/ miércoles 2 de junio de 2021

Votar

El 6 de junio está a la vuelta de la esquina, nuestra cita con la democracia. Es la fecha en la que millones de mexicanas y mexicanos estaremos dentro de una de las 162 mil 300 casillas, frente a las boletas electorales para elegir a quienes tendrán la responsabilidad de representarnos en 30 de 32 congresos locales y en la cámara federal; gobernarnos en 1910 ayuntamientos, 16 alcaldías en la Ciudad de México y en 15 de las 32 gubernaturas. Más de 1 millón 400 mil personas recibirán y contarán nuestros votos. Definiremos cerca de 22 mil cargos de elección popular de entre más de 200 mil candidatas/os postulados por diferentes partidos y coaliciones.

Estos días se multiplican las voces de analistas y actores políticos que señalan la importancia de participar en las elecciones; ponen en evidencia la relevancia de contar con un sistema electoral robusto que nos permite ejercer nuestro derecho a votar libremente y nos da la garantía de que nuestros votos cuenten; hacen repasos históricos de lo que ha costado contar con este sistema; hablan de la correlación de fuerzas y la necesidad de los contrapesos; señalan las diferencias entre un régimen autoritario y uno democrático; alertan sobre los riesgos de la violencia política que hasta ahora ha cobrado la vida a 35 candidatas y candidatos.

Sin embargo, pocos hemos tenido la capacidad de traducir la importancia que tiene el voto para un ciudadano común, que lidia con su día a día y no tiene mucho tiempo para informarse más allá de lo que le ofrecen las campañas reducidas a spots de radio y televisión, a cancioncitas pegajosas, o a las fotos de los candidatos en gallardetes y bardas publicitarias que tapizan las calles; y en algunos casos a las “creativas” campañas en redes sociales.

¿Qué motiva a los 3.5 millones de jóvenes que emitirán por primera vez su voto a participar en las elecciones, qué significa para su futuro? ¿Qué les identifica con las mujeres que sortean su vida en medio de la violencia que las amenaza tanto en las calles como en su casa, que ven reducidos sus ingresos, que han perdido sus empleos, a las que se les han multiplicado las tareas frente a la emergencia sanitaria, que lidian con la educación a distancia sin tener acceso a los medios para que sus hijas e hijos estén al día, que les preocupa el regreso a clases con horario reducido y por días alternados pues las pone en la disyuntiva de trabajar o llevarles a la escuela?¿Qué tiene que ver la jornada electoral con un familiar muerto por COVID, con no encontrar las medicinas que les recetaron o recibir la atención para una enfermedad crónica que poco a poco está acabando con su vida? ¿Qué significan las elecciones para una madre que su hijo o hija ha desparecido o ha sido asesinado a plena luz del día? ¿Qué les ofrecen las campañas a profesionistas y emprendedores que no encuentran trabajo o han tenido que cerrar sus negocios? ¿Qué tiene que ver el voto con la falta de agua, transporte, seguridad y servicios en la comunidad? ¿Cómo el voto de 95 millones de personas puede decidir nuestras vidas para los próximos años?

Siempre se nos ha hecho creer que nuestro destino está definido por el lugar en que nos tocó nacer y que no podemos escapar de él. Lo cierto, es que todo lo que pasa por nuestra vida cotidiana está definido por la política; es en el espacio donde se definen las oportunidades y condiciones en las que vivimos. Tachar la boleta por una u otra opción define a los representantes y gobernantes que estarán tomando decisiones que afectan nuestras vidas. Ahí radica la importancia de nuestro voto. Votar no es la única prerrogativa ciudadana, pero si una de las más importantes. Requerimos ejercer nuestra ciudadanía, participar, dar seguimiento, exigir, no dejar que quienes resultaron electos decidan sin tomarnos en cuenta, pero de ello hablaremos el día después. Mientras tanto, es hora de votar.

