/ domingo 6 de septiembre de 2020

Marca registrada…

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud del Gobierno Federal al día 13 de julio de este año, en nuestro país se habían confirmado 304,435 casos y 35,491 defunciones a causa de COVID 19, siendo la Ciudad de México la entidad con el mayor número de casos confirmados y representando por sí misma casi el 19% del total en todo el territorio nacional.

Ese día también, en conferencia de prensa la Secretaria de Gobernación dio a conocer que de 1964 a la fecha se acumularon 73,201 casos de personas desaparecidas en México, puntualizando que del periodo que va del 1 de diciembre de 2018 al 13 de julio de este año, la entidad donde más casos de desaparición se reportaron fue el Estado de México, con 3 mil 867.

Ante estos números tan abrumadores, un suceso pasó desapercibido para los medios de comunicación y también para la sociedad, pues el ya mencionado 13 de julio el presidente Andrés Manuel López Obrador inició el trámite ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) para solicitar los derechos sobre su nombre y la marca “AMLO”.

El pasado 21 de agosto el Instituto decidió otorgarle ambos registros, lo cual tiene como consecuencia que, por un periodo de 10 años, ninguna persona podrá utilizar su nombre o las siglas mencionadas con fines de publicidad, gestión de negocios comerciales, administración comercial, entre otros.

Lo anterior, (dicen) se debe a que desde hace varios años muchas personas habían intentado patentar estas siglas para realizar actividades deportivas, educativas e incluso, para la venta de bebidas alcohólicas.

Es decir, el día 13 de julio de este año el señor presidente decidió que era más importante proteger los derechos sobre su nombre y las ya tan conocidas siglas que lo identifican, que la caída del peso frente al dólar a un tipo de cambio de 22.49 unidades.

Es verdaderamente increíble la indiferencia y el desprecio que ha expresado el mandatario para con los asuntos de gobierno, se le olvida que ya no está en campaña, y que hoy su trabajo es resolver todas aquellas problemáticas que afectan a la ciudadanía, que ponen en peligro sus ingresos e incluso su vida.

Y es que desde que entró por las puertas de Palacio Nacional se ha dedicado a desviar la atención de las cosas que verdaderamente le importan a las mexicanas y mexicanos, se ha esforzado por echarle la culpa a los gobiernos anteriores o a sus “adversarios” de todas aquellas situaciones que es incapaz de resolver, se ha empeñado en minimizar la terrible situación económica y de salud que invade a nuestro país.

Claro ejemplo de lo anterior se vio en el informe Presidencial el pasado 1º de septiembre, donde (como cada conferencia mañanera) no hubo respuestas que demanda la ciudadanía, pues se dijo que se han ahorrado 560,000 MDP en combate a la corrupción pero ¿dónde está ese dinero? También habló del cumplimiento de 95 de 100 compromisos; sin embargo, la gente duda al respecto.

Se habló también de sus proyectos estrella (Refinería y Aeropuerto) sin la menor sensibilidad ante la pandemia que tiene hundido al país en materia económica y de salud, así su soberbia…

Relató la excelente relación que tiene con otros países que forman parte del Consejo de Seguridad de la ONU, pero … fue omiso en recordarnos el conflicto internacional que desató por asilar a Evo Morales en nuestro país.

En materia económica, el titular de la Secretaría de Hacienda señaló que será el año 2021 el más difícil para el país desde 1932, lo cual no concuerda con lo expuesto por el primer mandatario del país.

Un hecho que refuerza lo anterior es el análisis del discurso por el informe mencionado, donde resulta que de 37 frases con hechos y datos corroborados e investigados, 24 son verdaderas, 8 resultan ser engañosas y 5 son falsas afirmaciones; por lo que podemos concluir que una tercera parte del informe es falso o engañoso.

En fin, en el próximo decenio la leyenda “marca registrada” aparecerá junto a las siglas AMLO ¿Y eso cómo transforma al país? ¿De qué manera acaba con la corrupción? ¿Con eso termina la desigualdad y la impunidad? Por supuesto que no, pero al paso que vamos, parece ser que será lo único destacable de la gestión del presidente.

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud del Gobierno Federal al día 13 de julio de este año, en nuestro país se habían confirmado 304,435 casos y 35,491 defunciones a causa de COVID 19, siendo la Ciudad de México la entidad con el mayor número de casos confirmados y representando por sí misma casi el 19% del total en todo el territorio nacional.

