/ jueves 28 de noviembre de 2019

¿Terroristas?

Desde la aurora del hombre todas las naciones han tenido gobierno, y todas se han avergonzado de sus gobiernos.

Gilbert Keith Chesterton


1.El descontón. Donald Trump, por impulsos diversos, afirmó que calificará a los cárteles del narcotráfico de “organizaciones extranjeras terroristas”, luego de declarar que lo ha evaluado durante meses, aunque nadie en su gobierno había comentado que se estaba contemplando esa medida. Más aún, dijo que sigue en pie su ofrecimiento al gobierno mexicano de “entrar y limpiarlo todo”. Y soltó, que, “estamos perdiendo a 100 mil personas al año”.


2. La imprecisión de Trump. Es evidente, que el desplante del inquilino de La Casa Blanca obedece a varios detonantes, sin embargo, lo que es absurdo, conceptualmente, es confundir la morfología de los grupos terroristas con los narcotraficantes. Los primeros, buscan resaltar y hacer público su descontento y sus demandas, utilizando los más diversos métodos violentos y espectaculares; en contraste, los cárteles se mueven por el negocio y la obtención de recursos económicos y espacios territoriales. Para nada, buscan reflectores, en ocasiones pequeños grupos se salen del control y de los pactos con el gobierno y cometen actos virulentos y lejanos a su negocio.


Así las cosas, la intentona de Trump puede obedecer, también, para influir en su electorado y en el juicio político que está viviendo. Aunque, su hipocresía es notable: el aparato estatal estadounidense no le va mal vendiendo armas a los terroristas y a los narcotraficantes por igual. El puritanismo gringo es más falso que un billete de tres dólares.


3.El escenario posible. Las tres consecuencias de la declaración que pudiera hacer el Departamento de Estado son las siguientes: a) queda prohibido en EU proporcionar “apoyo o recursos materiales a una organización terrorista extranjera (FTO)” ; b) miembros extranjeros de una FTO no pueden ingresar a EU y de estar en territorio norteamericano son deportables; y c) el Secretario del Tesoro puede exigir a instituciones financieras estadounidenses congelar activos de una FTO y prohíbe a ciudadanos de EU entablar transacciones con esta, según la Congressional Research Service. Asimismo, podría ingresar a territorio mexicano para detener a los “terroristas”.


Epílogo. ¿Cuál fue la reacción de AMLO? El presidente, en una tibia declaración, les mandó abrazos a los estadounidenses por su día de Acción de Gracias y, en voz baja, señaló “cooperación sí, intervención no”. Ahora bien, en el fondo de esta disputa está la despenalización del consumo y venta de drogas, en cuyo tema el gobierno de la 4T es evidentemente conservador. ¿Se acerca el fin de la luna de miel entre el tabasqueño y Trump?

pedropenaloza@yahoo.com/Twitter: @pedro_penaloz

Desde la aurora del hombre todas las naciones han tenido gobierno, y todas se han avergonzado de sus gobiernos.

Gilbert Keith Chesterton


1.El descontón. Donald Trump, por impulsos diversos, afirmó que calificará a los cárteles del narcotráfico de “organizaciones extranjeras terroristas”, luego de declarar que lo ha evaluado durante meses, aunque nadie en su gobierno había comentado que se estaba contemplando esa medida. Más aún, dijo que sigue en pie su ofrecimiento al gobierno mexicano de “entrar y limpiarlo todo”. Y soltó, que, “estamos perdiendo a 100 mil personas al año”.


2. La imprecisión de Trump. Es evidente, que el desplante del inquilino de La Casa Blanca obedece a varios detonantes, sin embargo, lo que es absurdo, conceptualmente, es confundir la morfología de los grupos terroristas con los narcotraficantes. Los primeros, buscan resaltar y hacer público su descontento y sus demandas, utilizando los más diversos métodos violentos y espectaculares; en contraste, los cárteles se mueven por el negocio y la obtención de recursos económicos y espacios territoriales. Para nada, buscan reflectores, en ocasiones pequeños grupos se salen del control y de los pactos con el gobierno y cometen actos virulentos y lejanos a su negocio.


Así las cosas, la intentona de Trump puede obedecer, también, para influir en su electorado y en el juicio político que está viviendo. Aunque, su hipocresía es notable: el aparato estatal estadounidense no le va mal vendiendo armas a los terroristas y a los narcotraficantes por igual. El puritanismo gringo es más falso que un billete de tres dólares.


3.El escenario posible. Las tres consecuencias de la declaración que pudiera hacer el Departamento de Estado son las siguientes: a) queda prohibido en EU proporcionar “apoyo o recursos materiales a una organización terrorista extranjera (FTO)” ; b) miembros extranjeros de una FTO no pueden ingresar a EU y de estar en territorio norteamericano son deportables; y c) el Secretario del Tesoro puede exigir a instituciones financieras estadounidenses congelar activos de una FTO y prohíbe a ciudadanos de EU entablar transacciones con esta, según la Congressional Research Service. Asimismo, podría ingresar a territorio mexicano para detener a los “terroristas”.


Epílogo. ¿Cuál fue la reacción de AMLO? El presidente, en una tibia declaración, les mandó abrazos a los estadounidenses por su día de Acción de Gracias y, en voz baja, señaló “cooperación sí, intervención no”. Ahora bien, en el fondo de esta disputa está la despenalización del consumo y venta de drogas, en cuyo tema el gobierno de la 4T es evidentemente conservador. ¿Se acerca el fin de la luna de miel entre el tabasqueño y Trump?

pedropenaloza@yahoo.com/Twitter: @pedro_penaloz

jueves 16 de enero de 2020

El autoritarismo que viene

jueves 09 de enero de 2020

Los secretos de Genaro

jueves 02 de enero de 2020

Desigualdad sin freno

jueves 26 de diciembre de 2019

La seguridad sin rumbo

jueves 19 de diciembre de 2019

Tiempos de recordar

jueves 12 de diciembre de 2019

La obsesión militar

jueves 05 de diciembre de 2019

Dialogar con el espejo

jueves 28 de noviembre de 2019

¿Terroristas?

jueves 21 de noviembre de 2019

Los añejos desplantes

jueves 14 de noviembre de 2019

Evo: claroscuros

Cargar Más