/ martes 10 de abril de 2018

Parlamento abierto: vinculación entre la ciudadanía y los legisladores

Por: Daniel Ávila

El pasado 14 de marzo tuve la fortuna de ser invitado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco y el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República para comentar el libro La nueva actividad legislativa en el Senado de la República: hacia un parlamento abierto. En dicha ocasión tuve la oportunidad de dialogar con los estudiantes acerca de cómo hacer un Poder Legislativo con rendición de cuentas, austero, transparente y con fácil acceso a la información.

También estuvieron presentes diferentes especialistas que escribieron capítulos en el texto referido, como Rosa María Mirón Lince (UNAM), Fernando Dworak (ITAM), Tomislav Lendo (Fundación Desarrollo Sustentable) y Álvaro López Lara (UAM). Todos ellos coincidieron que en las últimas legislaturas tanto la Cámara de Diputados, como el Senado de la República y los Congresos locales han asumido temas de debate y decisiones acerca de las políticas públicas que transformaron al país. Parte de ello ha sido el avance hacia un Congreso plural y con una incidencia importante para incluir las propuestas ciudadanas en sus debates.

Un Parlamento abierto debe tener una vinculación estrecha no sólo con los ciudadanos, sino con todas las personas que viven y se desarrollan en nuestro país.

En ese sentido, la nueva aplicación que permite dar seguimiento al trabajo de los legisladores, la expansión en la cobertura del Canal del Congreso, o su reciente ingreso en televisión abierta, han permitido que los mexicanos estén más al pendiente de los temas que sus representantes discuten en tribuna y comisiones.

La sociedad mexicana requiere de representantes que sean evaluados en sus labores. Asimismo, es importante que los ciudadanos tengan un acceso total a la información que se origina en el Congreso, a fin de contribuir a la plena transparencia y rendición de cuentas.

Entre las recomendaciones vertidas en el evento, está la evaluación del Poder Legislativo, la posibilidad de que el ciudadano conozca la información que se discute en el Congreso, la eventual puesta en marcha de la reelección de representantes, así como la cercanía con los observatorios ciudadanos, entre otros.

Mucho debemos hacer los legisladores a fin de recuperar la confianza ciudadana, ya que nuestra labor es muy criticada, por lo que debemos esforzarnos para que el Congreso sea una institución valorada positivamente. Iniciativas como “3 de 3” o la rendición de cuentas son favorables para que se observen con lupa las actividades de la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

El siguiente reto será ofrecer más información a la ciudadanía en lo referente al trabajo de las Comisiones, Comités y Centros de Investigación. Es necesario que los ciudadanos conozcan a fondo su Congreso y puedan acceder tanto a sus instalaciones como a los foros o mesas temáticas que se realizan constantemente.

La LXIV Legislatura que iniciará el próximo 1 de septiembre tendrá el desafío de formar un gobierno de coalición, hacer consensos y brindar información pública, lo cual serán avances importantes para contar con un Congreso abierto.

*Senador por Yucatán. Secretario del Comité Directivo del Instituto Belisario Domínguez, Secretario de la Comisión Bicameral del Canal del Congreso e integrante de las comisiones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, Juventud y Deporte, Turismo, así como de Reforma Agraria.

Senador del Pan por Yucatán

Por: Daniel Ávila

El pasado 14 de marzo tuve la fortuna de ser invitado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco y el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República para comentar el libro La nueva actividad legislativa en el Senado de la República: hacia un parlamento abierto. En dicha ocasión tuve la oportunidad de dialogar con los estudiantes acerca de cómo hacer un Poder Legislativo con rendición de cuentas, austero, transparente y con fácil acceso a la información.

También estuvieron presentes diferentes especialistas que escribieron capítulos en el texto referido, como Rosa María Mirón Lince (UNAM), Fernando Dworak (ITAM), Tomislav Lendo (Fundación Desarrollo Sustentable) y Álvaro López Lara (UAM). Todos ellos coincidieron que en las últimas legislaturas tanto la Cámara de Diputados, como el Senado de la República y los Congresos locales han asumido temas de debate y decisiones acerca de las políticas públicas que transformaron al país. Parte de ello ha sido el avance hacia un Congreso plural y con una incidencia importante para incluir las propuestas ciudadanas en sus debates.

Un Parlamento abierto debe tener una vinculación estrecha no sólo con los ciudadanos, sino con todas las personas que viven y se desarrollan en nuestro país.

En ese sentido, la nueva aplicación que permite dar seguimiento al trabajo de los legisladores, la expansión en la cobertura del Canal del Congreso, o su reciente ingreso en televisión abierta, han permitido que los mexicanos estén más al pendiente de los temas que sus representantes discuten en tribuna y comisiones.

La sociedad mexicana requiere de representantes que sean evaluados en sus labores. Asimismo, es importante que los ciudadanos tengan un acceso total a la información que se origina en el Congreso, a fin de contribuir a la plena transparencia y rendición de cuentas.

Entre las recomendaciones vertidas en el evento, está la evaluación del Poder Legislativo, la posibilidad de que el ciudadano conozca la información que se discute en el Congreso, la eventual puesta en marcha de la reelección de representantes, así como la cercanía con los observatorios ciudadanos, entre otros.

Mucho debemos hacer los legisladores a fin de recuperar la confianza ciudadana, ya que nuestra labor es muy criticada, por lo que debemos esforzarnos para que el Congreso sea una institución valorada positivamente. Iniciativas como “3 de 3” o la rendición de cuentas son favorables para que se observen con lupa las actividades de la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

El siguiente reto será ofrecer más información a la ciudadanía en lo referente al trabajo de las Comisiones, Comités y Centros de Investigación. Es necesario que los ciudadanos conozcan a fondo su Congreso y puedan acceder tanto a sus instalaciones como a los foros o mesas temáticas que se realizan constantemente.

La LXIV Legislatura que iniciará el próximo 1 de septiembre tendrá el desafío de formar un gobierno de coalición, hacer consensos y brindar información pública, lo cual serán avances importantes para contar con un Congreso abierto.

*Senador por Yucatán. Secretario del Comité Directivo del Instituto Belisario Domínguez, Secretario de la Comisión Bicameral del Canal del Congreso e integrante de las comisiones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, Juventud y Deporte, Turismo, así como de Reforma Agraria.

Senador del Pan por Yucatán

viernes 17 de agosto de 2018

El rol de la juventud en el desarrollo

viernes 17 de agosto de 2018

Esto es ser capitán

lunes 13 de agosto de 2018

Concamin | Reindustrializar a México

viernes 10 de agosto de 2018

Esto es ser capitán

viernes 10 de agosto de 2018

Leyendas Delegacionales

Cargar Más