/ viernes 16 de febrero de 2024

¡Taylor Swift Presidenta!

Demócratas (55%), Republicanos (20%), Independientes (23%) —y hasta algunos Trumpistas— votarían en EU por la cantante Taylor Swift. De acuerdo con SSRS Panel Ómnibus de Opinión en octubre pasado, casi seis de cada 10 norteamericanos se declaraban "fan casual" de Swift y ocho por ciento "gran fan". Ese mismo mes, Alyssa Farah Griffin, ex jefa de prensa de la Casa Blanca con Donald Trump, aseguró que la empresaria de 34 años ganaría las elecciones del súper martes de 2024 “con tan solo inscribirse en la competencia”.

Los “expertos” de marketing sobredimensionan los efectos de los likes en cuentas de redes sociodigitales, como sinónimo de votos. Sin embargo, el real “efecto Taylor” mostró el call to action en septiembre de 2023, cuando publicó un mensaje en Instagram, lo que causó que más de 272 millones de seguidores se inscribieran para votar. El mensaje generó más de 35 mil registros en la organización apartidista sin fines de lucro Vote.org

Asimismo, Taylor es la MVP del fútbol americano, sin haber tocado el balón. De acuerdo con https://bleedingcool.com/ el fin de semana el rating del Super Bowl LVIII, entre los Chiefs y 49ers se convirtió en el programa más observado en la historia de la TV estadounidense con 123.4 millones, el segundo lugar es el Super Bowl LVII, entre los Chiefs y Eagles, con 114.9 millones. Ojo con la siguiente conclusión: “Los deportes controlan 56 de los 100 lugares con más rating en la historia de la TV norteamericana… el desglose muestra que la NFL es el líder de la tabla con 45 juegos, le siguen seis partidos de la NBA, tres del baloncesto universitario, uno de futbol universitario y un análisis de un juego de la NFL en Fox Sport”.

El efecto “Taylor” en el deporte se puede medir también en la TV mexicana. “16.8 millones de personas eligieron la señal de Televisa Univision para ver la edición LVIII del Súper Tazón, superando en 50% la audiencia alcanzada por su competencia”. En televisión restringida Fox Sport difundió: “Por octavo año consecutivo somos líderes. Alrededor de 1.1 millones (lo) disfrutaron… logramos dos veces más audiencia durante la transmisión simulcast respecto a nuestro principal competidor de TV de paga”. Más allá de la visión de los ganadores, a estas cifras hay que sumar los datos de los perdedores; TV Azteca y ESPN, para dimensionar los datos finales.

Ante estos datos, mi hipótesis es que más allá del buen espectáculo deportivo, en más de cinco ocasiones las personas que no son fans del deporte de los emparrillados, pudieron observar en la trasmisión a la señorita Swift, bebiendo un trago, emocionándose en cada jugada del mariscal de campo de los Jefes, Patrick Mahomes, entre otros momentos. En otras palabras, la presencia de la cantante motivó el monitoreo de audiencias ajenas al deporte, pero súper fans de la cantante del momento. Incluso las casas de apuestas formularon las siguientes preguntas: ¿Travis Kelce (jugador de los jefes) propondrá matrimonio a Taylor Swift?, ¿Aparecerá Taylor Swift a cuadro durante la entonación del himno? o ¿Taylor será mencionada en el discurso del MVP?

Ya casi para terminar la periodista María Porcel se pregunta “¿Hasta dónde puede influir Taylor Swift, la artista más poderosa del momento, en el resultado electoral de Estados Unidos?” Se afirma que la cantante es un fenómeno de masas con 300 millones de seguidores en redes… No será (el asalto al Capitolio del 6 de enero), ni el fraude electoral, ni los casos de abuso sexual, ni bailar con Jeffrey Epstein, ni siquiera ser el padre de Don Jr. lo que al final acabará con Donald Trump, será un ejército de swifties cabreados”.

La única conclusión es que no hay encuestas oficiales de las aspiraciones políticas de Taylor. Pero en los últimos meses ha llenado 150 conciertos en más de 40 ciudades de todo el mundo. Públicamente a muchos republicanos no les gustan estos datos; ni tampoco enfrentar a una “mujer relativamente joven, rica, exitosa, con una carrera hecha, que triunfa con sus canciones, pero también es una inspiración porque dice: ‘Lo que hago no le gusta a todo el mundo, pero a mí sí'”. Y por si fuera poco Nielsen señala que la NFL aumentó, esta temporada, sus televidentes en 53 por ciento en niñas de entre 12 y 17 años, quienes son futuras votantes para Taylor en 2024, 2028 o 2032. Al tiempo.

