/ miércoles 31 de julio de 2019

¿Regreso a la era del dinero barato?

Posibles efectos sobre la economía mexicana de una baja en la tasa de interés en Estados Unidos.

Como respuesta a un crecimiento débil en 2008, la Reserva Federal de Estados Unidos, conocida en el argot financiero como la Fed, disminuyó la Tasa de Interés de Fondos Federales con el objetivo de estimular la economía. Uno de sus efectos fue contribuir a la Burbuja Especulativa. Esta política se mantuvo hasta 2016.

Para llevar el costo del dinero a un nivel más realista hubo una política de encarecimiento del crédito vía incremento de la tasa de interés que se ha mantenido desde 2016 hasta el día de ayer.

Trump, un especulador financiero consagrado, ha declarado, casi “exigido” a la Fed, que baje la tasa de interés de cara a las elecciones de noviembre de 2020, para intentar re-elegirse en un ambiente positivo: dinero en los bolsillos y buena percepción económica de los votantes estadounidenses.

Hoy miércoles, se espera que la Fed, por primera vez en más de 10 años, reduzca el nivel de la tasa, con el objetivo de estimular la economía de EEE.UU. la cual comienza a mostrar signos de desaceleración. La idea es que, al bajar el costo del dinero, los bancos otorguen mayores créditos al consumo, hipotecarios, y a las empresas para financiar sus operaciones.

La importancia de la Tasa de Fondos Federales radica en que es la tasa a la cual la Fed le presta dinero a los bancos comerciales, y estos bancos, a su vez, usan dicha tasa como referencia para prestar dinero a los consumidores, a las empresas y a inversionistas. Por ello, estos cambios afectan el empleo, la producción, el tipo de cambio y la inflación.

Si esta medida se confirma, se esperan los siguientes posibles efectos para México:

Negativos: es muy probable que haya pocos beneficios para México de un posible repunte del crecimiento en el consumo en EE.UU.

Positivos: la reducción en el rendimiento de los fondos de inversión en Estados Unidos, hará que los rendimientos en inversiones en México sean más atractivos, por el diferencial positivo de tasas de interés a favor de México (los CETES están dando 8.15% de rendimiento anual), lo que significa mayor entrada de dólares al país lo que fortalecerá al peso y hará que bajen los precios de los bienes importados.

Para consumidores y empresas, podría ser un buen momento para comenzar a recurrir al crédito para financiar inversiones y proyectos productivos, con precaución.

Políticos: con una economía en bonanza que pretende sostener con tasas bajas y de cara a las elecciones presidenciales en EE.UU., lo único que le quedaría a Trump es seguir haciendo de México el malo de la película.

Twitter @ClauCorichi

Posibles efectos sobre la economía mexicana de una baja en la tasa de interés en Estados Unidos.

Como respuesta a un crecimiento débil en 2008, la Reserva Federal de Estados Unidos, conocida en el argot financiero como la Fed, disminuyó la Tasa de Interés de Fondos Federales con el objetivo de estimular la economía. Uno de sus efectos fue contribuir a la Burbuja Especulativa. Esta política se mantuvo hasta 2016.

Para llevar el costo del dinero a un nivel más realista hubo una política de encarecimiento del crédito vía incremento de la tasa de interés que se ha mantenido desde 2016 hasta el día de ayer.

Trump, un especulador financiero consagrado, ha declarado, casi “exigido” a la Fed, que baje la tasa de interés de cara a las elecciones de noviembre de 2020, para intentar re-elegirse en un ambiente positivo: dinero en los bolsillos y buena percepción económica de los votantes estadounidenses.

Hoy miércoles, se espera que la Fed, por primera vez en más de 10 años, reduzca el nivel de la tasa, con el objetivo de estimular la economía de EEE.UU. la cual comienza a mostrar signos de desaceleración. La idea es que, al bajar el costo del dinero, los bancos otorguen mayores créditos al consumo, hipotecarios, y a las empresas para financiar sus operaciones.

La importancia de la Tasa de Fondos Federales radica en que es la tasa a la cual la Fed le presta dinero a los bancos comerciales, y estos bancos, a su vez, usan dicha tasa como referencia para prestar dinero a los consumidores, a las empresas y a inversionistas. Por ello, estos cambios afectan el empleo, la producción, el tipo de cambio y la inflación.

Si esta medida se confirma, se esperan los siguientes posibles efectos para México:

Negativos: es muy probable que haya pocos beneficios para México de un posible repunte del crecimiento en el consumo en EE.UU.

Positivos: la reducción en el rendimiento de los fondos de inversión en Estados Unidos, hará que los rendimientos en inversiones en México sean más atractivos, por el diferencial positivo de tasas de interés a favor de México (los CETES están dando 8.15% de rendimiento anual), lo que significa mayor entrada de dólares al país lo que fortalecerá al peso y hará que bajen los precios de los bienes importados.

Para consumidores y empresas, podría ser un buen momento para comenzar a recurrir al crédito para financiar inversiones y proyectos productivos, con precaución.

Políticos: con una economía en bonanza que pretende sostener con tasas bajas y de cara a las elecciones presidenciales en EE.UU., lo único que le quedaría a Trump es seguir haciendo de México el malo de la película.

Twitter @ClauCorichi

miércoles 18 de septiembre de 2019

Amnistía y reconciliación

miércoles 11 de septiembre de 2019

Pago de impuestos más justo

miércoles 04 de septiembre de 2019

Mujeres ilustres de billete

miércoles 28 de agosto de 2019

La Amazonia del mundo

miércoles 21 de agosto de 2019

Diamantina contra la impunidad

miércoles 14 de agosto de 2019

La planeación transexenal para megaproyectos

miércoles 07 de agosto de 2019

La deuda histórica con los pueblos indígenas

miércoles 31 de julio de 2019

¿Regreso a la era del dinero barato?

miércoles 24 de julio de 2019

La Chica de Ipanema y la libertad

miércoles 17 de julio de 2019

Mineras: problemas en el paraíso

Cargar Más