grupo Parlamentario de Morena, es una prueba de ello. La Fiscalía de Hidalgo solicitó el desafuero y sin prejuzgar sobre la responsabilidad del compañero diputado, en un acto de congruencia los diputados de Morena votamos por el desafuero, a efecto de que el juicio siguiera su curso sin la protección constitucional. Y aunque al final la Fiscalía de la entidad no acreditó el delito que le imputó al diputado, los legisladores no fuimos impedimento para que las autoridades realizaran su trabajo.

Ahora se presenta el incidente de los diputados Saúl Huerta y Mauricio Toledo, uno de Morena y otro del Partido del Trabajo, que es aliado, y en ambos casos los compañeros diputados del Grupo Parlamentario de Morena en la Sección Instructora votaron el dictamen por el cual se propone al Pleno de la Cámara de Diputados retirar el fuero a los dos legisladores. No hubo prácticas obstruccionistas ni dobles discursos, no idearemos obstáculos para que las autoridades investiguen y se asegure la aplicación de la justicia.

Ésa es la congruencia con que se conduce Morena, no protegemos a los propios compañeros ni a los aliados, la justicia debe de aplicarse a todos por igual.

Para que se pueda convocar a una sesión en la Cámara de Diputados, la única en donde se pueden votar los dictámenes de la Sección Instructora, es forzoso que la mayoría calificada de la Comisión Permanente –es decir, dos terceras partes– apruebe la sesión y el orden del día; y no se puede tratar ningún asunto que no esté incluido previamente en el referido orden del día.

Sin embargo, la oposición tiene una estrategia basada en la mentira: en la tribuna gritan que quieren justicia, que se debe proceder; pero a la hora de votar lo hacen en contra, ponen reservas para que no se alcancen los votos necesarios y piden que se excluya el caso del fiscal de Morelos.

Así ocurrió en la sesión de la Comisión Permanente del pasado 27 de julio, mientras que la oposición subió a tribuna a manifestarse en favor de quitar el fuero y aplicar la justicia, en los hechos votó en contra de la sesión extraordinaria para la Cámara de Diputados.

Eso nos llevó a que en la sesión de la Comisión Permanente del jueves 29 de julio, Morena tuviera que aceptar que se retirara del orden del día el tema de los desafueros, a efecto de que se pudiera votar la prórroga y los empresarios cumplieran con las obligaciones que impuso la reforma laboral por la que se regula la subcontratación laboral, y así preservar millones de empleos.

La sesión de la Cámara de Diputados se llevó a cabo el viernes y nuevamente la oposición en el discurso decía que apoyaba a los trabajadores y la preservación del empleo, pero de nueva cuenta volvieron con sus estrategias obstruccionistas. Esa es la estrategia de la oposición.

Los diputados de Morena nuevamente hemos solicitado un periodo extraordinario para tratar los tres dictámenes de la sesión instructora, porque nunca dejaremos de ser congruentes y luchar por la justicia, por el imperio de la ley, aunque sepamos que la oposición hará todo para impedirlo.

Diputada Federal Coordinadora Temática de Economía del Grupo Parlamentario de Morena

https://www.facebook.com/angeleshuertadip/

@gelahuerta