/ martes 25 de junio de 2019

TMEC, migración y desarrollo

El fenómeno de la migración es un tema complejo en un mundo cada vez más globalizado y preocupa que con fines políticos se argumente que sea una amenaza social. Preocupa que México, país migrante, existan signos xenofóbicos.

Hace nueve meses el 28 por ciento de los mexicanos estaban a favor de expulsar a los centroamericanos. Para junio de este año el 44.4 por ciento de los encuestados, prácticamente el doble, consideran que el gobierno debe deportar a todo migrante y el 63 por ciento está a favor de cerrar la frontera de acuerdo con recientes encuestas.

Olvidamos que 68 millones de personas se vieron forzadas a desplazarse huyendo de conflictos bélicos y la violencia. También ignoramos que el 3.4 por ciento de la población mundial o 250 millones de personas son migrantes y contribuyen al 9 por ciento del PIB mundial, lo que representa 7 trillones de dólares al año.

El Pacto Mundial sobre Migración de la ONU, del cual el estado mexicano es firmante, establece que la migración debe ser segura, ordenada y regular, por lo cual se deben garantizar 23 objetivos como el combate al tráfico de personas, la trata, la separación de familias, educación, salud, derechos humanos, entre otros.

Recientemente Andrés Manuel López declaró: “no debemos dar la espalda o maltratar” a los migrantes. Del discurso a los hechos. Para detonar el progreso, junto con el presidente del Salvador Nayib Bukele, puso en marcha el Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica.

En la primera etapa, México invierte 30 millones de dólares en el programa Sembrando Vida. Además, el plan contempla nueve proyectos que abarcarán países como Guatemala y Honduras como la construcción de escuelas, centros de salud, talleres de capacitación, apoyos a jóvenes, proyectos productivos.

La aprobación del Tratado, México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), abre la posibilidad a la competitividad, inversión y desarrollo.

Las exportaciones de productos agrícolas se han triplicado en los últimos diez años; tan sólo en 2018, el comercio generó cerca de 30 mil millones de dólares. Somos el sexto lugar en producción de autos ligeros y cuarto exportador mundial. Tercer lugar mundial en exportación de productos y servicios de tecnología de la información; sexto proveedor de productos aeronáuticos a Estados Unidos.

El fenómeno de la migración es un tema complejo en un mundo cada vez más globalizado y preocupa que con fines políticos se argumente que sea una amenaza social. Preocupa que México, país migrante, existan signos xenofóbicos.

Hace nueve meses el 28 por ciento de los mexicanos estaban a favor de expulsar a los centroamericanos. Para junio de este año el 44.4 por ciento de los encuestados, prácticamente el doble, consideran que el gobierno debe deportar a todo migrante y el 63 por ciento está a favor de cerrar la frontera de acuerdo con recientes encuestas.

Olvidamos que 68 millones de personas se vieron forzadas a desplazarse huyendo de conflictos bélicos y la violencia. También ignoramos que el 3.4 por ciento de la población mundial o 250 millones de personas son migrantes y contribuyen al 9 por ciento del PIB mundial, lo que representa 7 trillones de dólares al año.

El Pacto Mundial sobre Migración de la ONU, del cual el estado mexicano es firmante, establece que la migración debe ser segura, ordenada y regular, por lo cual se deben garantizar 23 objetivos como el combate al tráfico de personas, la trata, la separación de familias, educación, salud, derechos humanos, entre otros.

Recientemente Andrés Manuel López declaró: “no debemos dar la espalda o maltratar” a los migrantes. Del discurso a los hechos. Para detonar el progreso, junto con el presidente del Salvador Nayib Bukele, puso en marcha el Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica.

En la primera etapa, México invierte 30 millones de dólares en el programa Sembrando Vida. Además, el plan contempla nueve proyectos que abarcarán países como Guatemala y Honduras como la construcción de escuelas, centros de salud, talleres de capacitación, apoyos a jóvenes, proyectos productivos.

La aprobación del Tratado, México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), abre la posibilidad a la competitividad, inversión y desarrollo.

Las exportaciones de productos agrícolas se han triplicado en los últimos diez años; tan sólo en 2018, el comercio generó cerca de 30 mil millones de dólares. Somos el sexto lugar en producción de autos ligeros y cuarto exportador mundial. Tercer lugar mundial en exportación de productos y servicios de tecnología de la información; sexto proveedor de productos aeronáuticos a Estados Unidos.

martes 10 de septiembre de 2019

El Informe y la ruta de la 4T

martes 06 de agosto de 2019

¿Desaparecer el Coneval?

martes 23 de julio de 2019

El caduco sistema de salud

martes 09 de julio de 2019

Asignaturas pendientes

martes 25 de junio de 2019

TMEC, migración y desarrollo

martes 30 de abril de 2019

Violencia y degradación social

domingo 21 de octubre de 2018

Nobel de la Paz, ejemplos a imitar