/ jueves 27 de enero de 2022

Litio: el nuevo oro blanco mundial

Hace dos semanas compartí mis reflexiones sobre la geopolítica del oro gris, refiriéndome a la gran relevancia geoestratégica de las tierras raras.1 También resalté la importancia del litio (como mineral porque no es una tierra rara) para la fabricación de baterías para celulares, computadoras portátiles, cámaras digitales y autos eléctricos. Es un elemento químico de la tabla periódica representado por las siglas Li, es parte de los alcalinos, es un metal blando de forma pura, univalente y muy reactiva, cuenta con un calor específico muy alto, tiene color blanco con tonalidad plateada y se oxida en el agua o el aire.

Hoy considero útil hablar de este nuevo oro blanco porque es viable que, ante el inminente incremento de oferta, de demanda y de incentivos para el consumo de autos eléctricos, llegue el punto en que las reservas mundiales se escaseen.

La producción mundial de litio, en 2018, se estimó en 84,700 toneladas de litio, ubicadas en carbonato de litio, cloruro de litio, hidróxido de litio, y concentrados de litio en minerales y compuestos. Sin embargo, durante el 2020 la producción tuvo un ligero descenso a 82,000 toneladas. Lo mismo sucedió con el precio internacional, cayó del año 2018 al 2020. En la siguiente imagen, se puede observar que los principales productores son: Australia, Chile, China, Argentina y Brasil. Mientras que los países con más reservas son: Chile, Australia, Argentina, China y Estados Unidos (EU).

Mapa litio mundo

Fuente: www.elordenmundial.com


La razón por la cual Bolivia no aparece en los primeros lugares, si es bien sabido que este país cuenta con una de las mayores reservas del mundo, es porque apenas durante el 2020, el Servicio Geológico de EU reportó lo que una empresa estadounidense certificó, que dicho país contaba con 21 millones de toneladas métricas en la zona del Salar de Uyuni. Para ubicar esta zona, se muestra a continuación un mapa.


Map

Fuente: https://www.bbc.com/

Esto ha llevado a este país a administrar el oro blanco a través de una empresa estatal denominada Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB). Sin embargo, los últimos años han sido ensombrecidos por varios embates por cuestiones políticas, lo cual no ha permitido despegar su industrialización. De igual manera, se buscan formas de extraer menos costosas, más eficientes y que tengan el menor impacto posible al medio ambiente. Las tres formas de extracción son: salmueras, pegmatitas y rocas sedimentarias. Cada una tiene su complejidad, su costo, su proceso y su concentración. Por lo que cada país debe realizar una planeación estratégica meticulosa con ese mineral.

Recordemos que las cadenas de suministro (CdS) son definidas como la vinculación de las empresas desde la materia prima hasta el consumo final. Entre sus principales objetivos están: i) reducción de costos incurridos por todos los participantes de la CdS, ii) administración de la cadena logística de suministro que debe combinar la eficiente integración de las organizaciones participantes desde el nivel estratégico hasta el nivel operativo, y iii) asegurar a la empresa la disponibilidad del producto cuando sea necesario, al precio correcto y con el valor agregado para el cliente.2

Es factible que veamos que las CdS de los autos eléctricos se vean sumamente comprometidas por la alta demanda del litio para las baterías ya que utilizan aproximadamente 8 kilos por unidad. En un informe de la Agencia Internacional de Energía se estima que la demanda, de este petróleo del futuro, incrementará 42 veces para el año 20403. Sin embargo, cabe resaltar que los fabricantes han hecho lo propio para mejorar la tecnología de las baterías para lograr que el precio de los autos eléctricos disminuya tal y como se aprecia en la siguiente imagen.


a chart showing the fall of the price of electric vehicles

Fuente: weforum.org

Es importante destacar que Europa es la región que lidera las ventas de los autos eléctricos desde hace tres años tal y como se distingue en la siguiente gráfica. Por lo que esto permite identificar hacia dónde se dirige la integración de las cadenas de suministro del oro blanco.

Electric vehicle sales report by country

Fuente: https://www.starkinsider.com/

Por eso seguiré insistiendo en la necesidad de poner a la atención de los Ministerios de Asuntos Exteriores, de Industria y de Comercio de otros países, pero también de la Organización Mundial del Comercio y de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, el concepto que modelé como la diplomacia de las cadenas de suministro.4 Ya que es posible que las futuras confrontaciones geoeconómicas sean por las materias primas estratégicas que sean clave para las cadenas de suministro de productos donde tengan ventajas absolutas respecto al resto del mundo. No olvidemos que los mejores socios comerciales, muchas veces son los principales rivales.


Coordinadora

Licenciatura en Negocios Globales

Universidad Iberoamericana

aribel.contreras@ibero.mx

Twitter: @AribelContreras

Instagram: aribeldiplomatique

Hace dos semanas compartí mis reflexiones sobre la geopolítica del oro gris, refiriéndome a la gran relevancia geoestratégica de las tierras raras.1 También resalté la importancia del litio (como mineral porque no es una tierra rara) para la fabricación de baterías para celulares, computadoras portátiles, cámaras digitales y autos eléctricos. Es un elemento químico de la tabla periódica representado por las siglas Li, es parte de los alcalinos, es un metal blando de forma pura, univalente y muy reactiva, cuenta con un calor específico muy alto, tiene color blanco con tonalidad plateada y se oxida en el agua o el aire.

Hoy considero útil hablar de este nuevo oro blanco porque es viable que, ante el inminente incremento de oferta, de demanda y de incentivos para el consumo de autos eléctricos, llegue el punto en que las reservas mundiales se escaseen.

La producción mundial de litio, en 2018, se estimó en 84,700 toneladas de litio, ubicadas en carbonato de litio, cloruro de litio, hidróxido de litio, y concentrados de litio en minerales y compuestos. Sin embargo, durante el 2020 la producción tuvo un ligero descenso a 82,000 toneladas. Lo mismo sucedió con el precio internacional, cayó del año 2018 al 2020. En la siguiente imagen, se puede observar que los principales productores son: Australia, Chile, China, Argentina y Brasil. Mientras que los países con más reservas son: Chile, Australia, Argentina, China y Estados Unidos (EU).