/ miércoles 29 de mayo de 2019

Lo ambiental no espera

Hace menos de un año, Greta Thunberg, estudiante de 15 años en Suecia, faltó a la escuela un viernes para protestar por la crisis climática afuera del Parlamento Sueco, iniciando un movimiento de niñas, niños y jóvenes en todo el mundo, que este año junto con 1.8 millones en dos mil 350 ciudades en 125 países faltaron a clases el viernes 15 de marzo, para unirse a los “Viernes por el Futuro” (Fridays for Future).

La reflexión es inevitable, en el contexto de las recientes crisis ambientales que vivimos en la Ciudad de México vale la pena detenerse un momento. Los parámetros para declarar contingencia ambiental son muy laxos en relación con el límite de contaminantes máximos recomendados o permitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las ciudades de Mexicali, Monterrey y Ciudad de México son las metrópolis consideradas más contaminadas en México. Y, miles de muertes prematuras anuales son atribuibles a las partículas finas (PM 10 y OM 2.5), y el ozono, de acuerdo con datos del Banco Mundial.

En varios estados del país se está regulando el uso de bolsas de plástico, popotes y productos unicel. Se impulsan medidas que van desde prohibir su uso, parcial o totalmente, para ser sustituidos por materiales biodegradables, mediante un proceso de transición comercial y de reeducación ambiental. Los últimos en legislar han sido los Congresos de Nayarit, Oaxaca e Hidalgo. Así, semana tras semana Ayuntamientos y Congresos locales en todo el país han tomado medidas de responsabilidad ambiental que tienen que ver tanto con nuestro presente como con el futuro de los nuestros. Nos cuesta, no oculto que a mi me cuesta, pero no hay, ni debe haber, vuelta atrás.

El reciente nombramiento de Víctor Manuel Toledo (reconocido Biólogo de la UNAM), como titular de la Semarnt, puede ser una coyuntura favorable para el impulso de medidas acordes al Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Los reclamos de las niñas, niños y jóvenes del mundo (que incluso han planteado votar desde los 16 años para incidir en la política pública), los proyectos del gobierno federal con impacto ambiental y las comunidades locales son temas no del futuro, sino del presente.

Así como México se mantiene a la vanguardia en otros temas, como la recién aprobada legislación de “Paridad en Todo”, debe hacerlo en lo ambiental. Es un tema de salud, pero también de derechos y que nos rebasará si no actuamos pronto. La juventud estará ahí para exigirlo.

@ClauCorichi

Hace menos de un año, Greta Thunberg, estudiante de 15 años en Suecia, faltó a la escuela un viernes para protestar por la crisis climática afuera del Parlamento Sueco, iniciando un movimiento de niñas, niños y jóvenes en todo el mundo, que este año junto con 1.8 millones en dos mil 350 ciudades en 125 países faltaron a clases el viernes 15 de marzo, para unirse a los “Viernes por el Futuro” (Fridays for Future).

La reflexión es inevitable, en el contexto de las recientes crisis ambientales que vivimos en la Ciudad de México vale la pena detenerse un momento. Los parámetros para declarar contingencia ambiental son muy laxos en relación con el límite de contaminantes máximos recomendados o permitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las ciudades de Mexicali, Monterrey y Ciudad de México son las metrópolis consideradas más contaminadas en México. Y, miles de muertes prematuras anuales son atribuibles a las partículas finas (PM 10 y OM 2.5), y el ozono, de acuerdo con datos del Banco Mundial.

En varios estados del país se está regulando el uso de bolsas de plástico, popotes y productos unicel. Se impulsan medidas que van desde prohibir su uso, parcial o totalmente, para ser sustituidos por materiales biodegradables, mediante un proceso de transición comercial y de reeducación ambiental. Los últimos en legislar han sido los Congresos de Nayarit, Oaxaca e Hidalgo. Así, semana tras semana Ayuntamientos y Congresos locales en todo el país han tomado medidas de responsabilidad ambiental que tienen que ver tanto con nuestro presente como con el futuro de los nuestros. Nos cuesta, no oculto que a mi me cuesta, pero no hay, ni debe haber, vuelta atrás.

El reciente nombramiento de Víctor Manuel Toledo (reconocido Biólogo de la UNAM), como titular de la Semarnt, puede ser una coyuntura favorable para el impulso de medidas acordes al Acuerdo de París sobre el Cambio Climático. Los reclamos de las niñas, niños y jóvenes del mundo (que incluso han planteado votar desde los 16 años para incidir en la política pública), los proyectos del gobierno federal con impacto ambiental y las comunidades locales son temas no del futuro, sino del presente.

Así como México se mantiene a la vanguardia en otros temas, como la recién aprobada legislación de “Paridad en Todo”, debe hacerlo en lo ambiental. Es un tema de salud, pero también de derechos y que nos rebasará si no actuamos pronto. La juventud estará ahí para exigirlo.

@ClauCorichi

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 06 de enero de 2021

Niñez en crisis

Claudia Corichi

miércoles 30 de diciembre de 2020

Estereotipos y cultura pop

Claudia Corichi

miércoles 23 de diciembre de 2020

Felicidad, PIB y bienestar

Claudia Corichi

miércoles 16 de diciembre de 2020

Remesas y contribuciones reales

Claudia Corichi

miércoles 09 de diciembre de 2020

Fiscalización y Anticorrupción

Claudia Corichi

miércoles 02 de diciembre de 2020

Retomar el Acuerdo de París

Claudia Corichi

miércoles 25 de noviembre de 2020

Violencia económica

Claudia Corichi

Cargar Más