/ lunes 14 de junio de 2021

Les ganamos, y se los dijimos

¿Por qué sí ganó Morena? Porque a pesar de la compra de votos, de las campañas insidiosas y del dinero de la Embajada de Estados Unidos financiando al grupo de Claudio X González, la alianza de una oposición tramposa no logró ni un tercio de la Cámara de Diputados. El pueblo se aseguró de que la Cuarta Transformación no fuera frenada por nada ni por nadie.

Morena ganó 12 de las 15 gubernaturas en disputa, cuando sólo gobernaba una, que ratificó de manera contundente. ¿Por qué dicen que perdimos? Porque quienes se aferran a un pasado de corrupción, que por fortuna no regresará, se resisten a reconocer que el país ha cambiado y que Morena no necesita convencer con triquiñuelas, porque el trabajo, el compromiso y los consensos de quienes hoy han asumido la enorme de responsabilidad de servir al pueblo, nunca habían sido tan transparentes.

El pueblo de México ratificó su confianza en nuestro Presidente, y específicamente en la capital del país, la voluntad popular envió un claro mensaje a los candidatos y servidores públicos: no habrá vuelta atrás, la ciudadanía no pasará por alto violaciones a la legislación ni tampoco solapará alianzas disfrazadas de una democracia activa.

La alianza de la derecha, la alianza de los privilegios, fraudes y corruptela, pretendía alcanzar la mayoría en el Congreso. ¿Para qué? ¿Para ahora sí cumplirle al pueblo y saldar la enorme deuda que acrecentaron durante décadas con los que menos tienen? Por supuesto que no. Por eso el pueblo no lo permitió, y decidió ejercer su voto en las urnas, en una jornada de participación histórica para México, la más alta desde la registrada en 1997.

Morena dará continuidad al proyecto que nos llevó a obtener 64 distritos, mayoría en los congresos locales y el 61.3 por ciento de los diputados de mayoría. Estamos convencidos de que recuperaremos los espacios perdidos en los próximos comicios, y de que lograremos el triunfo en aquéllos donde, estamos ciertos, la oposición tramposa terminará por violar acuerdos y mostrar su verdadero rostro: el de las élites que regresaron al poder sólo para servirse del pueblo.

Hoy, aun cuando son investigados actos de fraude y corrupción que buscaron empañar las elecciones intermedias, la evaluación es positiva. La coalición Juntos Hacemos Historia fue absolutamente exitosa. Nadie puede decir lo contrario porque los resultados son claros: Morena gobernará a casi 60 millones de mexicanos, cuando antes de las elecciones eran poco más de 35 millones de personas; en términos porcentuales, casi el 20 por ciento más de mexicanos.

Morena buscará alianzas legislativas con un solo propósito: asegurarse de que el presupuesto siga siendo para el pueblo. Y en el nuevo escenario nacional que hemos construido a lo largo de estos tres años, nos ocuparemos de comunicar con mayor detalle lo que se está haciendo desde el gobierno y el Congreso. Será necesario intensificar nuestro diálogo con la ciudadanía, para que conozca de primera mano el trabajo que la 4T realiza todos los días, desde diferentes frentes, en favor del bienestar social.

Les ganamos, y se los dijimos, porque a diferencia del PRIAN, de los portadores del pasado, Morena sí tiene un proyecto de nación. Porque Morena ha sido y continuará siendo congruente con su ideología, México tiene mucho que celebrar, porque ganó Morena y también ganó México.

Diputada Federal Coordinadora Temática de Economía del Grupo Parlamentario de Morena

https://www.facebook.com/angeleshuertadip/

@gelahuerta

¿Por qué sí ganó Morena? Porque a pesar de la compra de votos, de las campañas insidiosas y del dinero de la Embajada de Estados Unidos financiando al grupo de Claudio X González, la alianza de una oposición tramposa no logró ni un tercio de la Cámara de Diputados. El pueblo se aseguró de que la Cuarta Transformación no fuera frenada por nada ni por nadie.

Morena ganó 12 de las 15 gubernaturas en disputa, cuando sólo gobernaba una, que ratificó de manera contundente. ¿Por qué dicen que perdimos? Porque quienes se aferran a un pasado de corrupción, que por fortuna no regresará, se resisten a reconocer que el país ha cambiado y que Morena no necesita convencer con triquiñuelas, porque el trabajo, el compromiso y los consensos de quienes hoy han asumido la enorme de responsabilidad de servir al pueblo, nunca habían sido tan transparentes.

El pueblo de México ratificó su confianza en nuestro Presidente, y específicamente en la capital del país, la voluntad popular envió un claro mensaje a los candidatos y servidores públicos: no habrá vuelta atrás, la ciudadanía no pasará por alto violaciones a la legislación ni tampoco solapará alianzas disfrazadas de una democracia activa.

La alianza de la derecha, la alianza de los privilegios, fraudes y corruptela, pretendía alcanzar la mayoría en el Congreso. ¿Para qué? ¿Para ahora sí cumplirle al pueblo y saldar la enorme deuda que acrecentaron durante décadas con los que menos tienen? Por supuesto que no. Por eso el pueblo no lo permitió, y decidió ejercer su voto en las urnas, en una jornada de participación histórica para México, la más alta desde la registrada en 1997.

Morena dará continuidad al proyecto que nos llevó a obtener 64 distritos, mayoría en los congresos locales y el 61.3 por ciento de los diputados de mayoría. Estamos convencidos de que recuperaremos los espacios perdidos en los próximos comicios, y de que lograremos el triunfo en aquéllos donde, estamos ciertos, la oposición tramposa terminará por violar acuerdos y mostrar su verdadero rostro: el de las élites que regresaron al poder sólo para servirse del pueblo.

Hoy, aun cuando son investigados actos de fraude y corrupción que buscaron empañar las elecciones intermedias, la evaluación es positiva. La coalición Juntos Hacemos Historia fue absolutamente exitosa. Nadie puede decir lo contrario porque los resultados son claros: Morena gobernará a casi 60 millones de mexicanos, cuando antes de las elecciones eran poco más de 35 millones de personas; en términos porcentuales, casi el 20 por ciento más de mexicanos.

Morena buscará alianzas legislativas con un solo propósito: asegurarse de que el presupuesto siga siendo para el pueblo. Y en el nuevo escenario nacional que hemos construido a lo largo de estos tres años, nos ocuparemos de comunicar con mayor detalle lo que se está haciendo desde el gobierno y el Congreso. Será necesario intensificar nuestro diálogo con la ciudadanía, para que conozca de primera mano el trabajo que la 4T realiza todos los días, desde diferentes frentes, en favor del bienestar social.

Les ganamos, y se los dijimos, porque a diferencia del PRIAN, de los portadores del pasado, Morena sí tiene un proyecto de nación. Porque Morena ha sido y continuará siendo congruente con su ideología, México tiene mucho que celebrar, porque ganó Morena y también ganó México.

Diputada Federal Coordinadora Temática de Economía del Grupo Parlamentario de Morena

https://www.facebook.com/angeleshuertadip/

@gelahuerta