/ lunes 4 de marzo de 2024

Lupita por fin enfrentará al miedo y ayudará a corregir el rumbo de México

Lupita se despertó muy de madrugada y, de inmediato, abrió su Facebook para seguir la transmisión en vivo que hacía su madre desde las calles de Fresnillo, Zacatecas. Lupita pudo ver en la pantalla de su celular a cientos de paisanos suyos que participaban en la caminata nocturna que organizó Xóchitl Gálvez Ruiz para enfrentar al miedo que tienen no sólo los zacatecanos sino todos los mexicanos. Lupita sintió nostalgia por estar tan lejos de su tierra, pero, a la vez, creció en ella unas ganas efervescentes de sumarse a esa marcha desde su trinchera como migrante. Al escribir esto, me encuentro en Irapuato, Guanajuato, para presenciar el lanzamiento de la campaña presidencial de Xóchitl Gálvez Ruiz. Seguramente retumbará el estadio Sergio León Chávez con aplausos, porras y arengas, pero lo que en realidad se hará sentir es el deseo de millones de mexicanos que, por fin, han decidido enfrentar al miedo y ayudar a corregir el rumbo de México.

La historia de Lupita es, desafortunadamente, la de miles de mexicanos en los últimos seis años: migró a los Estados Unidos por miedo. El crimen organizado le arrebató la vida a su hijo mayor y no quería que le pasara lo mismo a su hijo más pequeño. Hoy, Lupita trabaja de mesera en un restaurante de Los Ángeles, California. Gana lo suficiente para pagar renta, solventar sus gastos básicos y mandar el resto a su madre, quien cuida de su hijo menor en la Ciudad de México (también tuvieron que movilizarse para escapar de la inseguridad que prevalece en su lugar de origen). Lupita es originaria de Fresnillo, Zacatecas, considerado el municipio de México donde más personas sienten miedo a la delincuencia. (De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI, el 96.4% de la población se siente insegura.)

Con el inicio de las campañas, es momento de conocer propuestas, debatir ideas y, sobre todo, de escuchar las historias de quienes conforman el estado número 33. Me explico: México es una gran nación trasnacional conformada por 130 millones de personas que habitan en las 32 entidades de la república, y 40 millones más que radican en los Estados Unidos. Lupita es parte de ese estado número 33 que es separado de nuestro territorio sólo por un río. El sueño de Lupita es que su familia viva feliz en su tierra y que todos en México contemos con la misma bendición. ¿Cuál es tu sueño? ¿Qué es lo que deseas para tus seres queridos? ¿Cómo te imaginas a México si nos aferramos a corregir su rumbo? Tus respuestas son las mismas a las de millones de mexicanos. Este 1 de marzo inició otro tipo de marcha rumbo a la batalla más importante de los últimos años: ¡luchar por la libertad, por la democracia y por México! ¿Te sumarás como lo hace Lupita que se encuentra a cientos de kilómetros de su verdadero hogar? Yo creo que sí…

Juan Hernández

Analista de temas de migración

Facebook: @Juan Hernandez

Twitter: @JuanHernandezS

Instagram: dr.juanhernandez


Lupita se despertó muy de madrugada y, de inmediato, abrió su Facebook para seguir la transmisión en vivo que hacía su madre desde las calles de Fresnillo, Zacatecas. Lupita pudo ver en la pantalla de su celular a cientos de paisanos suyos que participaban en la caminata nocturna que organizó Xóchitl Gálvez Ruiz para enfrentar al miedo que tienen no sólo los zacatecanos sino todos los mexicanos. Lupita sintió nostalgia por estar tan lejos de su tierra, pero, a la vez, creció en ella unas ganas efervescentes de sumarse a esa marcha desde su trinchera como migrante. Al escribir esto, me encuentro en Irapuato, Guanajuato, para presenciar el lanzamiento de la campaña presidencial de Xóchitl Gálvez Ruiz. Seguramente retumbará el estadio Sergio León Chávez con aplausos, porras y arengas, pero lo que en realidad se hará sentir es el deseo de millones de mexicanos que, por fin, han decidido enfrentar al miedo y ayudar a corregir el rumbo de México.

La historia de Lupita es, desafortunadamente, la de miles de mexicanos en los últimos seis años: migró a los Estados Unidos por miedo. El crimen organizado le arrebató la vida a su hijo mayor y no quería que le pasara lo mismo a su hijo más pequeño. Hoy, Lupita trabaja de mesera en un restaurante de Los Ángeles, California. Gana lo suficiente para pagar renta, solventar sus gastos básicos y mandar el resto a su madre, quien cuida de su hijo menor en la Ciudad de México (también tuvieron que movilizarse para escapar de la inseguridad que prevalece en su lugar de origen). Lupita es originaria de Fresnillo, Zacatecas, considerado el municipio de México donde más personas sienten miedo a la delincuencia. (De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI, el 96.4% de la población se siente insegura.)

Con el inicio de las campañas, es momento de conocer propuestas, debatir ideas y, sobre todo, de escuchar las historias de quienes conforman el estado número 33. Me explico: México es una gran nación trasnacional conformada por 130 millones de personas que habitan en las 32 entidades de la república, y 40 millones más que radican en los Estados Unidos. Lupita es parte de ese estado número 33 que es separado de nuestro territorio sólo por un río. El sueño de Lupita es que su familia viva feliz en su tierra y que todos en México contemos con la misma bendición. ¿Cuál es tu sueño? ¿Qué es lo que deseas para tus seres queridos? ¿Cómo te imaginas a México si nos aferramos a corregir su rumbo? Tus respuestas son las mismas a las de millones de mexicanos. Este 1 de marzo inició otro tipo de marcha rumbo a la batalla más importante de los últimos años: ¡luchar por la libertad, por la democracia y por México! ¿Te sumarás como lo hace Lupita que se encuentra a cientos de kilómetros de su verdadero hogar? Yo creo que sí…

Juan Hernández

Analista de temas de migración

Facebook: @Juan Hernandez

Twitter: @JuanHernandezS

Instagram: dr.juanhernandez