/ viernes 9 de octubre de 2015

“100 mitos desmentidos por la ciencia”

Roberto Rondero / El Sol de México

Únicamente utilizamos el 10 por ciento de nuestro cerebro, enel cerebro adulto ya no se generan nuevas neuronas, el cabello ylas uñas nos siguen creciendo después de que morimos, arrancaruna cana hace que salgan otras seis, un disgusto puede hacer que elcabello se vuelva blanco en una noche, podemos aprender idiomasmientras dormimos, diariamente hay que tomar dos litros de agua,son tan solo algunos de los “100 Mitos desmentidos por laciencia” (Ediciones B, 331 páginas), escrito por Daniel Closa iAuter (Barcelona, 1961), doctor en biología e investigador delConsejo Superior de Investigaciones Científicas.

Bien se dice que de tanto repetir una mentira se vuelve unarealidad, máxime en el imaginario colectivo, pero en “100 mitosdesmentidos por la ciencia” se analiza la causa y la explicaciónde cómo estos mitos han sido aceptados y resultan estimulantespara la imaginación.

-Mitos de todo tipo

“Al igual que los mitos clásicos –previene Closa i Auter-los mitos modernos son fruto del desconocimiento y de nuestrospropios deseos. Nos gustaría que quedase un poco de magia en elmundo y, por lo tanto, atribuir propiedades místicas a la Luna o alos astros. Interpretamos el comportamiento de los animales desdenuestro punto de vista, llegando a dar interpretaciones absurdas acomportamientos muy simples. Echamos de menos una vida sencilla,que en realidad nunca ha existido, y atribuimos propiedadessupuestamente saludables a cosas naturales y otras malignas a losproductos artificiales.

“Los mitos se mantienen a base de ser repetidos una y otravez. Con internet han aparecido nuevos mitos, mientras que otros sehan reforzado. Pero por más interesantes e incluso divertidos quesean los mitos, hay que recordar que normalmente las cosas tienenuna explicación que podemos conocer. A menudo la realidad resultaser más interesante que el propio mito”.

El cabello y las unas nos siguen creciendo después de quemorimos.- Es uno de los mitos más clásicos, mitos relacionadoscon cadáveres y muertos; una de las cosas que se cuentan paraasustar a los niños en las noches de tormenta y, de paso,impresionar a los adultos; de inmediato nos vienen a la menteimágenes pavorosas de esqueletos provistos de largas cabelleras yamenazantes uñas; una imagen ciertamente espeluznante, que enrealidad es falsa.

“Cuando el cuerpo muere, las células dejan de funcionar yesto también incluye a las células que dan lugar a las uñas y elcabello. Al final del trayecto vital, la parada es completa ydefinitiva, también para las uñas y el cabello. ¿Cómo seoriginó esta idea? Seguramente porque es cierto que los difuntosparecen tener las uñas y el cabello más largos de como losrecordaban sus familiares. Debe ser muy impresionante exhumar uncuerpo y ver las uñas exageradamente grandes o un cabello muchomás largo.

“Lo que sucede es que no tenemos claro el tamaño de las uñasde los dedos porque en realidad no vemos la totalidad de la uña.En la raíz de la uña hay una parte que queda oculta por la piel,mientras estamos vivos. Pero las cosas cambian después de lamuerte: cuando el metabolismo se detiene, el organismo experimentauna rápida e intensa pérdida de agua. Esta deshidratación haceque los tejidos del cuerpo se encojan y se retraigan. Esto conllevaa que la parte de las uñas que normalmente no se ve quede aldescubierto y la uña completa, de la raíz a la punta, seavisible. En realidad las uñas no crecen tras la muerte,simplemente se hace evidente una parte que habitualmente estabaoculta”…

Roberto Rondero / El Sol de México

Únicamente utilizamos el 10 por ciento de nuestro cerebro, enel cerebro adulto ya no se generan nuevas neuronas, el cabello ylas uñas nos siguen creciendo después de que morimos, arrancaruna cana hace que salgan otras seis, un disgusto puede hacer que elcabello se vuelva blanco en una noche, podemos aprender idiomasmientras dormimos, diariamente hay que tomar dos litros de agua,son tan solo algunos de los “100 Mitos desmentidos por laciencia” (Ediciones B, 331 páginas), escrito por Daniel Closa iAuter (Barcelona, 1961), doctor en biología e investigador delConsejo Superior de Investigaciones Científicas.

