/ domingo 22 de abril de 2018

Un amarradero de mulas

1.-Al tiempo que en Cuba el linaje de la dictadura hereditaria decide cambiar de apellido, aquí pretende instaurarse una, más o menos igual de arcaica y vetusta antes del estreno que ya adivina y da por consumada, y no menos estridente, presuntuoso e iluminado eso sí, por el santo sufragio de su idolatría. Venezuela alista la reelección de su amo y verdugo para eternizar un poco más el feliz desahucio de su vasallaje, a costa del infortunio y el desabasto. El de Estados Unidos echa cohetes en Siria como si fuera confeti para distraer a la ciberaudiencia de sus escándalos personales y acá nos rasgamos la túnica sobre la renta de la avioneta.

2.-Llevar cualquier insensatez al dominio que ejerce de una opinión pública que él mismo ha envenenado durante dos décadas hasta subyugarla al menor guiño de su soberbia, y que no se hable ni se piense en otra cosa es una refinada especialidad que pocos alcanzan. A eso se debe la pobrezade la discusión que opera a su antojo y que incluso los mercados y la paridad no trepiden cuando parece que dice una frase completa. Llama la atención, no obstante, que varias mentes consideradas informadas a excepción, claro está, de las cabezas del consorcio, hayan alzado la cabeza en alarma por sus reiteradas amenazas de parar la construcción del nuevo aeropuerto. La caradura sí llega a tanto, pero la verdad no.

3.-A este señor no le interesa un nuevo aeropuerto, ni adaptar pistas en la Base Militar de Santa Lucía ni revivir la Estación Colonia: él quiere un amarradero de mulas en la serranía con tal de dar nota. Si por él fuera, volverían a navegar las chalupas en el Canal de La Viga; cerraría las hidroeléctricas para promover la artesanía de la cera y darnos la luz con veladoras. Es más, negado a entenderse con el presente y peleado con el futuro, si usara una computadora la pediría de bulbos y la enchufaría a un diablito.

4.-Parapetado en el barlovento de su perfidia, y sobrado en la ventaja de quien lleva ya tres generaciones en campaña presidencial y nunca ha tenido nada que perder, sin duda se le verá esta noche gozando el combate entre los otros candidatos como Calígula en su circo de gladiadores. Se va a pitorrear de ellos, y de la ciudadanía que cree pasmada y resignada a la fatalidad irremisible de su adviento. Y tal vez otra vez esta vez tampoco le alcance el engreimiento. Su amado pueblo le ha tomado la medida, a él y finas personalidades que lo acompañan y sabe mucho más que bien tasar la diferencia.

5.-Creer que nadie sabe quién es el líder minero en fuga; el arquitecto de la transa; el apestado de los negociantes de Monterrey; la torturadora de Guerrero; su publicista depredador de mentes; sus ideólogas narcomaoistas y sus reverendos del populismo televangélico, todos paladeando a priori su venganza, es subestimar a una sociedad demasiado sabia para tanta burla, tanto timo y tanta fanfarronería. Por el abandono de su menosprecio no lo habrá calculado, pero en la elevada torre de su divino pensamiento no verá la mar por él empurpurada.

camilo@kawage.com

1.-Al tiempo que en Cuba el linaje de la dictadura hereditaria decide cambiar de apellido, aquí pretende instaurarse una, más o menos igual de arcaica y vetusta antes del estreno que ya adivina y da por consumada, y no menos estridente, presuntuoso e iluminado eso sí, por el santo sufragio de su idolatría. Venezuela alista la reelección de su amo y verdugo para eternizar un poco más el feliz desahucio de su vasallaje, a costa del infortunio y el desabasto. El de Estados Unidos echa cohetes en Siria como si fuera confeti para distraer a la ciberaudiencia de sus escándalos personales y acá nos rasgamos la túnica sobre la renta de la avioneta.

2.-Llevar cualquier insensatez al dominio que ejerce de una opinión pública que él mismo ha envenenado durante dos décadas hasta subyugarla al menor guiño de su soberbia, y que no se hable ni se piense en otra cosa es una refinada especialidad que pocos alcanzan. A eso se debe la pobrezade la discusión que opera a su antojo y que incluso los mercados y la paridad no trepiden cuando parece que dice una frase completa. Llama la atención, no obstante, que varias mentes consideradas informadas a excepción, claro está, de las cabezas del consorcio, hayan alzado la cabeza en alarma por sus reiteradas amenazas de parar la construcción del nuevo aeropuerto. La caradura sí llega a tanto, pero la verdad no.

3.-A este señor no le interesa un nuevo aeropuerto, ni adaptar pistas en la Base Militar de Santa Lucía ni revivir la Estación Colonia: él quiere un amarradero de mulas en la serranía con tal de dar nota. Si por él fuera, volverían a navegar las chalupas en el Canal de La Viga; cerraría las hidroeléctricas para promover la artesanía de la cera y darnos la luz con veladoras. Es más, negado a entenderse con el presente y peleado con el futuro, si usara una computadora la pediría de bulbos y la enchufaría a un diablito.

4.-Parapetado en el barlovento de su perfidia, y sobrado en la ventaja de quien lleva ya tres generaciones en campaña presidencial y nunca ha tenido nada que perder, sin duda se le verá esta noche gozando el combate entre los otros candidatos como Calígula en su circo de gladiadores. Se va a pitorrear de ellos, y de la ciudadanía que cree pasmada y resignada a la fatalidad irremisible de su adviento. Y tal vez otra vez esta vez tampoco le alcance el engreimiento. Su amado pueblo le ha tomado la medida, a él y finas personalidades que lo acompañan y sabe mucho más que bien tasar la diferencia.

5.-Creer que nadie sabe quién es el líder minero en fuga; el arquitecto de la transa; el apestado de los negociantes de Monterrey; la torturadora de Guerrero; su publicista depredador de mentes; sus ideólogas narcomaoistas y sus reverendos del populismo televangélico, todos paladeando a priori su venganza, es subestimar a una sociedad demasiado sabia para tanta burla, tanto timo y tanta fanfarronería. Por el abandono de su menosprecio no lo habrá calculado, pero en la elevada torre de su divino pensamiento no verá la mar por él empurpurada.

camilo@kawage.com

domingo 10 de junio de 2018

A prueba de experimentos

domingo 27 de mayo de 2018

Derrumbar el orden constitucional

domingo 20 de mayo de 2018

Aniquilar la Educación Pública

domingo 13 de mayo de 2018

Desaparición de poderes

domingo 06 de mayo de 2018

Para salir de la morrena

domingo 29 de abril de 2018

Otros días de gloria

domingo 22 de abril de 2018

Un amarradero de mulas

domingo 15 de abril de 2018

Conculcar el sentido común

domingo 08 de abril de 2018

Catarsis

domingo 01 de abril de 2018

Dominación cognitiva

Cargar Más