/ domingo 14 de febrero de 2016

Embajada rusa celebra el Día del Diplomático

Ubicada en la colonia Hipódromo Condesa, la embajada Rusa celebró “El Día del Diplomático”, ocasión que contó con la asistencia de invitados especiales, entre los que estuvieron representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores unidos al festejo.

El embajador de la Federación Rusa en México, Eduard Malayán recibió también a miembros del cuerpo diplomático acreditado en nuestro país para conmemorar dicho acontecimiento, por tal motivo se realizó una elegante recepción donde se recordaron los antecedentes de esta fiesta.

Después de saludar a los presentes, el anfitrión señaló que se trata de la celebración tradicional de los diplomáticos rusos, la cual se estableció el 2002. La fecha el 10 de febrero, agregó, se refiere a la primera mención de los archivos de su nación de origen, de las actividades del departamento de embajadores en el año de 1559.

“Creo que no hace falta hablar que hoy, nuestra  profesión es más necesaria. La situación en el mundo está lejos de ser sencilla. Van en aumento las amenazas comunes y hace falta conjuntar los esfuerzos internacionales”, expresó Malayán.

Finalmente, el diplomático deseó a sus colegas embajadores éxitos en su trabajo salud y bienestar, deseos que unieron a los presentes en un buen ambiente. Asimismo no faltó el tradicional brindis y un ambiente de cordialidad entre los delegados de los distintos países del mundo.

FOTOS: ADRIÁN VÁZQUEZ

/arm

Ubicada en la colonia Hipódromo Condesa, la embajada Rusa celebró “El Día del Diplomático”, ocasión que contó con la asistencia de invitados especiales, entre los que estuvieron representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores unidos al festejo.

El embajador de la Federación Rusa en México, Eduard Malayán recibió también a miembros del cuerpo diplomático acreditado en nuestro país para conmemorar dicho acontecimiento, por tal motivo se realizó una elegante recepción donde se recordaron los antecedentes de esta fiesta.

Después de saludar a los presentes, el anfitrión señaló que se trata de la celebración tradicional de los diplomáticos rusos, la cual se estableció el 2002. La fecha el 10 de febrero, agregó, se refiere a la primera mención de los archivos de su nación de origen, de las actividades del departamento de embajadores en el año de 1559.

“Creo que no hace falta hablar que hoy, nuestra  profesión es más necesaria. La situación en el mundo está lejos de ser sencilla. Van en aumento las amenazas comunes y hace falta conjuntar los esfuerzos internacionales”, expresó Malayán.

Finalmente, el diplomático deseó a sus colegas embajadores éxitos en su trabajo salud y bienestar, deseos que unieron a los presentes en un buen ambiente. Asimismo no faltó el tradicional brindis y un ambiente de cordialidad entre los delegados de los distintos países del mundo.

FOTOS: ADRIÁN VÁZQUEZ

/arm