/ jueves 3 de noviembre de 2022

Teatrikando | Donan audios de la XEX a la Fonoteca

El día que nos anunció el director de la Fonoteca, Pável Granados, que deja ese puesto y pasa a formar parte de Canal 22, celebramos una sesión muy especial.

La Fonoteca agradece así el donativo a Alonso Sordo Noriega y Murguía de audios referentes a la fundación de XEX, La voz de México; familiares y amigos se dieron cita en Coyoacán para escuchar esas transmisiones míticas y las palabras de Sordo Noriega hijo.

Hizo referencia al día en que fue inaugurada la estación, los avatares por los que pasó hasta llegar a esa anhelada jornada de 1947, Josephine Baker estuvo presente. Ella, ama y señora del teatro musical. Vimos esas fotografías.

Es una colección de antología, porque no existe otra igual: la XEW tenía un archivo de audios en un cuarto abandonado, principalmente eran materiales referentes a comerciales, no mucho de voces de los grandes locutores como Leopoldo de Samaniego o Manuel Bernal. Como muchas cosas en nuestro país, hacía falta la conciencia de que era material histórico, no basura, y, como tal finalmente fue desechado.

El acervo de XEX, que se entregó, se refiere a programas muy importantes como los de la fundación de la estación, hay voces de presidentes de la República, cantantes y transmisiones de corridas de toros históricas.

Escuchamos anécdotas de Walter C. Buchanan, Alonso Sordo Noriega, Pedro de Lille, Ricardo López Méndez y Prinkle (genial industrial farmacéutico) que en 1942 hizo una radiodifusora que vivió mil aventuras para hacerse publicidad, compró unos sistemas poderosos para cumplir sus sueños, hasta logró transmitir desde un barco. Un día el gobierno le incautó sus equipos porque eran una estación pirata. Finalmente todas esas herramientas de trabajo y antenas servirían para el proyecto de Sordo Noriega, en virtud de que se las venden y él les da un mejor uso. Por cierto, uno de los socios era Petróleos Mexicanos (Pemex).

De las grandes antenas que tuvieron, una de ellas actualmente está en avenida Chapultepec. Transmitía con medio millón de watts, una cifra que nadie tenía en ese momento, tuvo una estrategia especial, retransmitir a lo largo del continente para enlazar con otros países.

Escuchamos la transmisión de una escena bélica dramatizada en la que Sordo Noriega narra momentos de la guerra, auxiliado por el famoso Alpiste, que era el mago de los sonidos y efectos especiales.

También escuchamos el programa que desde Morelia, mediante control remoto, pasó a través de XEX la despedida de Chucho Solórzano, el gran torero también llamado El rey del temple; recordaron que fue gran amigo de Lorenzo Garza a quien le instaló el sobre nombre de El ave las tempestades, pues don Alonso fue muy creativo en eso de adjetivar y encontrar la metáfora exacta. No fue tan amigo de Armilla padre, por eso de las envidias, pues había apoyado mucho a Lorenzo y eso le causaba escozor.

Agustín Lara, Lucha Reyes, Alfonso Ortiz Tirado, Arturo de Córdova y otras figuras fueron invitados constantes en la XEX para cumplir los objetivos de Sordo Noriega: ante todo manejarse con una ética en que se respetaran a la audiencia y nuestras tradiciones mexicanas. Pues ya tiene usted este material a su disposición en la Fonoteca.

El día que nos anunció el director de la Fonoteca, Pável Granados, que deja ese puesto y pasa a formar parte de Canal 22, celebramos una sesión muy especial.

La Fonoteca agradece así el donativo a Alonso Sordo Noriega y Murguía de audios referentes a la fundación de XEX, La voz de México; familiares y amigos se dieron cita en Coyoacán para escuchar esas transmisiones míticas y las palabras de Sordo Noriega hijo.

Hizo referencia al día en que fue inaugurada la estación, los avatares por los que pasó hasta llegar a esa anhelada jornada de 1947, Josephine Baker estuvo presente. Ella, ama y señora del teatro musical. Vimos esas fotografías.

Es una colección de antología, porque no existe otra igual: la XEW tenía un archivo de audios en un cuarto abandonado, principalmente eran materiales referentes a comerciales, no mucho de voces de los grandes locutores como Leopoldo de Samaniego o Manuel Bernal. Como muchas cosas en nuestro país, hacía falta la conciencia de que era material histórico, no basura, y, como tal finalmente fue desechado.

El acervo de XEX, que se entregó, se refiere a programas muy importantes como los de la fundación de la estación, hay voces de presidentes de la República, cantantes y transmisiones de corridas de toros históricas.

Escuchamos anécdotas de Walter C. Buchanan, Alonso Sordo Noriega, Pedro de Lille, Ricardo López Méndez y Prinkle (genial industrial farmacéutico) que en 1942 hizo una radiodifusora que vivió mil aventuras para hacerse publicidad, compró unos sistemas poderosos para cumplir sus sueños, hasta logró transmitir desde un barco. Un día el gobierno le incautó sus equipos porque eran una estación pirata. Finalmente todas esas herramientas de trabajo y antenas servirían para el proyecto de Sordo Noriega, en virtud de que se las venden y él les da un mejor uso. Por cierto, uno de los socios era Petróleos Mexicanos (Pemex).

De las grandes antenas que tuvieron, una de ellas actualmente está en avenida Chapultepec. Transmitía con medio millón de watts, una cifra que nadie tenía en ese momento, tuvo una estrategia especial, retransmitir a lo largo del continente para enlazar con otros países.

Escuchamos la transmisión de una escena bélica dramatizada en la que Sordo Noriega narra momentos de la guerra, auxiliado por el famoso Alpiste, que era el mago de los sonidos y efectos especiales.

También escuchamos el programa que desde Morelia, mediante control remoto, pasó a través de XEX la despedida de Chucho Solórzano, el gran torero también llamado El rey del temple; recordaron que fue gran amigo de Lorenzo Garza a quien le instaló el sobre nombre de El ave las tempestades, pues don Alonso fue muy creativo en eso de adjetivar y encontrar la metáfora exacta. No fue tan amigo de Armilla padre, por eso de las envidias, pues había apoyado mucho a Lorenzo y eso le causaba escozor.

Agustín Lara, Lucha Reyes, Alfonso Ortiz Tirado, Arturo de Córdova y otras figuras fueron invitados constantes en la XEX para cumplir los objetivos de Sordo Noriega: ante todo manejarse con una ética en que se respetaran a la audiencia y nuestras tradiciones mexicanas. Pues ya tiene usted este material a su disposición en la Fonoteca.