Bien se dice que de tanto repetir una mentira se vuelve unarealidad, máxime en el imaginario colectivo, pero en “100 mitosdesmentidos por la ciencia” se analiza la causa y la explicaciónde cómo estos mitos han sido aceptados y resultan estimulantespara la imaginación.

-Mitos de todo tipo

“Al igual que los mitos clásicos –previene Closa i Auter-los mitos modernos son fruto del desconocimiento y de nuestrospropios deseos. Nos gustaría que quedase un poco de magia en elmundo y, por lo tanto, atribuir propiedades místicas a la Luna o alos astros. Interpretamos el comportamiento de los animales desdenuestro punto de vista, llegando a dar interpretaciones absurdas acomportamientos muy simples. Echamos de menos una vida sencilla,que en realidad nunca ha existido, y atribuimos propiedadessupuestamente saludables a cosas naturales y otras malignas a losproductos artificiales.

“Los mitos se mantienen a base de ser repetidos una y otravez. Con internet han aparecido nuevos mitos, mientras que otros sehan reforzado. Pero por más interesantes e incluso divertidos quesean los mitos, hay que recordar que normalmente las cosas tienenuna explicación que podemos conocer. A menudo la realidad resultaser más interesante que el propio mito”.

El cabello y las unas nos siguen creciendo después de quemorimos.- Es uno de los mitos más clásicos, mitos relacionadoscon cadáveres y muertos; una de las cosas que se cuentan paraasustar a los niños en las noches de tormenta y, de paso,impresionar a los adultos; de inmediato nos vienen a la menteimágenes pavorosas de esqueletos provistos de largas cabelleras yamenazantes uñas; una imagen ciertamente espeluznante, que enrealidad es falsa.

“Cuando el cuerpo muere, las células dejan de funcionar yesto también incluye a las células que dan lugar a las uñas y elcabello. Al final del trayecto vital, la parada es completa ydefinitiva, también para las uñas y el cabello. ¿Cómo seoriginó esta idea? Seguramente porque es cierto que los difuntosparecen tener las uñas y el cabello más largos de como losrecordaban sus familiares. Debe ser muy impresionante exhumar uncuerpo y ver las uñas exageradamente grandes o un cabello muchomás largo.

“Lo que sucede es que no tenemos claro el tamaño de las uñasde los dedos porque en realidad no vemos la totalidad de la uña.En la raíz de la uña hay una parte que queda oculta por la piel,mientras estamos vivos. Pero las cosas cambian después de lamuerte: cuando el metabolismo se detiene, el organismo experimentauna rápida e intensa pérdida de agua. Esta deshidratación haceque los tejidos del cuerpo se encojan y se retraigan. Esto conllevaa que la parte de las uñas que normalmente no se ve quede aldescubierto y la uña completa, de la raíz a la punta, seavisible. En realidad las uñas no crecen tras la muerte,simplemente se hace evidente una parte que habitualmente estabaoculta”…

Justicia

Detienen al ex fiscal de Veracruz en la Ciudad de México

Habría sido detenido cuando salía de un restaurante

Política

Senador del PAN pide al blanquiazul investigar a Ricardo Anaya

Jorge Luis Lavalle señala que la acusación de lavado de dinero cada día tiene elementos más contundentes en su contra

Policía

Procuraduría revela detalles sobre los desmembrados en Tlatelolco

Uno de los agraviados tenía 42 años de edad y un ingreso al reclusorio por el delito de encubrimiento

Mundo

Melania Trump pide acuerdo para no separar a familias migrantes

Indicó que si bien el país debe respetar la ley, también debe gobernar con el corazón

OMG!

Es domingo de Luis Miguel y esta noche recordarán su romance con Lucero

En la serie biográfica del cantante, se recordará cuando ambos filmaron "Fiebre de amor"

Futbol

Chucky Lozano, elegido Jugador del Partido México vs Alemania

Hirving Lozano demostró que está hecho para los grandes escenarios

Policía

Procuraduría revela detalles sobre los desmembrados en Tlatelolco

Uno de los agraviados tenía 42 años de edad y un ingreso al reclusorio por el delito de encubrimiento

CDMX

Reportan saldo blanco tras festejos por triunfo de México en Rusia 2018

La Secretaría de Seguridad Pública capitalina informó que al menos 20 mil aficionados festejaron en el Ángel de la Independencia