/ miércoles 5 de mayo de 2021

Por encima de todo...

Este Régimen atropella al Estado de Derecho. Viola la Constitución y cualquier ley que le impida cumplimentar un capricho. Aniquila a los órganos autónomos, arrasa con las instituciones y con cualquiera que se atreva a contradecir la palabra del divino. Lo sucedido con el sainete de Félix Salgado Macedonio, nos tiene con el ojo cuadrado.

Deshace la División de Poderes y, con el servilismo del Congreso, impone Reformas que trasgreden la Carta Magna, además de suponer un retroceso a las épocas de la dictablanda. La realidad es que estamos peor, en la ¡Dictadura! En el gobierno de un solo hombre con una directriz única.

El espectáculo inaudito del barbaján, Félix Salgado Macedonio, acaba de encender las alarmas. El sector pensante aplaudió a rabiar, la determinación del Tribunal Federal Electoral, de confirmar la sentencia del INE de anulación del registro de Salgado para Guerrero y de Raúl Morón en Michoacán, por no haber presentado los gastos de precampaña. Por más vociferaciones que hubo del mentado bando, los magistrados, salvo el horror que tienen como presidente –José Luis Vargas, conocido como el “billetes”-, decidieron reivindicarse y actuar conforme a su obligación, con respeto a la ley, libertad y conciencia del lugar que ocupan como máximo tribunal.

Más tardaron en sentenciar que, el partiducho de Marras, con Mario Delgado a la cabeza, resolvió, mediante encuestas –que ni ellos se las creen-, nominar a la hija del sátrapa. El sábado mismo registraron a Evelyn Salgado, como candidata y segura ganadora de la gubernatura. ¿Y los guerrerenses? Ni a quien les importe.

La interfecta y cultísima damisela presentó, como logros académicos, un curso de Excell y uno de Word. Nunca ha tenido un cargo de representación popular y la chamba más formal que suscribe es la de presidenta del DIF acapulqueño, cuando su papi fue presidente municipal. Su señor suegro, por otra parte, está tras las rejas por lavado de dinero y se conocen sus amplios nexos con el narcotráfico y el crimen organizado.

Queda claro quién va a desgobernar. El individuo acusado de violación, senador y ente de trayectoria negra. En manos de semejante aberración quedará una de las entidades más pobres y con altos índices delictivos.

Se rompe con los estatutos de Morena –cuestión que los tiene sin cuidado-, los que prohíben el nepotismo sin excepción. Al tabasqueño poco le inquietan estas “minucias”, sabido cómo favorece a sus familiares (O, ¿ya nadie se acuerda del hermano Pío recibiendo dádivas en efectivo?). Una prima resultó “candidata indígena” –usurpando una etnia-.

Repite la historia de Juanito en Iztapalapa, cuando Clara Brugada estaba impedida para ser delegada, AMLO nombró al infeliz titerillo que se prestó para ganar y al día siguiente declinar a favor de ella. Si no se puede por las buenas, pues por las chuecas y malas.

Se habla de las tristes condiciones de algunas entidades del Sureste, pero poco se dice de quienes llegan a “servirlas” para, por el contrario, hundirlas a mayor profundidad. El problema, en el caso de Guerrero, es la vocación de sus habitantes por elegir a estos individuos, que llegan a acabar de esquilmarlos.

Infestado de delincuentes y con una grave violencia, el ponerlo en manos de una mujer inexperta y sin preparación alguna, bajo el dominio de un auténtico malandrín, la incrementará al extremo. Otro territorio abierto para la delincuencia organizada.

catalinanq@hotmail.com

@catalinanq

Este Régimen atropella al Estado de Derecho. Viola la Constitución y cualquier ley que le impida cumplimentar un capricho. Aniquila a los órganos autónomos, arrasa con las instituciones y con cualquiera que se atreva a contradecir la palabra del divino. Lo sucedido con el sainete de Félix Salgado Macedonio, nos tiene con el ojo cuadrado.

Deshace la División de Poderes y, con el servilismo del Congreso, impone Reformas que trasgreden la Carta Magna, además de suponer un retroceso a las épocas de la dictablanda. La realidad es que estamos peor, en la ¡Dictadura! En el gobierno de un solo hombre con una directriz única.

El espectáculo inaudito del barbaján, Félix Salgado Macedonio, acaba de encender las alarmas. El sector pensante aplaudió a rabiar, la determinación del Tribunal Federal Electoral, de confirmar la sentencia del INE de anulación del registro de Salgado para Guerrero y de Raúl Morón en Michoacán, por no haber presentado los gastos de precampaña. Por más vociferaciones que hubo del mentado bando, los magistrados, salvo el horror que tienen como presidente –José Luis Vargas, conocido como el “billetes”-, decidieron reivindicarse y actuar conforme a su obligación, con respeto a la ley, libertad y conciencia del lugar que ocupan como máximo tribunal.

Más tardaron en sentenciar que, el partiducho de Marras, con Mario Delgado a la cabeza, resolvió, mediante encuestas –que ni ellos se las creen-, nominar a la hija del sátrapa. El sábado mismo registraron a Evelyn Salgado, como candidata y segura ganadora de la gubernatura. ¿Y los guerrerenses? Ni a quien les importe.

La interfecta y cultísima damisela presentó, como logros académicos, un curso de Excell y uno de Word. Nunca ha tenido un cargo de representación popular y la chamba más formal que suscribe es la de presidenta del DIF acapulqueño, cuando su papi fue presidente municipal. Su señor suegro, por otra parte, está tras las rejas por lavado de dinero y se conocen sus amplios nexos con el narcotráfico y el crimen organizado.

Queda claro quién va a desgobernar. El individuo acusado de violación, senador y ente de trayectoria negra. En manos de semejante aberración quedará una de las entidades más pobres y con altos índices delictivos.

Se rompe con los estatutos de Morena –cuestión que los tiene sin cuidado-, los que prohíben el nepotismo sin excepción. Al tabasqueño poco le inquietan estas “minucias”, sabido cómo favorece a sus familiares (O, ¿ya nadie se acuerda del hermano Pío recibiendo dádivas en efectivo?). Una prima resultó “candidata indígena” –usurpando una etnia-.

Repite la historia de Juanito en Iztapalapa, cuando Clara Brugada estaba impedida para ser delegada, AMLO nombró al infeliz titerillo que se prestó para ganar y al día siguiente declinar a favor de ella. Si no se puede por las buenas, pues por las chuecas y malas.

Se habla de las tristes condiciones de algunas entidades del Sureste, pero poco se dice de quienes llegan a “servirlas” para, por el contrario, hundirlas a mayor profundidad. El problema, en el caso de Guerrero, es la vocación de sus habitantes por elegir a estos individuos, que llegan a acabar de esquilmarlos.

Infestado de delincuentes y con una grave violencia, el ponerlo en manos de una mujer inexperta y sin preparación alguna, bajo el dominio de un auténtico malandrín, la incrementará al extremo. Otro territorio abierto para la delincuencia organizada.

catalinanq@hotmail.com

@catalinanq

ÚLTIMASCOLUMNAS