/ martes 8 de enero de 2019

Odio nacional

No huele, sino apesta a odio en muchos rincones de México. Hay odio nacional o como dice la RAE “antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea”. Diría Spinoza que el odio es “una tristeza acompañada por la idea de una causa exterior”.

No es solo un sentimiento escrito por los bots en Twitter y Facebook o en los cánticos de las barras de futbol, ni en comentarios de políticos y autoridades en las redes socio digitales, el odio se respira en el camión, escuelas, etcétera. Perdón por lo cursi, pero su contraparte, el amor, nace de la alegría y el odio de la tristeza. En 2017, nuestro país pasó del lugar 14 al 25 en el Reporte Mundial de la Felicidad de la ONU. ¿Los mexicanos podremos odiar más que los siguientes ejemplos?, pero mejor vamos por partes: Redes socio digitales. El periódico El País explicó una teoría del funcionamiento de los bots. “Los piratas no pueden crear miedo ni odio de la nada… cuando descubren lo que una persona ya teme y odia, tienen fácil apretar las tuercas emocionales correspondientes y provocar una furia aún mayor." Existen personas que identifican estos mensajes para generar simpatía a sentimientos de tristeza.

Apuñalar a un perro. Algunos usuarios de Internet difundieron un video en el que denuncian a un hombre por apuñalar a un perro en Piedras Negras, Coahuila. Dice el periodista Héctor de Mauleon, irónicamente o no lo sé: “vi el video en el que un ser infrahumano acuchilla a un perro. Me llenó de odio, de dolor y de indignación. Ojalá pagues, maldito, lo deseo desde el fondo de mi corazón. Carajo. A veces no tengo esperanza en nosotros”. Los intelectuales también odian.

“Odio a las Águilas!". El periodista @Paco_Villa_ escribió en Twitter “Odio a las Águilas! En inglés, en español, en Soccer, ¡y en NFL!” como resultado de que el pateador de futbol americano en la NFL Cody Parkey falló un gol de campo a 10 segundos del final contra los Osos de Chicago, lo que ocasionó la victoria de los Águilas de Filadelfia. El comentario generó 476 retweets y 4.353 me gusta. El periodista es seguidor del equipo de futbol CAZ. ¿Habrá querido ser sarcástico ante la última derrota en la final del futbol contra las Poderosísimas Águilas del América? Un usuario respondió: “Cómo no vas a odiar a mis águilas mexicanas si son el más grande de México…” Algunos pensarán que la libertad de expresión permite odiar deportivamente, pero otros la materializan en muerte.

La realidad supera la ficción. En un episodio de la serie de Netflix Black Mirror muestra la trama de una serie de misteriosos asesinatos que han sido blanco de críticas en Twitter. En nuestro país, el columnista Ricardo Alemán escribió hace meses: “A Lennon lo mató un fan… A Selena la mató un fan A ver a qué hora, chairos”. “Les hablan!!!”. La interpretación del mensaje de odio fue en alusión a poner en peligro la vida del ahora presidente. Un acto reprobable; como la respuesta de AMLO a no acudir al funeral de la ex gobernadora de Puebla Érika Alonso y Rafael Moreno. Explicó que la causa fue por el ambiente que crearon grupos neofascistas en redes sociales para responsabilizar a su gobierno del accidente. Bobbio decía que “el fascista habla todo el tiempo de corrupción. Hizo eso en Italia en 1922… Acusa, insulta, agrede, como si él fuese puro y honesto… Más que la corrupción, el fascista practica la maldad”. Otros estudios se presentan en Mensajes de odio y discriminación en las redes sociales(CONAPRED). Mientras en 2018 en México hubo 159 homicidios de políticos, 55 por ciento más que en 2017, de acuerdo con Etellekt. ¿Algo tendrá que ver el discurso de odio nacional?

Académico y comunicólogo político por la FCPyS-UNAM.

@gersonmecalco

No huele, sino apesta a odio en muchos rincones de México. Hay odio nacional o como dice la RAE “antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea”. Diría Spinoza que el odio es “una tristeza acompañada por la idea de una causa exterior”.

