/ jueves 16 de mayo de 2024

Merecemos estar mejor

En 1943 Maslow desarrolló la teoría de las necesidades humanas, que graficó en forma de escalones dentro de un triángulo. Explica que las personas son motivadas por una serie de necesidades fundamentales ordenadas jerárquicamente.

En el primer escalafón, colocó las necesidades fisiológicas de respiración, alimentación, descanso y sexo. En el segundo, la necesidad de seguridad física, empleo, salud, propiedad privada, recursos y familia. El tercero corresponde a la afiliación como la amistad, afecto e intimidad sexual. El cuarto, al reconocimiento en forma de confianza, autorreconocimiento, respeto y éxito. En la punta del triángulo, está la autorrealización donde uno puede ser libre.

En México, en cuanto a las necesidades básicas, el horizonte hacia una mejor vida está cada vez más lejano. De acuerdo con la ONU, una cuarta parte de la población padece inseguridad alimentaria, ya sea por la incertidumbre para conseguir alimentos, bajar la calidad de los mismos o padecer hambre.

Los hogares en situación de pobreza destinan más del 75% de sus ingresos a la canasta básica, que, en abril, aumentó un 4.32%, aunado a un 18.57% de alza interanual. Pese al aumento al salario mínimo de un 20% (muy presumido por AMLO), resultó insuficiente para comer. El salario mínimo está en $248.42 y la canasta básica cuesta $11, 538.93. Se requieren 1.54 salarios mínimos para comprarla. Por si fuera poco, el INEGI y CEPAL recomiendan un consumo diario en zonas urbanas de 2180k y 68g de proteína. Para alcanzar esa meta calórica, o se consigue dos empleos (obtener uno es difícil), o roba, o de plano come tortas de tamal para no desmayarse de hambre.

El INEGI indica que hay 176 bienes y servicios fundamentales para vivir. Aunado a los alimentos, está el transporte, vivienda y sus cuidados, educación, recreación y cultura, salud, vestido y artículos de mantenimiento. Respecto al transporte público, varios estados “ajustaron” la tarifa. En Chihuahua subió tres pesos. Si para trasladarse a trabajar (ida y vuelta) debe tomar al menos cuatro rutas, debe invertir $52 diarios. Si se enferma, usted tiene derecho a la salud, pero deberá pagar más transporte.

Luego -con suerte- le darán cita con especialista dentro de cuatro meses, y que no sea tan grave lo que le pase, porque en la farmacia no hay medicamentos y tendrá que comprarlos usted mismo.

La educación se caracteriza por los rezagos, deficiencias y deserciones porque “primero comer a saber leer”. Respecto a la vivienda, durante el 2023, hubo un incremento histórico, en parte, debido al aumento en los costos de materiales de construcción. De acuerdo con registros de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), una residencia nueva aumento 11.9% y usada, 10.1%. En Baja California la variación anual fue de 17.6%. A lo mejor hizo un “pacto con el diablo” para comprar casa, pero no le alcanza para repararla.

De acuerdo con el monitor de sequía de la “SINAGUA”, este 2024 será un año de sequía excepcional. Habrá escasez del líquido vital en ríos y pozos, afectando a varias ciudades. El Estado debe regular este servicio y asegurarse de que el flujo sea constante, cosa que no ha hecho, por ende, una pipa de agua privada será la única opción para que al menos, pueda bañarse. Por la noche asegúrese de tener suficientes velas para alumbrar su vivienda, porque gracias a las malas decisiones ideológicas de AMLO, tampoco hay electricidad.

Sobre la seguridad física, de acuerdo a COPARMEX, este sexenio ha sido el más violento de la historia. Con esto, ¿cómo pensar en anhelar reconocimiento, respeto y vínculos sanos entre las personas? La autosatisfacción es alcanzar nuestro máximo potencial. Esta pirámide da una visión a nuestras propias necesidades y a las personas alrededor. Quedan tres semanas para salir a votar. Que gane la razón y no el corazón a la hora de elegir representantes, porque nos falta mucho por avanzar. Merecemos estar mejor.

