/ lunes 8 de junio de 2020

Nueva política económica y Covid-19

Con motivo de la pandemia que azota el mundo entero se han tenido que tomar medidas inéditas. En materia económica y de salud entendemos que se deben explorar nuevas acciones. Ya se tomaron medidas preventivas como la sana distancia y quedarse en casa. Ahora, estamos en la transición que nos está llevando de un gran esfuerzo en la atención médica a la pronta reactivación de la economía nacional.

Los principios por los cuales debe regirse las acciones del estado en materia económica ya las definió el presidente el 15 de mayo pasado en un documento titulado “La nueva política económica en los tiempos del coronavirus” en la cual se plasman cinco principios: Democracia, Justicia, Honestidad, Austeridad y Bienestar.

Es por ello que junto con el Diputado Benjamín Robles Montoya del Partido del Trabajo, realizamos un foro virtual del 1 al 5 de junio, en donde nos acompañaron reconocidas personalidades como el Dr. Sergio Silva de la Secretaria de Economía, así como los Secretarios de Economía de la Ciudad de México, Puebla y Tabasco, del gobierno de Naucalpan, quienes junto con académicos, Senadores y Diputados de la talla de Pablo Gómez, Mario Delgado, Dolores Padierna y Gerardo Fernández, y otros nombres muy destacados, realizamos el esfuerzo de analizar el complejo proceso de reactivación económica que tenemos hacia adelante.

Los gobiernos locales tienen muy claro que la ruta correcta es la plateada por el gobierno federal, el rescate de los empleos, de las pequeñas empresas, buscando las vocaciones productivas especificas por región y después interrelacionarlas con los proyectos estatales y federales estratégicos como el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas y el Aeropuerto Felipe Ángeles.

Es importante destacar que todas estas propuestas se hacen sin contratar deuda, porque de ninguna manera queremos que la crisis económica que se padece en estos momentos se convierta en una crisis financiera que hipoteque nuestro futuro y nos ate de manos durante décadas, como hoy sucede con el Fobaproa y en general con toda la deuda que asciende ya a 10 billones de pesos, que se contrató incluso para gasto corriente, lo cual está prohibido. Al respecto, otra de las conclusiones fue que es necesario auditar y hacer una revisión de las características de contratación de esa deuda para, en su caso, fincar responsabilidades y tomar medidas más radicales.

Se ha cambiado la forma de gobernar y afrontar la crisis, no más deuda pública, no más creación de nuevos impuestos, no más apoyar a las grandes empresas en detrimento de las personas más vulnerables. La propuesta es radicalmente diferente apoyo a los pequeños empresarios que representan el 95% de las empresas, la austeridad del gobierno que significa en esencia gastar de más y de manera más eficiente en la base social,

Ahora más que nunca queda claro que la visión y los programa que el presidente emprendió desde el principio de la administración son los correctos, ante un modelo neoliberal agotado, son las acciones que tienen que emprender los gobiernos de todo el mundo para superar la crisis.

La economía social se muestra como la vía para fortalecer de manera permanente y desde la base la economía nacional y generar un estado de Bienestar.

Debemos entender que las formas de producir han cambiado, vamos por una reactivación segura, el cual se dé certidumbre en lo económico, pero sobre todo en la salud, con protocolos responsables y eficaces.

Este es el primero de varios foros en los cuales los diputados de morena estaremos muy pendientes de las modificaciones legislativas que se requieran ante esta nueva realidad.



Diputada Federal Coordinadora Temática de Economía del Grupo Parlamentario de Morena

https://www.facebook.com/angeleshuertadip/

@gelahuerta

Con motivo de la pandemia que azota el mundo entero se han tenido que tomar medidas inéditas. En materia económica y de salud entendemos que se deben explorar nuevas acciones. Ya se tomaron medidas preventivas como la sana distancia y quedarse en casa. Ahora, estamos en la transición que nos está llevando de un gran esfuerzo en la atención médica a la pronta reactivación de la economía nacional.

Los principios por los cuales debe regirse las acciones del estado en materia económica ya las definió el presidente el 15 de mayo pasado en un documento titulado “La nueva política económica en los tiempos del coronavirus” en la cual se plasman cinco principios: Democracia, Justicia, Honestidad, Austeridad y Bienestar.

Es por ello que junto con el Diputado Benjamín Robles Montoya del Partido del Trabajo, realizamos un foro virtual del 1 al 5 de junio, en donde nos acompañaron reconocidas personalidades como el Dr. Sergio Silva de la Secretaria de Economía, así como los Secretarios de Economía de la Ciudad de México, Puebla y Tabasco, del gobierno de Naucalpan, quienes junto con académicos, Senadores y Diputados de la talla de Pablo Gómez, Mario Delgado, Dolores Padierna y Gerardo Fernández, y otros nombres muy destacados, realizamos el esfuerzo de analizar el complejo proceso de reactivación económica que tenemos hacia adelante.

Los gobiernos locales tienen muy claro que la ruta correcta es la plateada por el gobierno federal, el rescate de los empleos, de las pequeñas empresas, buscando las vocaciones productivas especificas por región y después interrelacionarlas con los proyectos estatales y federales estratégicos como el Tren Maya, la Refinería Dos Bocas y el Aeropuerto Felipe Ángeles.

Es importante destacar que todas estas propuestas se hacen sin contratar deuda, porque de ninguna manera queremos que la crisis económica que se padece en estos momentos se convierta en una crisis financiera que hipoteque nuestro futuro y nos ate de manos durante décadas, como hoy sucede con el Fobaproa y en general con toda la deuda que asciende ya a 10 billones de pesos, que se contrató incluso para gasto corriente, lo cual está prohibido. Al respecto, otra de las conclusiones fue que es necesario auditar y hacer una revisión de las características de contratación de esa deuda para, en su caso, fincar responsabilidades y tomar medidas más radicales.

Se ha cambiado la forma de gobernar y afrontar la crisis, no más deuda pública, no más creación de nuevos impuestos, no más apoyar a las grandes empresas en detrimento de las personas más vulnerables. La propuesta es radicalmente diferente apoyo a los pequeños empresarios que representan el 95% de las empresas, la austeridad del gobierno que significa en esencia gastar de más y de manera más eficiente en la base social,

Ahora más que nunca queda claro que la visión y los programa que el presidente emprendió desde el principio de la administración son los correctos, ante un modelo neoliberal agotado, son las acciones que tienen que emprender los gobiernos de todo el mundo para superar la crisis.

La economía social se muestra como la vía para fortalecer de manera permanente y desde la base la economía nacional y generar un estado de Bienestar.

Debemos entender que las formas de producir han cambiado, vamos por una reactivación segura, el cual se dé certidumbre en lo económico, pero sobre todo en la salud, con protocolos responsables y eficaces.

Este es el primero de varios foros en los cuales los diputados de morena estaremos muy pendientes de las modificaciones legislativas que se requieran ante esta nueva realidad.



Diputada Federal Coordinadora Temática de Economía del Grupo Parlamentario de Morena

https://www.facebook.com/angeleshuertadip/

@gelahuerta