No es solo un sentimiento escrito por los bots en Twitter y Facebook o en los cánticos de las barras de futbol, ni en comentarios de políticos y autoridades en las redes socio digitales, el odio se respira en el camión, escuelas, etcétera. Perdón por lo cursi, pero su contraparte, el amor, nace de la alegría y el odio de la tristeza. En 2017, nuestro país pasó del lugar 14 al 25 en el Reporte Mundial de la Felicidad de la ONU. ¿Los mexicanos podremos odiar más que los siguientes ejemplos?, pero mejor vamos por partes: Redes socio digitales. El periódico El País explicó una teoría del funcionamiento de los bots. “Los piratas no pueden crear miedo ni odio de la nada… cuando descubren lo que una persona ya teme y odia, tienen fácil apretar las tuercas emocionales correspondientes y provocar una furia aún mayor." Existen personas que identifican estos mensajes para generar simpatía a sentimientos de tristeza.

Apuñalar a un perro. Algunos usuarios de Internet difundieron un video en el que denuncian a un hombre por apuñalar a un perro en Piedras Negras, Coahuila. Dice el periodista Héctor de Mauleon, irónicamente o no lo sé: “vi el video en el que un ser infrahumano acuchilla a un perro. Me llenó de odio, de dolor y de indignación. Ojalá pagues, maldito, lo deseo desde el fondo de mi corazón. Carajo. A veces no tengo esperanza en nosotros”. Los intelectuales también odian.

“Odio a las Águilas!". El periodista @Paco_Villa_ escribió en Twitter “Odio a las Águilas! En inglés, en español, en Soccer, ¡y en NFL!” como resultado de que el pateador de futbol americano en la NFL Cody Parkey falló un gol de campo a 10 segundos del final contra los Osos de Chicago, lo que ocasionó la victoria de los Águilas de Filadelfia. El comentario generó 476 retweets y 4.353 me gusta. El periodista es seguidor del equipo de futbol CAZ. ¿Habrá querido ser sarcástico ante la última derrota en la final del futbol contra las Poderosísimas Águilas del América? Un usuario respondió: “Cómo no vas a odiar a mis águilas mexicanas si son el más grande de México…” Algunos pensarán que la libertad de expresión permite odiar deportivamente, pero otros la materializan en muerte.

La realidad supera la ficción. En un episodio de la serie de Netflix Black Mirror muestra la trama de una serie de misteriosos asesinatos que han sido blanco de críticas en Twitter. En nuestro país, el columnista Ricardo Alemán escribió hace meses: “A Lennon lo mató un fan… A Selena la mató un fan A ver a qué hora, chairos”. “Les hablan!!!”. La interpretación del mensaje de odio fue en alusión a poner en peligro la vida del ahora presidente. Un acto reprobable; como la respuesta de AMLO a no acudir al funeral de la ex gobernadora de Puebla Érika Alonso y Rafael Moreno. Explicó que la causa fue por el ambiente que crearon grupos neofascistas en redes sociales para responsabilizar a su gobierno del accidente. Bobbio decía que “el fascista habla todo el tiempo de corrupción. Hizo eso en Italia en 1922… Acusa, insulta, agrede, como si él fuese puro y honesto… Más que la corrupción, el fascista practica la maldad”. Otros estudios se presentan en Mensajes de odio y discriminación en las redes sociales(CONAPRED). Mientras en 2018 en México hubo 159 homicidios de políticos, 55 por ciento más que en 2017, de acuerdo con Etellekt. ¿Algo tendrá que ver el discurso de odio nacional?

Académico y comunicólogo político por la FCPyS-UNAM.

@gersonmecalco

martes 18 de junio de 2019

Los primos de la 4T

martes 11 de junio de 2019

El fracaso de YouTube

martes 04 de junio de 2019

Tecnoadictos

martes 28 de mayo de 2019

Los políticos también lloran

martes 21 de mayo de 2019

La reputación

martes 07 de mayo de 2019

Los cadeneros de Facebook

martes 30 de abril de 2019

Amenazas a taxistas en Guerrero

martes 23 de abril de 2019

Viernes santo en Minatitlán

martes 16 de abril de 2019

Las muertas de Juárez

Cargar Más