/ jueves 11 de junio de 2020

Los mejores candidatos para 2021

La elección del 2018 sacudió al sistema político de nuestro país. Hacía falta una buena estrujada para salir de un sentimiento de insatisfacción generalizada de la mayoría de la población y la complacencia o inacción del sistema político endogámico.

Emergió con potencia ese voto de castigo a los partidos tradicionales y a favor de López Obrador. Así obtuvo un gran bono democrático, legítimo, obtenido en las urnas después de años de perseverancia.

Han pasado casi dos años desde ese campanazo, pero no hemos fortalecido nuestra democracia. Por el contrario, hemos sufrido una regresión que amenaza nuestra democracia.

Se debilitan los contrapesos, se descalifica a la sociedad civil y con el pretexto de la corrupción, se desmantelan programas e instituciones, en vez de corregirlos y de presentar denuncias a los supuestos responsables.

Por eso, resultó muy alentador cuando el Gobernador Javier Corral presentó su iniciativa de Participación Ciudadana vanguardista que permitió ya ejercicios de democracia directa, como el Plebiscito Iluminemos Chihuahua en noviembre del 2019.

Para impulsar aun más la participación de los ciudadanos, Corral ayer presentó una Reforma Política que incorpora el concepto PASO: Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias que permitirán a los ciudadanos participar desde el inicio del proceso electoral y no solamente al final el día de la jornada votando por l@s candidat@s a cada puesto de elección, pudiendo incluso hacerlo por partidos distintos en cargos distintos. Con esto se libera el mecanismo para que cualquier ciudadano, no solo los militantes, pueda votar por los candidatos de todos los partidos. Los partidos son organismos de interés público y financiados con recursos públicos; los ciudadanos tienen el derecho a participar.

La reforma hace obligatorias para todos los partidos las elecciones primarias abiertas, evita el reciclamiento de candidatos perdedores tránsfugas y adjudica su organización a la autoridad electoral para garantizar su limpieza

Una fuga hacia delante, un paso audaz para fortalecer nuestro sistema democrático, con mas democracia, con mas participación.

En el PAN, la elección de candidatos abierta a la votación de cualquier ciudadano (y no solo los militantes) está en nuestros estatutos. Hacerla legal, simultánea y obligatoria para todos los partidos es un paso en la dirección correcta.

Algunos se oponen por el temor a que otros influyan en las decisiones de su partido, otros se oponen para no perder el privilegio, otros por desinformación o por una interpretación diferente de lo que conviene.

Atravesamos un peligroso momento. Nos hundiremos en una profunda crisis económica marcada por el desempleo y la disminución drástica del ingreso de empresas y familias. Sobrevendrá una crisis de tipo social.

Apostarle a la apertura democrática para elegir los candidatos rumbo al 2021 puede ser el mejor camino para superar esta crisis sistémica.


Senador por el PAN

La elección del 2018 sacudió al sistema político de nuestro país. Hacía falta una buena estrujada para salir de un sentimiento de insatisfacción generalizada de la mayoría de la población y la complacencia o inacción del sistema político endogámico.

Emergió con potencia ese voto de castigo a los partidos tradicionales y a favor de López Obrador. Así obtuvo un gran bono democrático, legítimo, obtenido en las urnas después de años de perseverancia.

Han pasado casi dos años desde ese campanazo, pero no hemos fortalecido nuestra democracia. Por el contrario, hemos sufrido una regresión que amenaza nuestra democracia.

Se debilitan los contrapesos, se descalifica a la sociedad civil y con el pretexto de la corrupción, se desmantelan programas e instituciones, en vez de corregirlos y de presentar denuncias a los supuestos responsables.

Por eso, resultó muy alentador cuando el Gobernador Javier Corral presentó su iniciativa de Participación Ciudadana vanguardista que permitió ya ejercicios de democracia directa, como el Plebiscito Iluminemos Chihuahua en noviembre del 2019.

Para impulsar aun más la participación de los ciudadanos, Corral ayer presentó una Reforma Política que incorpora el concepto PASO: Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias que permitirán a los ciudadanos participar desde el inicio del proceso electoral y no solamente al final el día de la jornada votando por l@s candidat@s a cada puesto de elección, pudiendo incluso hacerlo por partidos distintos en cargos distintos. Con esto se libera el mecanismo para que cualquier ciudadano, no solo los militantes, pueda votar por los candidatos de todos los partidos. Los partidos son organismos de interés público y financiados con recursos públicos; los ciudadanos tienen el derecho a participar.

La reforma hace obligatorias para todos los partidos las elecciones primarias abiertas, evita el reciclamiento de candidatos perdedores tránsfugas y adjudica su organización a la autoridad electoral para garantizar su limpieza

Una fuga hacia delante, un paso audaz para fortalecer nuestro sistema democrático, con mas democracia, con mas participación.

En el PAN, la elección de candidatos abierta a la votación de cualquier ciudadano (y no solo los militantes) está en nuestros estatutos. Hacerla legal, simultánea y obligatoria para todos los partidos es un paso en la dirección correcta.

Algunos se oponen por el temor a que otros influyan en las decisiones de su partido, otros se oponen para no perder el privilegio, otros por desinformación o por una interpretación diferente de lo que conviene.

Atravesamos un peligroso momento. Nos hundiremos en una profunda crisis económica marcada por el desempleo y la disminución drástica del ingreso de empresas y familias. Sobrevendrá una crisis de tipo social.

Apostarle a la apertura democrática para elegir los candidatos rumbo al 2021 puede ser el mejor camino para superar esta crisis sistémica.


Senador por el PAN