Yanez_flor@hotmail.com


En 1943 Maslow desarrolló la teoría de las necesidades humanas, que graficó en forma de escalones dentro de un triángulo. Explica que las personas son motivadas por una serie de necesidades fundamentales ordenadas jerárquicamente.

En el primer escalafón, colocó las necesidades fisiológicas de respiración, alimentación, descanso y sexo. En el segundo, la necesidad de seguridad física, empleo, salud, propiedad privada, recursos y familia. El tercero corresponde a la afiliación como la amistad, afecto e intimidad sexual. El cuarto, al reconocimiento en forma de confianza, autorreconocimiento, respeto y éxito. En la punta del triángulo, está la autorrealización donde uno puede ser libre.

En México, en cuanto a las necesidades básicas, el horizonte hacia una mejor vida está cada vez más lejano. De acuerdo con la ONU, una cuarta parte de la población padece inseguridad alimentaria, ya sea por la incertidumbre para conseguir alimentos, bajar la calidad de los mismos o padecer hambre.

Los hogares en situación de pobreza destinan más del 75% de sus ingresos a la canasta básica, que, en abril, aumentó un 4.32%, aunado a un 18.57% de alza interanual. Pese al aumento al salario mínimo de un 20% (muy presumido por AMLO), resultó insuficiente para comer. El salario mínimo está en $248.42 y la canasta básica cuesta $11, 538.93. Se requieren 1.54 salarios mínimos para comprarla. Por si fuera poco, el INEGI y CEPAL recomiendan un consumo diario en zonas urbanas de 2180k y 68g de proteína. Para alcanzar esa meta calórica, o se consigue dos empleos (obtener uno es difícil), o roba, o de plano come tortas de tamal para no desmayarse de hambre.

El INEGI indica que hay 176 bienes y servicios fundamentales para vivir. Aunado a los alimentos, está el transporte, vivienda y sus cuidados, educación, recreación y cultura, salud, vestido y artículos de mantenimiento. Respecto al transporte público, varios estados “ajustaron” la tarifa. En Chihuahua subió tres pesos. Si para trasladarse a trabajar (ida y vuelta) debe tomar al menos cuatro rutas, debe invertir $52 diarios. Si se enferma, usted tiene derecho a la salud, pero deberá pagar más transporte.

Luego -con suerte- le darán cita con especialista dentro de cuatro meses, y que no sea tan grave lo que le pase, porque en la farmacia no hay medicamentos y tendrá que comprarlos usted mismo.

La educación se caracteriza por los rezagos, deficiencias y deserciones porque “primero comer a saber leer”. Respecto a la vivienda, durante el 2023, hubo un incremento histórico, en parte, debido al aumento en los costos de materiales de construcción. De acuerdo con registros de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), una residencia nueva aumento 11.9% y usada, 10.1%. En Baja California la variación anual fue de 17.6%. A lo mejor hizo un “pacto con el diablo” para comprar casa, pero no le alcanza para repararla.

De acuerdo con el monitor de sequía de la “SINAGUA”, este 2024 será un año de sequía excepcional. Habrá escasez del líquido vital en ríos y pozos, afectando a varias ciudades. El Estado debe regular este servicio y asegurarse de que el flujo sea constante, cosa que no ha hecho, por ende, una pipa de agua privada será la única opción para que al menos, pueda bañarse. Por la noche asegúrese de tener suficientes velas para alumbrar su vivienda, porque gracias a las malas decisiones ideológicas de AMLO, tampoco hay electricidad.

Sobre la seguridad física, de acuerdo a COPARMEX, este sexenio ha sido el más violento de la historia. Con esto, ¿cómo pensar en anhelar reconocimiento, respeto y vínculos sanos entre las personas? La autosatisfacción es alcanzar nuestro máximo potencial. Esta pirámide da una visión a nuestras propias necesidades y a las personas alrededor. Quedan tres semanas para salir a votar. Que gane la razón y no el corazón a la hora de elegir representantes, porque nos falta mucho por avanzar. Merecemos estar mejor.

Yanez_flor@hotmail.com