/ martes 14 de abril de 2020

¿Qué dice la ONU sobre corrupción?

La corrupción es la pandemia que ha golpeado a todas las democracias, dictaduras o monarquías desde hace varios siglos. Son pocos los gobiernos que han logrado mitigar los efectos de este mal. Por ello, la Organización de las Naciones Unidas emitió una convención para combatir la corrupción.

La convención señala que los servidores públicos deben tener una remuneración adecuada, que deberá existir un escalafón y buenas condiciones laborales. Las Naciones Unidas estiman que un sueldo apropiado disminuye los riesgos del fenómeno conocido como corrupción y, sobretodo, en cierto tipo de puestos. Me imagino que se refiere a policías, ministerios públicos, directores de compras, jueces, etc. Lo anterior está en el artículo 7º de dicho instrumento internacional. El mismo artículo solicita méritos para el ingreso, transparencia y aptitud del candidato o candidata para el trabajo. Hoy en día, parece imposible hablar de una remuneración adecuada para nuestros servidores públicos, cada día se señala que su salario debe bajar más -o- que deben de donar el aguinaldo. Querido lector, sin pasar desapercibida a la pandemia que cimbra al país; algún día debemos discutir este tema a profundidad, y escuchando a todas las voces interesadas en un parlamento abierto.

La convención también señala que los Estados deben de contratar de manera transparente, competitiva, a través de criterios objetivos y de manera eficaz. Cada día, el Estado mexicano hace más contrataciones por adjudicación directa. No tengo dudas que la pandemia de COVID 19 abre un espacio para obviar dicha convención, sin embargo, el Estado mexicano lleva un tiempo privilegiando la adjudicación directa. En una democracia todos los temas se pueden debatir de manera civil, pausada y reflexiva. Así las cosas, le tendremos que entrar a este asunto, tarde o temprano, con una acción comunicativa respetuosa y, siguiendo los lineamientos de dicho instrumento internacional.

La convención también contempla a los empresarios. Aquí se hace especial énfasis en los libros de contabilidad, el conflicto de interés y los controles internos. Me pregunto, si el Estado mexicano tiene los libros contables de ODEBRECHT y el análisis de los mismos. En lo que toca al conflicto de interés y corrupción pura y dura esperemos a que se pronuncie un juez penal sobre el señor Lozoya y los otros acusados.

La convención indica que la corrupción puede ser un factor para anular contratos o concesiones. En mi óptica, debe existir un procedimiento que primero acredite el hecho de corrupción. Más adelante, se realice el procedimiento para anular los contratos y, por último, se garanticen los derechos de las personas que actuaron de buena fe. Todo lo anterior a través de un debido proceso.

El instrumento internacional se conoce como la Convención Mérida, pues fue en dicho lugar donde se discutió dicha convención internacional en el año 2003. Espero que honremos el haber sido el lugar dónde se debatió el multicitado instrumento internacional, y nos ciñamos más a los estándares que nos indica la ONU. Lo anterior,para lograr abatir ese cáncer que debilita a cualquier forma de gobierno.

La corrupción es la pandemia que ha golpeado a todas las democracias, dictaduras o monarquías desde hace varios siglos. Son pocos los gobiernos que han logrado mitigar los efectos de este mal. Por ello, la Organización de las Naciones Unidas emitió una convención para combatir la corrupción.

La convención señala que los servidores públicos deben tener una remuneración adecuada, que deberá existir un escalafón y buenas condiciones laborales. Las Naciones Unidas estiman que un sueldo apropiado disminuye los riesgos del fenómeno conocido como corrupción y, sobretodo, en cierto tipo de puestos. Me imagino que se refiere a policías, ministerios públicos, directores de compras, jueces, etc. Lo anterior está en el artículo 7º de dicho instrumento internacional. El mismo artículo solicita méritos para el ingreso, transparencia y aptitud del candidato o candidata para el trabajo. Hoy en día, parece imposible hablar de una remuneración adecuada para nuestros servidores públicos, cada día se señala que su salario debe bajar más -o- que deben de donar el aguinaldo. Querido lector, sin pasar desapercibida a la pandemia que cimbra al país; algún día debemos discutir este tema a profundidad, y escuchando a todas las voces interesadas en un parlamento abierto.

La convención también señala que los Estados deben de contratar de manera transparente, competitiva, a través de criterios objetivos y de manera eficaz. Cada día, el Estado mexicano hace más contrataciones por adjudicación directa. No tengo dudas que la pandemia de COVID 19 abre un espacio para obviar dicha convención, sin embargo, el Estado mexicano lleva un tiempo privilegiando la adjudicación directa. En una democracia todos los temas se pueden debatir de manera civil, pausada y reflexiva. Así las cosas, le tendremos que entrar a este asunto, tarde o temprano, con una acción comunicativa respetuosa y, siguiendo los lineamientos de dicho instrumento internacional.

La convención también contempla a los empresarios. Aquí se hace especial énfasis en los libros de contabilidad, el conflicto de interés y los controles internos. Me pregunto, si el Estado mexicano tiene los libros contables de ODEBRECHT y el análisis de los mismos. En lo que toca al conflicto de interés y corrupción pura y dura esperemos a que se pronuncie un juez penal sobre el señor Lozoya y los otros acusados.

La convención indica que la corrupción puede ser un factor para anular contratos o concesiones. En mi óptica, debe existir un procedimiento que primero acredite el hecho de corrupción. Más adelante, se realice el procedimiento para anular los contratos y, por último, se garanticen los derechos de las personas que actuaron de buena fe. Todo lo anterior a través de un debido proceso.

El instrumento internacional se conoce como la Convención Mérida, pues fue en dicho lugar donde se discutió dicha convención internacional en el año 2003. Espero que honremos el haber sido el lugar dónde se debatió el multicitado instrumento internacional, y nos ciñamos más a los estándares que nos indica la ONU. Lo anterior,para lograr abatir ese cáncer que debilita a cualquier forma de gobierno.

martes 07 de julio de 2020

El procedimiento a Emilio Lozoya

miércoles 01 de julio de 2020

Por qué liberaron a la mamá del Marro

martes 23 de junio de 2020

Chumel y Toñito

miércoles 17 de junio de 2020

Policías u homicidas

miércoles 10 de junio de 2020

¿Cómo se la están jugando los médicos?

jueves 28 de mayo de 2020

Rulfo, Cortázar y la pandemia

martes 19 de mayo de 2020

Ni dioses ni demonios

martes 12 de mayo de 2020

¿Cómo combatir la corrupción?

martes 05 de mayo de 2020

El presidencialismo

Cargar Más