/ sábado 10 de febrero de 2024

La Sostenibilidad: Lecciones del CES para México

@daguilargallego

En un mundo cada vez más consciente de las limitaciones de nuestros recursos naturales y la urgencia de combatir el cambio climático, la sostenibilidad se ha catapultado al centro de la conversación global. Ferias y exposiciones internacionales, aunque tradicionalmente vistas como celebraciones de la innovación y el progreso, han comenzado a enfrentar el escrutinio por su impacto ambiental significativo.

No obstante, eventos recientes, como el CES 2024, ofrecen un vistazo esperanzador a un futuro donde la sostenibilidad y la innovación van de la mano, marcando un camino a seguir para empresas y sociedades por igual. LG Electronics, un gigante de la tecnología y la electrónica de consumo, ha tomado un papel protagonista en este cambio de paradigma que coincide con su visión de “Life’s Good” y llevar soluciones inteligentes para la vida.

Al reducir drásticamente su huella de carbono en el CES de este año, la compañía no solo ha demostrado su compromiso con la sostenibilidad, sino que también ha establecido un nuevo estándar para la industria. La decisión de transportar una significativa porción de sus materiales por vía marítima, reduciendo así las emisiones de carbono en comparación con el transporte aéreo, refleja una planificación meticulosa y una dedicación importante hacia prácticas más responsables. Este ejemplo es particularmente relevante para México, un país que enfrenta desafíos ambientales críticos, incluyendo sequías severas y escasez de agua, que todos estamos viviendo actualmente. La situación exige un enfoque holístico y acciones concretas no solo a nivel corporativo sino también individual y gubernamental.

Las tecnologías destacadas en el CES, como la lavadora-secadora de LG con bomba de calor inversor y su plataforma de energía doméstica, no son solo avances tecnológicos; son testimonios de lo que es posible cuando la sostenibilidad se integra en el núcleo de la innovación. Estas soluciones ofrecen un camino hacia la reducción del impacto ambiental en los hogares y, por extensión, en el país entero. No podemos pasar por alto la importancia de la economía circular, un concepto al que LG ha dado un lugar destacado mediante la incorporación de materiales reciclados en sus productos.

Este enfoque no solo reduce la demanda de recursos vírgenes sino que también plantea una solución al creciente problema de los desechos electrónicos. México, con su rica biodiversidad y sus paisajes naturales, tiene mucho que ganar adoptando y promoviendo activamente la economía circular. Sin embargo, para que estas prácticas se traduzcan en un cambio significativo a nivel nacional, se necesitan políticas públicas que fomenten la innovación sostenible y una ciudadanía informada y comprometida con la protección de sus recursos naturales.

@daguilargallego

En un mundo cada vez más consciente de las limitaciones de nuestros recursos naturales y la urgencia de combatir el cambio climático, la sostenibilidad se ha catapultado al centro de la conversación global. Ferias y exposiciones internacionales, aunque tradicionalmente vistas como celebraciones de la innovación y el progreso, han comenzado a enfrentar el escrutinio por su impacto ambiental significativo.

No obstante, eventos recientes, como el CES 2024, ofrecen un vistazo esperanzador a un futuro donde la sostenibilidad y la innovación van de la mano, marcando un camino a seguir para empresas y sociedades por igual. LG Electronics, un gigante de la tecnología y la electrónica de consumo, ha tomado un papel protagonista en este cambio de paradigma que coincide con su visión de “Life’s Good” y llevar soluciones inteligentes para la vida.

Al reducir drásticamente su huella de carbono en el CES de este año, la compañía no solo ha demostrado su compromiso con la sostenibilidad, sino que también ha establecido un nuevo estándar para la industria. La decisión de transportar una significativa porción de sus materiales por vía marítima, reduciendo así las emisiones de carbono en comparación con el transporte aéreo, refleja una planificación meticulosa y una dedicación importante hacia prácticas más responsables. Este ejemplo es particularmente relevante para México, un país que enfrenta desafíos ambientales críticos, incluyendo sequías severas y escasez de agua, que todos estamos viviendo actualmente. La situación exige un enfoque holístico y acciones concretas no solo a nivel corporativo sino también individual y gubernamental.

Las tecnologías destacadas en el CES, como la lavadora-secadora de LG con bomba de calor inversor y su plataforma de energía doméstica, no son solo avances tecnológicos; son testimonios de lo que es posible cuando la sostenibilidad se integra en el núcleo de la innovación. Estas soluciones ofrecen un camino hacia la reducción del impacto ambiental en los hogares y, por extensión, en el país entero. No podemos pasar por alto la importancia de la economía circular, un concepto al que LG ha dado un lugar destacado mediante la incorporación de materiales reciclados en sus productos.

Este enfoque no solo reduce la demanda de recursos vírgenes sino que también plantea una solución al creciente problema de los desechos electrónicos. México, con su rica biodiversidad y sus paisajes naturales, tiene mucho que ganar adoptando y promoviendo activamente la economía circular. Sin embargo, para que estas prácticas se traduzcan en un cambio significativo a nivel nacional, se necesitan políticas públicas que fomenten la innovación sostenible y una ciudadanía informada y comprometida con la protección de sus recursos naturales.