/ martes 7 de mayo de 2019

Los cadeneros de Facebook

“La gente es como la basura, hay que separarla”, bueno eso es lo que opinan muchos cadeneros de antros en la CDMX y algunas playas del país. Comprobarlo es muy fácil, solo hace falta tratar de entrar a algún lugar de moda para comprobar muchas historias que muestran el trabajo de discriminar. Con la última actualización de Facebook empezamos, sin exagerar, a observar las mismas prácticas; de acuerdo a un reciente artículo de la columnista Megan McArdle en The Washington Post.

Actualización. Facebook está empezando a parecerse más a una organización de noticias. Es difícil ver cómo la sociedad será peor o mejor, después de que la red socio digital prohibió el ingreso a Louis Farrakhan, líder de la Nación del Islam, acusado de antisemita y supremacismo negro, y al ícono de extrema derecha Alex Jones, líder de la extrema derecha conocido por considerar que los ataques del 11-S fue un auto atentado. La pregunta es porqué no se expulsa a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ya que tiene más méritos. ¡Ojo! no defiendo a ninguno de los mencionados.

Agencias de noticias y Facebook. "Los individuos y las organizaciones que difunden el odio o atacan la exclusión de otras personas en función de quiénes son, no tienen lugar en Facebook", justificó la expulsión una portavoz de la red. Para Megan McArdle “cada vez más obtenemos nuestra información de un número relativamente pequeño de personas, que deciden colectivamente de qué se enterará la nación en general”. La pregunta es si estas medidas podrían disminuir el número de usuarios a causa de la ley de cadeneros de Facebook, que consiste en la combinación de valores personales y “juicios profesionales”.

Baja de usuarios. El número de usuarios de Facebook disminuyó en EEUU y Canadá 15 millones de personas por segundo año consecutivo, especialmente entre las personas más jóvenes (de 12 a 34, ver The Infinite Dial 2019 de Edison Research. ¿La causa? La (aparente) la "pérdida de confianza" de los más jóvenes hacía las tecnológicas que gestionan los servicios y los datos personales (Is the End of Social Media as we Know It de Michael K. Spencer).

La expulsión de Facebook a estos personajes es un ejemplo de cómo se está comportando cada vez más como una compañía de medios, debido a su supervisión editorial. Recordemos que Mark Zuckerberg dueño de la plataforma, que pidió recientemente la reglamentación de contenidos nocivos en Internet, y la reacción de los Republicanos fue su indignación por estar en pleitos de regulación por la libre expresión. En este momento, las plataformas de medios en EEUU no tienen nada que temer, ya que todavía están protegidas por la Sección 230, pero cuanto más dominan el consumo de información y más usan su poder para moldearla, más probable es que la ley pueda cambiar.

Algunas preguntas: ¿A quién prohibirán próximamente el ingreso? y ¿Realmente queremos dar a un puñado de compañías de tecnología el control efectivo sobre dónde podemos obtener la información en la plataforma?”. El reportero Óscar Balderas en el portal Vice en 2017 lo sintetizó así: "Mis jefes me tienen confianza porque tengo buen criterio… Yo te veo la camisa, el pantalón, los zapatos y ya sé como cuánto te vas a gastar. Pero tienes que ser de la 'jai'. Puedes venir de pies a cabeza con ropa Purificación García, pero si se te nota lo de Iztapalapa, no te dejo pasar", comentó un cadenero y tal vez así sean los editores de Facebook.

Académico y comunicólogo político por la FCPyS-UNAM

@gersonmecalco

“La gente es como la basura, hay que separarla”, bueno eso es lo que opinan muchos cadeneros de antros en la CDMX y algunas playas del país. Comprobarlo es muy fácil, solo hace falta tratar de entrar a algún lugar de moda para comprobar muchas historias que muestran el trabajo de discriminar. Con la última actualización de Facebook empezamos, sin exagerar, a observar las mismas prácticas; de acuerdo a un reciente artículo de la columnista Megan McArdle en The Washington Post.

Actualización. Facebook está empezando a parecerse más a una organización de noticias. Es difícil ver cómo la sociedad será peor o mejor, después de que la red socio digital prohibió el ingreso a Louis Farrakhan, líder de la Nación del Islam, acusado de antisemita y supremacismo negro, y al ícono de extrema derecha Alex Jones, líder de la extrema derecha conocido por considerar que los ataques del 11-S fue un auto atentado. La pregunta es porqué no se expulsa a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ya que tiene más méritos. ¡Ojo! no defiendo a ninguno de los mencionados.

Agencias de noticias y Facebook. "Los individuos y las organizaciones que difunden el odio o atacan la exclusión de otras personas en función de quiénes son, no tienen lugar en Facebook", justificó la expulsión una portavoz de la red. Para Megan McArdle “cada vez más obtenemos nuestra información de un número relativamente pequeño de personas, que deciden colectivamente de qué se enterará la nación en general”. La pregunta es si estas medidas podrían disminuir el número de usuarios a causa de la ley de cadeneros de Facebook, que consiste en la combinación de valores personales y “juicios profesionales”.

Baja de usuarios. El número de usuarios de Facebook disminuyó en EEUU y Canadá 15 millones de personas por segundo año consecutivo, especialmente entre las personas más jóvenes (de 12 a 34, ver The Infinite Dial 2019 de Edison Research. ¿La causa? La (aparente) la "pérdida de confianza" de los más jóvenes hacía las tecnológicas que gestionan los servicios y los datos personales (Is the End of Social Media as we Know It de Michael K. Spencer).

La expulsión de Facebook a estos personajes es un ejemplo de cómo se está comportando cada vez más como una compañía de medios, debido a su supervisión editorial. Recordemos que Mark Zuckerberg dueño de la plataforma, que pidió recientemente la reglamentación de contenidos nocivos en Internet, y la reacción de los Republicanos fue su indignación por estar en pleitos de regulación por la libre expresión. En este momento, las plataformas de medios en EEUU no tienen nada que temer, ya que todavía están protegidas por la Sección 230, pero cuanto más dominan el consumo de información y más usan su poder para moldearla, más probable es que la ley pueda cambiar.

Algunas preguntas: ¿A quién prohibirán próximamente el ingreso? y ¿Realmente queremos dar a un puñado de compañías de tecnología el control efectivo sobre dónde podemos obtener la información en la plataforma?”. El reportero Óscar Balderas en el portal Vice en 2017 lo sintetizó así: "Mis jefes me tienen confianza porque tengo buen criterio… Yo te veo la camisa, el pantalón, los zapatos y ya sé como cuánto te vas a gastar. Pero tienes que ser de la 'jai'. Puedes venir de pies a cabeza con ropa Purificación García, pero si se te nota lo de Iztapalapa, no te dejo pasar", comentó un cadenero y tal vez así sean los editores de Facebook.

Académico y comunicólogo político por la FCPyS-UNAM

@gersonmecalco

martes 16 de julio de 2019

Tu amor es un periódico de ayer

martes 02 de julio de 2019

Aciertos y errores de la 4T

martes 25 de junio de 2019

Una mañana... con López Obrador

martes 18 de junio de 2019

Los primos de la 4T

martes 11 de junio de 2019

El fracaso de YouTube

martes 04 de junio de 2019

Tecnoadictos

martes 28 de mayo de 2019

Los políticos también lloran

martes 21 de mayo de 2019

La reputación

martes 07 de mayo de 2019

Los cadeneros de Facebook

Cargar Más