Ese día también, en conferencia de prensa la Secretaria de Gobernación dio a conocer que de 1964 a la fecha se acumularon 73,201 casos de personas desaparecidas en México, puntualizando que del periodo que va del 1 de diciembre de 2018 al 13 de julio de este año, la entidad donde más casos de desaparición se reportaron fue el Estado de México, con 3 mil 867.

Ante estos números tan abrumadores, un suceso pasó desapercibido para los medios de comunicación y también para la sociedad, pues el ya mencionado 13 de julio el presidente Andrés Manuel López Obrador inició el trámite ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) para solicitar los derechos sobre su nombre y la marca “AMLO”.

El pasado 21 de agosto el Instituto decidió otorgarle ambos registros, lo cual tiene como consecuencia que, por un periodo de 10 años, ninguna persona podrá utilizar su nombre o las siglas mencionadas con fines de publicidad, gestión de negocios comerciales, administración comercial, entre otros.

Lo anterior, (dicen) se debe a que desde hace varios años muchas personas habían intentado patentar estas siglas para realizar actividades deportivas, educativas e incluso, para la venta de bebidas alcohólicas.

Es decir, el día 13 de julio de este año el señor presidente decidió que era más importante proteger los derechos sobre su nombre y las ya tan conocidas siglas que lo identifican, que la caída del peso frente al dólar a un tipo de cambio de 22.49 unidades.

Es verdaderamente increíble la indiferencia y el desprecio que ha expresado el mandatario para con los asuntos de gobierno, se le olvida que ya no está en campaña, y que hoy su trabajo es resolver todas aquellas problemáticas que afectan a la ciudadanía, que ponen en peligro sus ingresos e incluso su vida.

Y es que desde que entró por las puertas de Palacio Nacional se ha dedicado a desviar la atención de las cosas que verdaderamente le importan a las mexicanas y mexicanos, se ha esforzado por echarle la culpa a los gobiernos anteriores o a sus “adversarios” de todas aquellas situaciones que es incapaz de resolver, se ha empeñado en minimizar la terrible situación económica y de salud que invade a nuestro país.

Claro ejemplo de lo anterior se vio en el informe Presidencial el pasado 1º de septiembre, donde (como cada conferencia mañanera) no hubo respuestas que demanda la ciudadanía, pues se dijo que se han ahorrado 560,000 MDP en combate a la corrupción pero ¿dónde está ese dinero? También habló del cumplimiento de 95 de 100 compromisos; sin embargo, la gente duda al respecto.

Se habló también de sus proyectos estrella (Refinería y Aeropuerto) sin la menor sensibilidad ante la pandemia que tiene hundido al país en materia económica y de salud, así su soberbia…

Relató la excelente relación que tiene con otros países que forman parte del Consejo de Seguridad de la ONU, pero … fue omiso en recordarnos el conflicto internacional que desató por asilar a Evo Morales en nuestro país.

En materia económica, el titular de la Secretaría de Hacienda señaló que será el año 2021 el más difícil para el país desde 1932, lo cual no concuerda con lo expuesto por el primer mandatario del país.

Un hecho que refuerza lo anterior es el análisis del discurso por el informe mencionado, donde resulta que de 37 frases con hechos y datos corroborados e investigados, 24 son verdaderas, 8 resultan ser engañosas y 5 son falsas afirmaciones; por lo que podemos concluir que una tercera parte del informe es falso o engañoso.

En fin, en el próximo decenio la leyenda “marca registrada” aparecerá junto a las siglas AMLO ¿Y eso cómo transforma al país? ¿De qué manera acaba con la corrupción? ¿Con eso termina la desigualdad y la impunidad? Por supuesto que no, pero al paso que vamos, parece ser que será lo único destacable de la gestión del presidente.

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 28 de noviembre de 2020

Lo que desearía una madre

Gabriela Salido

sábado 21 de noviembre de 2020

Juntos contra la pandemia

Gabriela Salido

sábado 24 de octubre de 2020

La movilidad de la Cdmx

Gabriela Salido

jueves 08 de octubre de 2020

El poder por el poder

Gabriela Salido

viernes 11 de septiembre de 2020

(Re)toman la CNDH

Gabriela Salido

domingo 06 de septiembre de 2020

Marca registrada…

Gabriela Salido

Cargar Más