/ miércoles 11 de agosto de 2021

Pobreza y falta de acceso a servicios de salud en México.

Sigo desconcertada por los datos presentados por el CONEVAL hace unos días: Dimensionar todo lo que conlleva que el 52.8% de los seres humanos de esta país se encuentran por debajo de la línea de pobreza por ingresos.

La pandemia tiene todo que ver, y agudiza esta situación la falta de políticas públicas encaminadas a apoyar a micro, pequeñas y medianas empresas que han enfrentado una cara dura de la realidad mientras ven sus ingresos reducidos y miles de personas quedan sin seguridad social cuando hace 2 años representaban más del 80% del empleo en el país. Las mujeres, además, enfrentan las mayores tasas de desempleo y pobreza.

Por otra parte, en México, 2.1 millones entraron en pobreza extrema y se perciben impactos diferenciados en grupos de afectados como jóvenes y niñas y niños, en los que aumentó este fenómeno en 2%, duplicando la incidencia en menores de 5 años, lo que también se refleja en la carencia de acceso a servicios de salud que pasó del 14 al 27% producto de la pérdida de empleo y del acceso a seguridad social de las personas a cargo de su cuidado. Aunado a los datos de jóvenes de 15 a 29 años que de acuerdo con la ENOE 2021 tienen la tasa más alta de desempleo (7%) entre la población económicamente activa.

Afortunadamente las entidades más necesitadas como Guerrero, Oaxaca y Chiapas han disminuido los porcentajes de incidencia de pobreza y pobreza extrema, en contraste con los incrementos significativos en 7 estados en términos de pobreza y 11 en pobreza extrema, principalmente en el centro norte del país.

Todo esto es sintomático de millones de familias que perdieron sus fuentes de ingresos y que se han desplazado de trabajos formales a informales, perdiendo seguridad social. Entre las 6 carencias sociales que mide CONEVAL, la carencia en acceso a servicios de salud se incrementó brutalmente, de 16.2 a 28.2%. Justo en un momento de emergencia sanitaria, agudizando la vulnerabilidad. Asimismo, debe atenderse de manera inminente el incremento de población menor de 18 años con ingresos inferiores a la línea de pobreza extrema que pasó del 18 al 22%.

Las proyecciones de la CEPAL no son alentadoras. Para 2022 se proyecta para América Latina y el Caribe crecimiento del 2,9%, que representa una desaceleración del ritmo de recuperación estimado para el cierre de este año en 5.2%, frente a la caída de -6.8% en 2020, que afectó –y afectará– gravemente a la población con menores ingresos.

Ante este panorama, importa la manera en que se distribuye el presupuesto público en el acceso oportuno a servicios de salud y en medidas económicas para devolver el empleo formal, sobre todo a las mujeres y jóvenes jefas y jefes de familia que proveen seguridad social a sus familias y que han enfrentado una crisis económica y sanitaria por demás asfixiante.


#Pobreza

#CONEVAL



@ClauCorichi



Sigo desconcertada por los datos presentados por el CONEVAL hace unos días: Dimensionar todo lo que conlleva que el 52.8% de los seres humanos de esta país se encuentran por debajo de la línea de pobreza por ingresos.

La pandemia tiene todo que ver, y agudiza esta situación la falta de políticas públicas encaminadas a apoyar a micro, pequeñas y medianas empresas que han enfrentado una cara dura de la realidad mientras ven sus ingresos reducidos y miles de personas quedan sin seguridad social cuando hace 2 años representaban más del 80% del empleo en el país. Las mujeres, además, enfrentan las mayores tasas de desempleo y pobreza.

Por otra parte, en México, 2.1 millones entraron en pobreza extrema y se perciben impactos diferenciados en grupos de afectados como jóvenes y niñas y niños, en los que aumentó este fenómeno en 2%, duplicando la incidencia en menores de 5 años, lo que también se refleja en la carencia de acceso a servicios de salud que pasó del 14 al 27% producto de la pérdida de empleo y del acceso a seguridad social de las personas a cargo de su cuidado. Aunado a los datos de jóvenes de 15 a 29 años que de acuerdo con la ENOE 2021 tienen la tasa más alta de desempleo (7%) entre la población económicamente activa.

Afortunadamente las entidades más necesitadas como Guerrero, Oaxaca y Chiapas han disminuido los porcentajes de incidencia de pobreza y pobreza extrema, en contraste con los incrementos significativos en 7 estados en términos de pobreza y 11 en pobreza extrema, principalmente en el centro norte del país.

Todo esto es sintomático de millones de familias que perdieron sus fuentes de ingresos y que se han desplazado de trabajos formales a informales, perdiendo seguridad social. Entre las 6 carencias sociales que mide CONEVAL, la carencia en acceso a servicios de salud se incrementó brutalmente, de 16.2 a 28.2%. Justo en un momento de emergencia sanitaria, agudizando la vulnerabilidad. Asimismo, debe atenderse de manera inminente el incremento de población menor de 18 años con ingresos inferiores a la línea de pobreza extrema que pasó del 18 al 22%.

Las proyecciones de la CEPAL no son alentadoras. Para 2022 se proyecta para América Latina y el Caribe crecimiento del 2,9%, que representa una desaceleración del ritmo de recuperación estimado para el cierre de este año en 5.2%, frente a la caída de -6.8% en 2020, que afectó –y afectará– gravemente a la población con menores ingresos.

Ante este panorama, importa la manera en que se distribuye el presupuesto público en el acceso oportuno a servicios de salud y en medidas económicas para devolver el empleo formal, sobre todo a las mujeres y jóvenes jefas y jefes de familia que proveen seguridad social a sus familias y que han enfrentado una crisis económica y sanitaria por demás asfixiante.


#Pobreza

#CONEVAL



@ClauCorichi



ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 06 de octubre de 2021

Paternidad afectiva 

Claudia Corichi

miércoles 22 de septiembre de 2021

Noche de Fuego 

Claudia Corichi

miércoles 15 de septiembre de 2021

Remesas, pilar de la economía

Claudia Corichi

miércoles 08 de septiembre de 2021

Migración más humana

Claudia Corichi

miércoles 01 de septiembre de 2021

Retos para la educación

Claudia Corichi

miércoles 25 de agosto de 2021

Mujeres en Afganistán

Claudia Corichi

Cargar Más