El 6 de junio está a la vuelta de la esquina, nuestra cita con la democracia. Es la fecha en la que millones de mexicanas y mexicanos estaremos dentro de una de las 162 mil 300 casillas, frente a las boletas electorales para elegir a quienes tendrán la responsabilidad de representarnos en 30 de 32 congresos locales y en la cámara federal; gobernarnos en 1910 ayuntamientos, 16 alcaldías en la Ciudad de México y en 15 de las 32 gubernaturas. Más de 1 millón 400 mil personas recibirán y contarán nuestros votos. Definiremos cerca de 22 mil cargos de elección popular de entre más de 200 mil candidatas/os postulados por diferentes partidos y coaliciones.

Estos días se multiplican las voces de analistas y actores políticos que señalan la importancia de participar en las elecciones; ponen en evidencia la relevancia de contar con un sistema electoral robusto que nos permite ejercer nuestro derecho a votar libremente y nos da la garantía de que nuestros votos cuenten; hacen repasos históricos de lo que ha costado contar con este sistema; hablan de la correlación de fuerzas y la necesidad de los contrapesos; señalan las diferencias entre un régimen autoritario y uno democrático; alertan sobre los riesgos de la violencia política que hasta ahora ha cobrado la vida a 35 candidatas y candidatos.

Sin embargo, pocos hemos tenido la capacidad de traducir la importancia que tiene el voto para un ciudadano común, que lidia con su día a día y no tiene mucho tiempo para informarse más allá de lo que le ofrecen las campañas reducidas a spots de radio y televisión, a cancioncitas pegajosas, o a las fotos de los candidatos en gallardetes y bardas publicitarias que tapizan las calles; y en algunos casos a las “creativas” campañas en redes sociales.

¿Qué motiva a los 3.5 millones de jóvenes que emitirán por primera vez su voto a participar en las elecciones, qué significa para su futuro? ¿Qué les identifica con las mujeres que sortean su vida en medio de la violencia que las amenaza tanto en las calles como en su casa, que ven reducidos sus ingresos, que han perdido sus empleos, a las que se les han multiplicado las tareas frente a la emergencia sanitaria, que lidian con la educación a distancia sin tener acceso a los medios para que sus hijas e hijos estén al día, que les preocupa el regreso a clases con horario reducido y por días alternados pues las pone en la disyuntiva de trabajar o llevarles a la escuela?¿Qué tiene que ver la jornada electoral con un familiar muerto por COVID, con no encontrar las medicinas que les recetaron o recibir la atención para una enfermedad crónica que poco a poco está acabando con su vida? ¿Qué significan las elecciones para una madre que su hijo o hija ha desparecido o ha sido asesinado a plena luz del día? ¿Qué les ofrecen las campañas a profesionistas y emprendedores que no encuentran trabajo o han tenido que cerrar sus negocios? ¿Qué tiene que ver el voto con la falta de agua, transporte, seguridad y servicios en la comunidad? ¿Cómo el voto de 95 millones de personas puede decidir nuestras vidas para los próximos años?

Siempre se nos ha hecho creer que nuestro destino está definido por el lugar en que nos tocó nacer y que no podemos escapar de él. Lo cierto, es que todo lo que pasa por nuestra vida cotidiana está definido por la política; es en el espacio donde se definen las oportunidades y condiciones en las que vivimos. Tachar la boleta por una u otra opción define a los representantes y gobernantes que estarán tomando decisiones que afectan nuestras vidas. Ahí radica la importancia de nuestro voto. Votar no es la única prerrogativa ciudadana, pero si una de las más importantes. Requerimos ejercer nuestra ciudadanía, participar, dar seguimiento, exigir, no dejar que quienes resultaron electos decidan sin tomarnos en cuenta, pero de ello hablaremos el día después. Mientras tanto, es hora de votar.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 21 de septiembre de 2021

Menstruar sin impuestos

Martha Tagle

martes 24 de agosto de 2021

Tu voz en el Congreso

Martha Tagle

martes 10 de agosto de 2021

Paridad efectiva

Martha Tagle

martes 27 de julio de 2021

Las alcaldesas

Martha Tagle

martes 13 de julio de 2021

Las legisladoras

Martha Tagle

martes 29 de junio de 2021

Las gobernadoras

Martha Tagle

miércoles 02 de junio de 2021

Votar

Martha Tagle

martes 18 de mayo de 2021

La torita

Martha Tagle

Cargar Más