/ lunes 8 de enero de 2018

Por una industria latinoamericana innovadora y competitiva

Tengo el gusto de compartir con los lectores mi designación, a partir del 1 de enero de este año, como Presidente de la Asociación de Industriales Latinoamericanos (AILA), la organización cúpula de los industriales de América Latina; fundada en 1962, actualmente está integrada por los organismos representantes de la industria pertenecientes a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, El Salvador y Venezuela.

La industria latinoamericana aporta entre 20 y 30% del PIB, aproximadamente 15% del empleo formal y más del 20% de la recaudación tributaria en la región. Sin embargo, existen grandes oportunidades para incrementar estos aportes, a partir del buen aprovechamiento de la vasta cantidad de recursos naturales, la generación de valor agregado a los productos de la región y gran talento de los latinoamericanos; por ello he asumido este cargo con el firme propósito de promover entre los países de América Latina enfrentar juntos los retos globales y desafíos comunes, así como incrementar las relaciones productivas y comerciales del continente para consolidarla como una región industrial de progreso y bienestar social.

Por ello, sin dejar de atender los retos y desafíos de la industria mexicana en mi cargo al frente de Concamin, agradezco a los organismos de las naciones integrantes de AILA por la confianza y respaldo depositados en mi persona para asumir el liderazgo de la industria latinoamericana, en un periodo que comprende del primero de enero de 2018 al 31 de diciembre del 2020. Con gran entusiasmo este ciclo iniciará el presente mes, cuando recibamos a representantes industriales de América Latina para un proceso de planeación estratégica en el Centro México Innovación y Diseño (MIND), ubicado Guadalajara para definir ahí, entre todos los organismos representantes de la industria en la región, las prioridades y ejes de acción de nuestro sector durante los próximos tres años.

Sin lugar a dudas, uno de mis principales objetivos al aceptar esta encomienda, de la cual me siento profundamente orgulloso y comprometido como mexicano, será promover una industria latinoamericana de inversiones y encadenamientos productivos entre los diversos países latinoamericanos, aprovechando las ventajas competitivas y vocaciones productivas de cada país, así como impulsar y aprovechar al máximo el talento, creatividad y empeño de los habitantes de la región para la generación permanente de innovaciones.

Impulsar la innovación es una de las principales oportunidades para potenciar la competitividad económica y productiva de la región, y por ello es necesario vincular los esfuerzos del sector privado con otros sectores de la sociedad, como el académico y gubernamental, para concebir e impulsar juntos a la creatividad como valor agregado industrial latinoamericano.

Uno de mis principales ideales a seguir en esta encomienda es incrementar la vinculación de los industriales de América Latina con los demás sectores de la sociedad, para promover valores y mayores aportes de la iniciativa privada al mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes.

Desde ahora, sin lugar a dudas los compromisos más importantes que asumo son los de contribuir a una América Latina más justa y de progreso cimentado en una producción sustentable y respetuosa del medio ambiente; la Responsabilidad Social Empresarial, transparencia y combate a la corrupción como valores inherentes a industriales y empresas; el diálogo permanente y la búsqueda de beneficios comunes entre industriales y trabajadores así como incrementar y mantener firmes los vínculos industriales con el sector educativo de todo el continente para relacionar directamente las necesidades productivas con la oferta de conocimientos y habilidades impartidos en universidades y tecnológicos.

* Aprovecho este espacio para felicitar a los editores de El Sol de México por la nueva imagen, formato, diseño y contenidos de este gran diario, y felicitar a todos sus lectores por seguir contando con una publicación moderna, seria y objetiva a su alcance ¡Enhorabuena!

Presidente de Concamin

@ManuelHerreraV

Tengo el gusto de compartir con los lectores mi designación, a partir del 1 de enero de este año, como Presidente de la Asociación de Industriales Latinoamericanos (AILA), la organización cúpula de los industriales de América Latina; fundada en 1962, actualmente está integrada por los organismos representantes de la industria pertenecientes a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, El Salvador y Venezuela.

La industria latinoamericana aporta entre 20 y 30% del PIB, aproximadamente 15% del empleo formal y más del 20% de la recaudación tributaria en la región. Sin embargo, existen grandes oportunidades para incrementar estos aportes, a partir del buen aprovechamiento de la vasta cantidad de recursos naturales, la generación de valor agregado a los productos de la región y gran talento de los latinoamericanos; por ello he asumido este cargo con el firme propósito de promover entre los países de América Latina enfrentar juntos los retos globales y desafíos comunes, así como incrementar las relaciones productivas y comerciales del continente para consolidarla como una región industrial de progreso y bienestar social.

Por ello, sin dejar de atender los retos y desafíos de la industria mexicana en mi cargo al frente de Concamin, agradezco a los organismos de las naciones integrantes de AILA por la confianza y respaldo depositados en mi persona para asumir el liderazgo de la industria latinoamericana, en un periodo que comprende del primero de enero de 2018 al 31 de diciembre del 2020. Con gran entusiasmo este ciclo iniciará el presente mes, cuando recibamos a representantes industriales de América Latina para un proceso de planeación estratégica en el Centro México Innovación y Diseño (MIND), ubicado Guadalajara para definir ahí, entre todos los organismos representantes de la industria en la región, las prioridades y ejes de acción de nuestro sector durante los próximos tres años.

Sin lugar a dudas, uno de mis principales objetivos al aceptar esta encomienda, de la cual me siento profundamente orgulloso y comprometido como mexicano, será promover una industria latinoamericana de inversiones y encadenamientos productivos entre los diversos países latinoamericanos, aprovechando las ventajas competitivas y vocaciones productivas de cada país, así como impulsar y aprovechar al máximo el talento, creatividad y empeño de los habitantes de la región para la generación permanente de innovaciones.

Impulsar la innovación es una de las principales oportunidades para potenciar la competitividad económica y productiva de la región, y por ello es necesario vincular los esfuerzos del sector privado con otros sectores de la sociedad, como el académico y gubernamental, para concebir e impulsar juntos a la creatividad como valor agregado industrial latinoamericano.

Uno de mis principales ideales a seguir en esta encomienda es incrementar la vinculación de los industriales de América Latina con los demás sectores de la sociedad, para promover valores y mayores aportes de la iniciativa privada al mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes.

Desde ahora, sin lugar a dudas los compromisos más importantes que asumo son los de contribuir a una América Latina más justa y de progreso cimentado en una producción sustentable y respetuosa del medio ambiente; la Responsabilidad Social Empresarial, transparencia y combate a la corrupción como valores inherentes a industriales y empresas; el diálogo permanente y la búsqueda de beneficios comunes entre industriales y trabajadores así como incrementar y mantener firmes los vínculos industriales con el sector educativo de todo el continente para relacionar directamente las necesidades productivas con la oferta de conocimientos y habilidades impartidos en universidades y tecnológicos.

* Aprovecho este espacio para felicitar a los editores de El Sol de México por la nueva imagen, formato, diseño y contenidos de este gran diario, y felicitar a todos sus lectores por seguir contando con una publicación moderna, seria y objetiva a su alcance ¡Enhorabuena!

Presidente de Concamin

@ManuelHerreraV

miércoles 24 de enero de 2018

Modernización del TLCUEM

miércoles 18 de octubre de 2017

Creamos en México

martes 12 de septiembre de 2017

La modernización del TLCAN

miércoles 30 de agosto de 2017

Por una Ley de Aguas Nacionales

miércoles 16 de agosto de 2017

La modernización del TLCAN