Comunicólogo político, académico de la FCPyS UNAM y Maestro en Periodismo Político @gersonmecalco

Demócratas (55%), Republicanos (20%), Independientes (23%) —y hasta algunos Trumpistas— votarían en EU por la cantante Taylor Swift. De acuerdo con SSRS Panel Ómnibus de Opinión en octubre pasado, casi seis de cada 10 norteamericanos se declaraban "fan casual" de Swift y ocho por ciento "gran fan". Ese mismo mes, Alyssa Farah Griffin, ex jefa de prensa de la Casa Blanca con Donald Trump, aseguró que la empresaria de 34 años ganaría las elecciones del súper martes de 2024 “con tan solo inscribirse en la competencia”.

Los “expertos” de marketing sobredimensionan los efectos de los likes en cuentas de redes sociodigitales, como sinónimo de votos. Sin embargo, el real “efecto Taylor” mostró el call to action en septiembre de 2023, cuando publicó un mensaje en Instagram, lo que causó que más de 272 millones de seguidores se inscribieran para votar. El mensaje generó más de 35 mil registros en la organización apartidista sin fines de lucro Vote.org

Asimismo, Taylor es la MVP del fútbol americano, sin haber tocado el balón. De acuerdo con https://bleedingcool.com/ el fin de semana el rating del Super Bowl LVIII, entre los Chiefs y 49ers se convirtió en el programa más observado en la historia de la TV estadounidense con 123.4 millones, el segundo lugar es el Super Bowl LVII, entre los Chiefs y Eagles, con 114.9 millones. Ojo con la siguiente conclusión: “Los deportes controlan 56 de los 100 lugares con más rating en la historia de la TV norteamericana… el desglose muestra que la NFL es el líder de la tabla con 45 juegos, le siguen seis partidos de la NBA, tres del baloncesto universitario, uno de futbol universitario y un análisis de un juego de la NFL en Fox Sport”.

El efecto “Taylor” en el deporte se puede medir también en la TV mexicana. “16.8 millones de personas eligieron la señal de Televisa Univision para ver la edición LVIII del Súper Tazón, superando en 50% la audiencia alcanzada por su competencia”. En televisión restringida Fox Sport difundió: “Por octavo año consecutivo somos líderes. Alrededor de 1.1 millones (lo) disfrutaron… logramos dos veces más audiencia durante la transmisión simulcast respecto a nuestro principal competidor de TV de paga”. Más allá de la visión de los ganadores, a estas cifras hay que sumar los datos de los perdedores; TV Azteca y ESPN, para dimensionar los datos finales.

Ante estos datos, mi hipótesis es que más allá del buen espectáculo deportivo, en más de cinco ocasiones las personas que no son fans del deporte de los emparrillados, pudieron observar en la trasmisión a la señorita Swift, bebiendo un trago, emocionándose en cada jugada del mariscal de campo de los Jefes, Patrick Mahomes, entre otros momentos. En otras palabras, la presencia de la cantante motivó el monitoreo de audiencias ajenas al deporte, pero súper fans de la cantante del momento. Incluso las casas de apuestas formularon las siguientes preguntas: ¿Travis Kelce (jugador de los jefes) propondrá matrimonio a Taylor Swift?, ¿Aparecerá Taylor Swift a cuadro durante la entonación del himno? o ¿Taylor será mencionada en el discurso del MVP?

Ya casi para terminar la periodista María Porcel se pregunta “¿Hasta dónde puede influir Taylor Swift, la artista más poderosa del momento, en el resultado electoral de Estados Unidos?” Se afirma que la cantante es un fenómeno de masas con 300 millones de seguidores en redes… No será (el asalto al Capitolio del 6 de enero), ni el fraude electoral, ni los casos de abuso sexual, ni bailar con Jeffrey Epstein, ni siquiera ser el padre de Don Jr. lo que al final acabará con Donald Trump, será un ejército de swifties cabreados”.

La única conclusión es que no hay encuestas oficiales de las aspiraciones políticas de Taylor. Pero en los últimos meses ha llenado 150 conciertos en más de 40 ciudades de todo el mundo. Públicamente a muchos republicanos no les gustan estos datos; ni tampoco enfrentar a una “mujer relativamente joven, rica, exitosa, con una carrera hecha, que triunfa con sus canciones, pero también es una inspiración porque dice: ‘Lo que hago no le gusta a todo el mundo, pero a mí sí'”. Y por si fuera poco Nielsen señala que la NFL aumentó, esta temporada, sus televidentes en 53 por ciento en niñas de entre 12 y 17 años, quienes son futuras votantes para Taylor en 2024, 2028 o 2032. Al tiempo.

Comunicólogo político, académico de la FCPyS UNAM y Maestro en Periodismo Político @gersonmecalco