/ lunes 8 de febrero de 2021

Monstruos en los partidos

Por Angélica de la Peña


Ningún partido político en el mundo es perfecto; por esa razón en las democracias se les exige cumplan reglas organizativas y éticas internas. La sociedad mexicana ha exigido que los partidos se comprometan en el cumplimiento de preceptos de honestidad, legalidad, justicia y eficiencia, y frente a hechos de corrupción e impunidad, ha sido necesario se apruebe una ley general de partidos políticos y leyes en materia de medios de impugnación en materia electoral y sobre delitos electorales.

La prevención de delitos frente a tantas formas de darle la vuelta a las leyes obligó a la organización feminista Las Constituyentes MX a diseñar la 3 de 3 contra la violencia de género: los partidos no deben postular a quienes son deudores de pensión alimenticia, sean acosadores o agresores sexuales, o sean agresores o violadores de mujeres en el ámbito privado. La 3 de 3 ya es lineamiento del INE y todos los partidos se obligaron formalmente a cumplirlo. Sin embargo se siguen haciendo de la vista gorda al postular a quienes son evidentes transgresores de los derechos de las mujeres.

Algunos partidos protegen a estos delincuentes por la obtención de votos. Esa popularidad refleja que el machismo se ve todavía como una cualidad en algunos sectores, y el influyentismo contribuye a ello, lo que dificulta las mujeres denuncien. El ejemplo más actual es el caso de Felix Salgado Macedonio, candidato de Morena al gobierno de Guerrero, denunciado como violador. Por desgracia una de las demandas, la autoridad judicial determinó ha prescrito.

Es lamentable que mujeres de Morena reconocidas por su militancia feminista, se queden calladas ante este atropello. El señor en comento se ufana orgulloso de su mote “toro sin cerca”. Es tan obvio el mensaje subliminal de su machismo, que no debe haber duda que ve a las mujeres como cosas y objetos sexuales, y como “toro salvaje” se apresta a violentarlas: las faldas para este “toro” es el capote que le motiva a embestirlas: patético!

Los partidos deben excluir de sus filas a este tipo de personas porque son un inminente peligro para las mujeres; es una afrenta a la ley que sigan estando en encargos públicos gozando del pernicioso arribismo que, por desgracia, sigue imperando en el país.

Este señor se empoderó gracias al apoyo que recibió por parte de quienes fueron los dos principales liderazgos del PRD, gracias a ellos fue diputado federal, senador y presidente de Acapulco; recordemos cómo destruyó la paz y tranquilidad de este municipio. Finalmente se fue del PRD con el segundo liderazgo para formar parte de su movimiento donde lo hicieron senador de nuevo. Ha gozado de una permisividad con esos apoyos políticos lo que permitió su crecimiento y también su monstruosa impunidad como lo denuncian sus víctimas.

Hoy, ante su pretensión de ser gobernador, ha recibido el espaldarazo nuevamente de quien hoy es Presidente, y de la Secretaria de Gobernación arguyendo no ha sido sentenciado.

En la realidad, con estos hechos, sólo se logra las víctimas no denuncien, porque cuando lo hacen, son desairadas o amenazadas desde el machismo estructural, como sucede en este caso.

Es necesario se castiguen a los partidos que simulan estar a favor de los derechos de las mujeres; es necesario sumarnos a la exigencia de que ningún agresor de mujeres llegue al poder. Y en Guerrero por supuesto #NingúnVioladorSeráGobernador

Por Angélica de la Peña


Ningún partido político en el mundo es perfecto; por esa razón en las democracias se les exige cumplan reglas organizativas y éticas internas. La sociedad mexicana ha exigido que los partidos se comprometan en el cumplimiento de preceptos de honestidad, legalidad, justicia y eficiencia, y frente a hechos de corrupción e impunidad, ha sido necesario se apruebe una ley general de partidos políticos y leyes en materia de medios de impugnación en materia electoral y sobre delitos electorales.

La prevención de delitos frente a tantas formas de darle la vuelta a las leyes obligó a la organización feminista Las Constituyentes MX a diseñar la 3 de 3 contra la violencia de género: los partidos no deben postular a quienes son deudores de pensión alimenticia, sean acosadores o agresores sexuales, o sean agresores o violadores de mujeres en el ámbito privado. La 3 de 3 ya es lineamiento del INE y todos los partidos se obligaron formalmente a cumplirlo. Sin embargo se siguen haciendo de la vista gorda al postular a quienes son evidentes transgresores de los derechos de las mujeres.

Algunos partidos protegen a estos delincuentes por la obtención de votos. Esa popularidad refleja que el machismo se ve todavía como una cualidad en algunos sectores, y el influyentismo contribuye a ello, lo que dificulta las mujeres denuncien. El ejemplo más actual es el caso de Felix Salgado Macedonio, candidato de Morena al gobierno de Guerrero, denunciado como violador. Por desgracia una de las demandas, la autoridad judicial determinó ha prescrito.

Es lamentable que mujeres de Morena reconocidas por su militancia feminista, se queden calladas ante este atropello. El señor en comento se ufana orgulloso de su mote “toro sin cerca”. Es tan obvio el mensaje subliminal de su machismo, que no debe haber duda que ve a las mujeres como cosas y objetos sexuales, y como “toro salvaje” se apresta a violentarlas: las faldas para este “toro” es el capote que le motiva a embestirlas: patético!

Los partidos deben excluir de sus filas a este tipo de personas porque son un inminente peligro para las mujeres; es una afrenta a la ley que sigan estando en encargos públicos gozando del pernicioso arribismo que, por desgracia, sigue imperando en el país.

Este señor se empoderó gracias al apoyo que recibió por parte de quienes fueron los dos principales liderazgos del PRD, gracias a ellos fue diputado federal, senador y presidente de Acapulco; recordemos cómo destruyó la paz y tranquilidad de este municipio. Finalmente se fue del PRD con el segundo liderazgo para formar parte de su movimiento donde lo hicieron senador de nuevo. Ha gozado de una permisividad con esos apoyos políticos lo que permitió su crecimiento y también su monstruosa impunidad como lo denuncian sus víctimas.

Hoy, ante su pretensión de ser gobernador, ha recibido el espaldarazo nuevamente de quien hoy es Presidente, y de la Secretaria de Gobernación arguyendo no ha sido sentenciado.

En la realidad, con estos hechos, sólo se logra las víctimas no denuncien, porque cuando lo hacen, son desairadas o amenazadas desde el machismo estructural, como sucede en este caso.

Es necesario se castiguen a los partidos que simulan estar a favor de los derechos de las mujeres; es necesario sumarnos a la exigencia de que ningún agresor de mujeres llegue al poder. Y en Guerrero por supuesto #NingúnVioladorSeráGobernador