/ sábado 23 de abril de 2016

Celebrando la vida, destaca Roxana Wiley en la pintura

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- “Mis abstractos fluyen bajo el río de la música que los mueve y desde las palabras que con la intención armonizan. Ellos brotan como el alma que abraza en colores al amor... aquellos sueños de alegría, paz y de esperanza”. Así es como Roxana Wiley describe mucho de lo que ella es, porque no solo se ha destacado como una presencia actual de las artes plásticas, también es poeta de nacimiento, lo cual le ha otorgado un alma especial a sus creaciones.

Bajo todos estos conceptos, la creativa continúa con su labor en la pintura y recientemente participó en el Día Mundial del Arte en el Museo José Luis Cuevas, en el cual presentó su reciente obra, contenida en su exposición “Celebrando la vida”, que acompaña con un texto que alude su propuesta pictórica. “Llegamos a poblar la tierra desde otra dimensión: estrellas, galaxias, átomos de luz que se fusionan en milagros con alma, bajo el nombre de humanos. Convergemos desde la divinidad de una energía universal que lo puede todo, esa que nos regala sus secretos a través de experiencia que se convierte en conciencia”.

Y es la propia Roxana Wiley, quien abunda sobre su pintura, misma que “pretende ser ese recuerdo sembrado de optimismo en el que el subconsciente viaja para encontrar armonías y permitir oportunidades nuevas en las cuales crear, crecer y agradecer... motivando a generar posibilidades de transitar este mundo sabiamente...”.

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- “Mis abstractos fluyen bajo el río de la música que los mueve y desde las palabras que con la intención armonizan. Ellos brotan como el alma que abraza en colores al amor... aquellos sueños de alegría, paz y de esperanza”. Así es como Roxana Wiley describe mucho de lo que ella es, porque no solo se ha destacado como una presencia actual de las artes plásticas, también es poeta de nacimiento, lo cual le ha otorgado un alma especial a sus creaciones.

Bajo todos estos conceptos, la creativa continúa con su labor en la pintura y recientemente participó en el Día Mundial del Arte en el Museo José Luis Cuevas, en el cual presentó su reciente obra, contenida en su exposición “Celebrando la vida”, que acompaña con un texto que alude su propuesta pictórica. “Llegamos a poblar la tierra desde otra dimensión: estrellas, galaxias, átomos de luz que se fusionan en milagros con alma, bajo el nombre de humanos. Convergemos desde la divinidad de una energía universal que lo puede todo, esa que nos regala sus secretos a través de experiencia que se convierte en conciencia”.

Y es la propia Roxana Wiley, quien abunda sobre su pintura, misma que “pretende ser ese recuerdo sembrado de optimismo en el que el subconsciente viaja para encontrar armonías y permitir oportunidades nuevas en las cuales crear, crecer y agradecer... motivando a generar posibilidades de transitar este mundo sabiamente...”.