/ viernes 13 de octubre de 2017

Negocios bajo la lupa | Altruismo, negocios y ¿transparencia?

Por Laura Quintero

A casi un mes de que el centro del país fue sacudido por un fuerte temblor, la sociedad se volcó ante la urgencia de ayudar a quien más lo necesitaba, no obstante, mucha de la ayuda fue captada por fundaciones que se comprometieron a canalizar los apoyos, entre éstas destaca la Cruz Roja, la Fundación Carlos Slim, Fundemex, Walmart, Azteca y Fundación Ford, entre muchas otras.

Dentro del universo de las organizaciones que se ofrecieron a apoyar, una de las que más captó aportaciones es la Cruz Roja Mexicana, que concentró recursos millonarios de grandes trasnacionales como: Coca Cola, Google, Apple Faceebook, entre otras, sin embargo, hasta el momento poco se sabe del uso y manejo del dinero que la organización ha recibido.

En México, dos de cada tres fundaciones provienen de las compañías más importantes y grandes del país, en términos de facturación, éstas representan aportaciones muy por encima de las del resto de las siete mil 300 asociaciones registradas en México. Para grandes grupos empresariales el altruismo se ha convertido en una elegante manera de no pagar impuestos, por eso mismo es necesario exigir que trasparenten del destino de dichas donaciones.

Por otro lado, una de las fundaciones que se puso a “disposición” de la ciudadanía es la Fundación Carlos Slim, del magnate que le da nombre. Hasta el momento, ha sido la más aplaudida por ser la más eficiente y transparente en el manejo de los recursos.

El donativo aportado por la Fundación Slim asciende a mil 978.1 millones de pesos (106 millones de dólares), el cual se suma a lo aportado por 217 mil particulares a través de esta entidad, cuyos donativos suman 395.6 millones de pesos (21.2 millones de dólares). Los recursos totales que gestionará la Fundación Slim, todos de origen nacional, que suman un total de dos mil 373.8 millones de pesos.

Si bien, la bondad de la fundación ha sido mucha, será Alfonso Salem Slim, vicepresidente de IDEAL y mandamás de Inmuebles Carso, el que se encargará del programa de ayuda, será el responsable de administrar los más de dos mil 373 millones de pesos recaudados por donaciones, principalmente para ayuda humanitaria para damnificados, viviendas, escuelas, hospitales y protección estructural al patrimonio cultural en riesgo.

Ante la ineficiencia por parte de las autoridades, ha sido la IP la que ha asumido parte de las tareas de reconstrucción, no obstante, a ellos también es necesario exigirles cuentas del dinero que han recibido.

Todas las fundaciones, empresas y organizaciones que recibieron donaciones deben hacer público el destino de estos recursos, no son pocas las personas que antes de apoyar se preguntan ¿realmente llegan a su destino los donativos nacionales e internacionales que fueron donados para colaborar por los estragos que dejó el sismo?, no se sabe, pero es necesario que sí.

Abusan de la desgracia

 Donde están armando la “vaquita” para la reconstrucción de la CdMx tras el sismo del 19 de septiembre es en el gobierno Capitalino, que dirige Miguel Ángel Mancera. Pues a través de una circular, a diversos trabajadores del gobierno se les informó que la siguiente quincena no les llegará completa y que tendrán que aportar obligatoriamente desde 800 pesos hasta lo equivalente a una quincena, dependiendo del nivel de la plaza que ocupen. En el oficio, se les informa que todo el personal de estructura, es decir, desde enlace “A” hasta Secretario, deberán sumarse a la “donación para la reconstrucción”. Algo sin duda ilegal. La pregunta es ¿sabe Mancera de esto?

Por Laura Quintero

A casi un mes de que el centro del país fue sacudido por un fuerte temblor, la sociedad se volcó ante la urgencia de ayudar a quien más lo necesitaba, no obstante, mucha de la ayuda fue captada por fundaciones que se comprometieron a canalizar los apoyos, entre éstas destaca la Cruz Roja, la Fundación Carlos Slim, Fundemex, Walmart, Azteca y Fundación Ford, entre muchas otras.

Dentro del universo de las organizaciones que se ofrecieron a apoyar, una de las que más captó aportaciones es la Cruz Roja Mexicana, que concentró recursos millonarios de grandes trasnacionales como: Coca Cola, Google, Apple Faceebook, entre otras, sin embargo, hasta el momento poco se sabe del uso y manejo del dinero que la organización ha recibido.

En México, dos de cada tres fundaciones provienen de las compañías más importantes y grandes del país, en términos de facturación, éstas representan aportaciones muy por encima de las del resto de las siete mil 300 asociaciones registradas en México. Para grandes grupos empresariales el altruismo se ha convertido en una elegante manera de no pagar impuestos, por eso mismo es necesario exigir que trasparenten del destino de dichas donaciones.

Por otro lado, una de las fundaciones que se puso a “disposición” de la ciudadanía es la Fundación Carlos Slim, del magnate que le da nombre. Hasta el momento, ha sido la más aplaudida por ser la más eficiente y transparente en el manejo de los recursos.

El donativo aportado por la Fundación Slim asciende a mil 978.1 millones de pesos (106 millones de dólares), el cual se suma a lo aportado por 217 mil particulares a través de esta entidad, cuyos donativos suman 395.6 millones de pesos (21.2 millones de dólares). Los recursos totales que gestionará la Fundación Slim, todos de origen nacional, que suman un total de dos mil 373.8 millones de pesos.

Si bien, la bondad de la fundación ha sido mucha, será Alfonso Salem Slim, vicepresidente de IDEAL y mandamás de Inmuebles Carso, el que se encargará del programa de ayuda, será el responsable de administrar los más de dos mil 373 millones de pesos recaudados por donaciones, principalmente para ayuda humanitaria para damnificados, viviendas, escuelas, hospitales y protección estructural al patrimonio cultural en riesgo.

Ante la ineficiencia por parte de las autoridades, ha sido la IP la que ha asumido parte de las tareas de reconstrucción, no obstante, a ellos también es necesario exigirles cuentas del dinero que han recibido.

Todas las fundaciones, empresas y organizaciones que recibieron donaciones deben hacer público el destino de estos recursos, no son pocas las personas que antes de apoyar se preguntan ¿realmente llegan a su destino los donativos nacionales e internacionales que fueron donados para colaborar por los estragos que dejó el sismo?, no se sabe, pero es necesario que sí.

Abusan de la desgracia

 Donde están armando la “vaquita” para la reconstrucción de la CdMx tras el sismo del 19 de septiembre es en el gobierno Capitalino, que dirige Miguel Ángel Mancera. Pues a través de una circular, a diversos trabajadores del gobierno se les informó que la siguiente quincena no les llegará completa y que tendrán que aportar obligatoriamente desde 800 pesos hasta lo equivalente a una quincena, dependiendo del nivel de la plaza que ocupen. En el oficio, se les informa que todo el personal de estructura, es decir, desde enlace “A” hasta Secretario, deberán sumarse a la “donación para la reconstrucción”. Algo sin duda ilegal. La pregunta es ¿sabe Mancera de esto?