/ sábado 15 de junio de 2019

Tiempo extra

Primero, mandaron a San Antonio, en uno de los cambios más sorpresivos de los últimos años, al gran ídolo del equipo, DeMar DeRozan (quien se identificaba con la ciudad, los colores, pero sobre todo sí quería jugar en Toronto).

El jugador que recibieron en su lugar fue Kawhi Leonard, quien llegó como una renta de un año sin saber su estado de salud y sin garantizar su estancia más allá de esta temporada, por convertirse en agente libre.

También tomaron a la joven promesa del equipo, Jonas Valanciunas, y lo intercambiaron por el veterano de 34 años de edad, Marc Gasol, al tiempo que decidieron mantener al errático movedor de balón Kyle Lowry.

Pero sobre todo le dieron el voto de confianza al entrenador novato Nick Nurse para guiarlos adonde nunca antes habían estado en 25 años de historia de la franquicia.

En otras palabras, Toronto empleó a la perfección el lema “Quien no arriesga, no gana”.

También hay que felicitar a Golden State por el gran esfuerzo, corazón y sobre todo la manera en la que pelearon a través de todas las adversidades que sufrieron en los playoffs. Son una de las mejores dinastías de la historia. Un cuadro plagado de estrellas que revolucionó el basquetbol como lo conocemos.

Sin embargo sus aficionados han externado en reiteradas ocasiones que el resultado frente a Toronto fue injusto y que debería de existir un asterisco en el campeonato de los Raptors.

Por lo cual, si ustedes forman parte de este grupo, les quiero compartir (por si lo olvidaron) lo ocurrido en los tres títulos de los Warriors.

-En el 2015, los Cavs perdieron a Kevin Love y Kyrie Irving por lesión; aun así los fans de Warriors festejaron como locos.

-En el 2017, Zaza Pachulia lastimó cobardemente a Kawhi Leonard cuando Golden State perdía por 21 puntos ante los Spurs, en el partido inaugural de las finales del Oeste, y aun así los fans de Warriors festejaron como locos el campeonato.

-En el 2018, Chris Paul se lastima en los minutos finales del juego #5 cuando Houston tomó ventaja de 3-2 en la serie y tenía a Golden State al borde de la eliminación; aun así los fans de Warriors festejaron como locos el campeonato.

-En el 2019, la mala suerte cambió de bando con las lesiones de Kevin Durant, Klay Thompson y Kevon Looney, con lo cual desacreditan el campeonato que perdieron con Toronto.

Para ser campeón no sólo se necesita de mucho trabajo, inteligencia y talento.

También un poco de suerte en el camino ayuda, y mucho.

Todos en algún momento la tuvieron; hoy es turno de los flamantes campeones de la NBA; Toronto Raptors.

Primero, mandaron a San Antonio, en uno de los cambios más sorpresivos de los últimos años, al gran ídolo del equipo, DeMar DeRozan (quien se identificaba con la ciudad, los colores, pero sobre todo sí quería jugar en Toronto).

El jugador que recibieron en su lugar fue Kawhi Leonard, quien llegó como una renta de un año sin saber su estado de salud y sin garantizar su estancia más allá de esta temporada, por convertirse en agente libre.

También tomaron a la joven promesa del equipo, Jonas Valanciunas, y lo intercambiaron por el veterano de 34 años de edad, Marc Gasol, al tiempo que decidieron mantener al errático movedor de balón Kyle Lowry.

Pero sobre todo le dieron el voto de confianza al entrenador novato Nick Nurse para guiarlos adonde nunca antes habían estado en 25 años de historia de la franquicia.

En otras palabras, Toronto empleó a la perfección el lema “Quien no arriesga, no gana”.

También hay que felicitar a Golden State por el gran esfuerzo, corazón y sobre todo la manera en la que pelearon a través de todas las adversidades que sufrieron en los playoffs. Son una de las mejores dinastías de la historia. Un cuadro plagado de estrellas que revolucionó el basquetbol como lo conocemos.

Sin embargo sus aficionados han externado en reiteradas ocasiones que el resultado frente a Toronto fue injusto y que debería de existir un asterisco en el campeonato de los Raptors.

Por lo cual, si ustedes forman parte de este grupo, les quiero compartir (por si lo olvidaron) lo ocurrido en los tres títulos de los Warriors.

-En el 2015, los Cavs perdieron a Kevin Love y Kyrie Irving por lesión; aun así los fans de Warriors festejaron como locos.

-En el 2017, Zaza Pachulia lastimó cobardemente a Kawhi Leonard cuando Golden State perdía por 21 puntos ante los Spurs, en el partido inaugural de las finales del Oeste, y aun así los fans de Warriors festejaron como locos el campeonato.

-En el 2018, Chris Paul se lastima en los minutos finales del juego #5 cuando Houston tomó ventaja de 3-2 en la serie y tenía a Golden State al borde de la eliminación; aun así los fans de Warriors festejaron como locos el campeonato.

-En el 2019, la mala suerte cambió de bando con las lesiones de Kevin Durant, Klay Thompson y Kevon Looney, con lo cual desacreditan el campeonato que perdieron con Toronto.

Para ser campeón no sólo se necesita de mucho trabajo, inteligencia y talento.

También un poco de suerte en el camino ayuda, y mucho.

Todos en algún momento la tuvieron; hoy es turno de los flamantes campeones de la NBA; Toronto Raptors.

jueves 15 de agosto de 2019

Tiempo extra

jueves 08 de agosto de 2019

Tiempo extra

domingo 04 de agosto de 2019

Tiempo extra

miércoles 31 de julio de 2019

Tiempo extra

domingo 21 de julio de 2019

Tiempo extra

domingo 14 de julio de 2019

Tiempo extra

jueves 11 de julio de 2019

Tiempo extra

sábado 06 de julio de 2019

Tiempo extra

domingo 30 de junio de 2019

Tiempo extra

miércoles 26 de junio de 2019

Tiempo extra

Cargar Más