/ domingo 21 de julio de 2019

¿Quién puede dirigir al priismo nacional?

La democracia mexicana enfrenta el mayor reto de su historia: no sufrir un severo retroceso con la pretendida justificación de buscar alcanzar una mayor justicia social. Ambos principios son irrenunciables y deben avanzar sincronizada y recíprocamente. Y para garantizarlo resultan imprescindibles los partidos políticos de oposición.

Y en ese sentido, desde el pasado 10 de junio, fecha en que se emitió la convocatoria para la renovación de su dirigencia nacional, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) está volcado en el proselitismo de las fórmulas registradas y en la organización del proceso de elección, que por primera vez desde hace 12 años será de consulta directa a la militancia, siendo el 11 de agosto cuando poco más de 6 millones de militantes elijan al nuevo presidente y secretaria general.

Ante ello, hay quienes opinan que se trata de un proceso que a nadie interesa, pero en realidad, resulta ser un aspecto fundamental para la democracia no sólo al interior del PRI, sino del país entero, pues lo que está en juego es fortalecer a los actores que restablezcan los pesos y contrapesos en la democracia mexicana.

La fórmula integrada por Alejandro Moreno Cárdenas “Alito” y Carolina Viggiano Austria para presidente y secretaria general del PRI respectivamente, ha llamado fuertemente la atención porque se trata de dos políticos que surgen de la base militante, que encarnan la cultura del esfuerzo y del mérito partidista y que han realizado posicionamientos claros, concretos y viables de lo que debe de hacer el PRI en los siguientes años.

Así quedó de manifiesto en el debate que las y el candidato a la presidencia nacional sostuvieron el pasado 17 de julio, en el que frente a la titubeante, confusa y falta de propuestas Ivonne Ortega, el campechano Alejandro Moreno Cárdenas se mostró como un líder partidista que sin buscar imponer, sí tiene claro cuál sería su papel como dirigente nacional de un partido político de oposición, que busca volver a ser competitivo y que requiere realizar cambios a su estructura para cohesionarse, unirse y fortalecer su propuesta política.

Cuando una aspirante a dirigir al PRI no es capaz de responder a la pregunta que es vital para la supervivencia de este instituto político, como lo es su ideología, estamos frente a alguien que no es la indicada.

En cambio, Alejandro Moreno Cárdenas respondió claro y fuerte: Un partido socialdemócrata, de centro izquierda y progresista, que tiene como principios la democracia y la justicia social. Y ésa es la hoja de ruta que el PRI hoy no puede perder de vista para consolidarse como una oposición competitiva, que quiere construir su propuesta de gobierno y que tiene la responsabilidad de volver a construir las instituciones públicas que hoy han sido desmanteladas en perjuicio de la sociedad, en particular, de los grupos más vulnerables.

Por su capacidad, por su carrera partidista y por su propuesta, los indicados para dirigir al PRI ante el mayor reto de su historia son Alejandro Moreno Cárdenas “Alito” y Carolina Viggiano Austria. Al tiempo.

camachovargas@prodigy.net.mx

@jlcamachov

La democracia mexicana enfrenta el mayor reto de su historia: no sufrir un severo retroceso con la pretendida justificación de buscar alcanzar una mayor justicia social. Ambos principios son irrenunciables y deben avanzar sincronizada y recíprocamente. Y para garantizarlo resultan imprescindibles los partidos políticos de oposición.

Y en ese sentido, desde el pasado 10 de junio, fecha en que se emitió la convocatoria para la renovación de su dirigencia nacional, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) está volcado en el proselitismo de las fórmulas registradas y en la organización del proceso de elección, que por primera vez desde hace 12 años será de consulta directa a la militancia, siendo el 11 de agosto cuando poco más de 6 millones de militantes elijan al nuevo presidente y secretaria general.

Ante ello, hay quienes opinan que se trata de un proceso que a nadie interesa, pero en realidad, resulta ser un aspecto fundamental para la democracia no sólo al interior del PRI, sino del país entero, pues lo que está en juego es fortalecer a los actores que restablezcan los pesos y contrapesos en la democracia mexicana.

La fórmula integrada por Alejandro Moreno Cárdenas “Alito” y Carolina Viggiano Austria para presidente y secretaria general del PRI respectivamente, ha llamado fuertemente la atención porque se trata de dos políticos que surgen de la base militante, que encarnan la cultura del esfuerzo y del mérito partidista y que han realizado posicionamientos claros, concretos y viables de lo que debe de hacer el PRI en los siguientes años.

Así quedó de manifiesto en el debate que las y el candidato a la presidencia nacional sostuvieron el pasado 17 de julio, en el que frente a la titubeante, confusa y falta de propuestas Ivonne Ortega, el campechano Alejandro Moreno Cárdenas se mostró como un líder partidista que sin buscar imponer, sí tiene claro cuál sería su papel como dirigente nacional de un partido político de oposición, que busca volver a ser competitivo y que requiere realizar cambios a su estructura para cohesionarse, unirse y fortalecer su propuesta política.

Cuando una aspirante a dirigir al PRI no es capaz de responder a la pregunta que es vital para la supervivencia de este instituto político, como lo es su ideología, estamos frente a alguien que no es la indicada.

En cambio, Alejandro Moreno Cárdenas respondió claro y fuerte: Un partido socialdemócrata, de centro izquierda y progresista, que tiene como principios la democracia y la justicia social. Y ésa es la hoja de ruta que el PRI hoy no puede perder de vista para consolidarse como una oposición competitiva, que quiere construir su propuesta de gobierno y que tiene la responsabilidad de volver a construir las instituciones públicas que hoy han sido desmanteladas en perjuicio de la sociedad, en particular, de los grupos más vulnerables.

Por su capacidad, por su carrera partidista y por su propuesta, los indicados para dirigir al PRI ante el mayor reto de su historia son Alejandro Moreno Cárdenas “Alito” y Carolina Viggiano Austria. Al tiempo.

camachovargas@prodigy.net.mx

@jlcamachov

domingo 15 de septiembre de 2019

El Tribunal Electoral

domingo 08 de septiembre de 2019

AMLO, Monreal, Rojas y Fernández

domingo 01 de septiembre de 2019

¿Qué pasó con los libros de texto?

domingo 25 de agosto de 2019

La mano de Monreal

domingo 18 de agosto de 2019

Música en el Metro

domingo 11 de agosto de 2019

Federación le falla a Guerrero

domingo 04 de agosto de 2019

El PRI con Alejandro Moreno

domingo 28 de julio de 2019

La Ruta del Libro de Texto

domingo 14 de julio de 2019

La constitucionalidad debe prevalecer

Cargar Más