/ domingo 12 de agosto de 2018

Libre soy!!!

El pasado martes por la noche, justo a unas horas de que el Tribunal Federal Electoral entregara la Constancia como Presidente Electo de México a Andrés Manuel López Obrador, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México exoneró del delito de defraudación fiscal por cuatro millones 394 mil pesos en el ejercicio fiscal 2009 a Elba Esther Gordillo Morales, exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Al dar a conocer lo anterior, Marco del Toro Coranzo –abogado defensor de la maestra-, señaló: “El juez séptimo de Distrito de Procesos Penales dictó en favor de la maestra, y en acatamiento a la sentencia de amparo, auto de libertad, en donde se establece que las pruebas -presentadas por la PGR- son ilícitas, que se ocultó la averiguación previa de manera indebida, que se debió -previo a la querella-, haber notificado a la contribuyente para que dentro de las facultades de fiscalización pudiera hacer las declaraciones pertinentes; por tanto la querella es invalidada”.

Además, la defensa comentó que una de las principales irregularidades que se presentaron en la investigación fue que el expediente fue ocultado a pesar de que en 26 ocasiones se presentaron ante la PGR escritos para conocer las acusaciones, y confió que, en los juicios que aún enfrenta su cliente, sea declarada inocente por la falta de elementos. Un elemento que puede ayudar a Gordillo, dijo la defensa, es que en breve la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) debe resolver la prisión domiciliaria que enfrenta.

Sabemos que “la maestra” Elba Esther Gordillo Morales fue detenida por la PGR en febrero de 2013, derivado de una investigación en su contra por el delito de recursos de procedencia ilícita, al malversar fondos por dos mil 600 millones de pesos.

Posteriormente, el miércoles 7 octubre de 2015 la juez Séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, Rosa Montaño Martínez, abrió el juicio contra Elba Esther Gordillo Morales por considerar que sí había suficientes elementos que prueban su responsabilidad en el delito de defraudación fiscal equiparada.

Lo demás, es simple: tenemos varios –bastantes- casos presentados durante la presente administración en los que la acciones de la PGR han culminado en lo mismo: no se han armado casos sólidos, por lo que los jueces han desechado las acusaciones: La procuración de justicia en México es un tema ausente al grado en que hoy llegamos a asombramos cuando ésta tiene un final justo, como en teoría habría de ser.

En nuestros días, Jesús Murillo Karam, el entonces Procurador responsable de la detención de Gordillo, hace tiempo que salió de la escena pública, dejando varios de los procesos judiciales que encabezó a la deriva y con mal final: ahí están Javier y Cesar Duarte, Guillermo Padrés, Tomás Yarrington –juzgado en Estados Unidos porque aquí el caso no procede-, buscando y encontrando amparos y absoluciones de algunos de sus cargos debido a lo mal armado de los expedientes. Y aunque el exgobernador de Veracruz la está pasando mal, los cargos se van acumulando; no obstante, como no fueron incluidas en la solicitud de extradición, éstas ya no contarán y se quedará sin pagarlas.

Este nuevo caso, el de la libertad de Elba Esther, cuenta como uno más, sin sorpresa en este gobierno, solo se cae un caso más, ahora la maestra con toda su experiencia, sensibilidad y “colmillo” apoyará al Presidente electo de México.

Solo una duda, ¿por qué sería que la noticia de este suceso se dio el mismo día en el que Andrés Manuel López Obrador recibió su constancia? Sabemos que en materia política “la forma es fondo” e independientemente de la hora en que se dio a conocer la noticia, al igual que Andrés Manuel el nombre de la profesora estuvo en boca de todos desde el miércoles solo que ella se ha mantenido…


Próximamente, el día 20, sabremos lo que ella tiene… no, quiere decir… Libre soy, libre al fin!!!

gamogui@hotmail.com



El pasado martes por la noche, justo a unas horas de que el Tribunal Federal Electoral entregara la Constancia como Presidente Electo de México a Andrés Manuel López Obrador, el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal de la Ciudad de México exoneró del delito de defraudación fiscal por cuatro millones 394 mil pesos en el ejercicio fiscal 2009 a Elba Esther Gordillo Morales, exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Al dar a conocer lo anterior, Marco del Toro Coranzo –abogado defensor de la maestra-, señaló: “El juez séptimo de Distrito de Procesos Penales dictó en favor de la maestra, y en acatamiento a la sentencia de amparo, auto de libertad, en donde se establece que las pruebas -presentadas por la PGR- son ilícitas, que se ocultó la averiguación previa de manera indebida, que se debió -previo a la querella-, haber notificado a la contribuyente para que dentro de las facultades de fiscalización pudiera hacer las declaraciones pertinentes; por tanto la querella es invalidada”.

Además, la defensa comentó que una de las principales irregularidades que se presentaron en la investigación fue que el expediente fue ocultado a pesar de que en 26 ocasiones se presentaron ante la PGR escritos para conocer las acusaciones, y confió que, en los juicios que aún enfrenta su cliente, sea declarada inocente por la falta de elementos. Un elemento que puede ayudar a Gordillo, dijo la defensa, es que en breve la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) debe resolver la prisión domiciliaria que enfrenta.

Sabemos que “la maestra” Elba Esther Gordillo Morales fue detenida por la PGR en febrero de 2013, derivado de una investigación en su contra por el delito de recursos de procedencia ilícita, al malversar fondos por dos mil 600 millones de pesos.

Posteriormente, el miércoles 7 octubre de 2015 la juez Séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal, Rosa Montaño Martínez, abrió el juicio contra Elba Esther Gordillo Morales por considerar que sí había suficientes elementos que prueban su responsabilidad en el delito de defraudación fiscal equiparada.

Lo demás, es simple: tenemos varios –bastantes- casos presentados durante la presente administración en los que la acciones de la PGR han culminado en lo mismo: no se han armado casos sólidos, por lo que los jueces han desechado las acusaciones: La procuración de justicia en México es un tema ausente al grado en que hoy llegamos a asombramos cuando ésta tiene un final justo, como en teoría habría de ser.

En nuestros días, Jesús Murillo Karam, el entonces Procurador responsable de la detención de Gordillo, hace tiempo que salió de la escena pública, dejando varios de los procesos judiciales que encabezó a la deriva y con mal final: ahí están Javier y Cesar Duarte, Guillermo Padrés, Tomás Yarrington –juzgado en Estados Unidos porque aquí el caso no procede-, buscando y encontrando amparos y absoluciones de algunos de sus cargos debido a lo mal armado de los expedientes. Y aunque el exgobernador de Veracruz la está pasando mal, los cargos se van acumulando; no obstante, como no fueron incluidas en la solicitud de extradición, éstas ya no contarán y se quedará sin pagarlas.

Este nuevo caso, el de la libertad de Elba Esther, cuenta como uno más, sin sorpresa en este gobierno, solo se cae un caso más, ahora la maestra con toda su experiencia, sensibilidad y “colmillo” apoyará al Presidente electo de México.

Solo una duda, ¿por qué sería que la noticia de este suceso se dio el mismo día en el que Andrés Manuel López Obrador recibió su constancia? Sabemos que en materia política “la forma es fondo” e independientemente de la hora en que se dio a conocer la noticia, al igual que Andrés Manuel el nombre de la profesora estuvo en boca de todos desde el miércoles solo que ella se ha mantenido…


Próximamente, el día 20, sabremos lo que ella tiene… no, quiere decir… Libre soy, libre al fin!!!

gamogui@hotmail.com