/ sábado 19 de mayo de 2018

El príncipe Harry y Meghan Markle ya son marido y mujer

Nuevamente como un cuento se repite la historia en la realeza británica: un príncipe se casa con la plebeya

Nuevamente como un cuento de hadas se repite la historia en la realeza británica: un príncipe se casa con la plebeya. Esta vez los protagonistas son el príncipe Harry de Inglaterra y la actriz estadounidense Meghan Markle, quienes fueron declarados hoy marido y mujer por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, a las afueras de Londres.

Los novios intercambiaron los votos matrimoniales y los anillos ante una congregación de 600 personas, entre ellas miembros de la familia real británica y personalidades del mundo del espectáculo.

No te pierdas: Revive cada momento de la boda real del príncipe Harry y Meghan Markle


El anillo de Markle ha sido diseñado con oro de Gales por la joyería Cleve & Company y Harry por su parte lleva una alianza de platino.

Sin embargo, la pareja decidió no invitar a jefes de Estado y de gobierno, y ni siquiera la primera ministra Theresa May fue invitada a la boda.

Tras la ceremonia, que duró aproximadamente una hora, sigue un paseo de los recién casados en carroza por Windsor, la localidad a una hora al oeste de Londres en la que se congregaron unas 100.000 personas.

Al final del paseo, de una media hora, se cierra el telón y empieza la parte privada de la boda, con un almuerzo ofrecido por la abuela del novio, la reina Isabel II, en el castillo de Windsor y una fiesta de noche en la mansión Frogmore, gentileza del padre del novio, el príncipe Carlos de Gales.

El poder del amor

El arzobispo de Canterbury casó a los ahora duques de Sussex después de que el primado de la Iglesia Episcopaliana de Estados Unidos, Michael Curry, pronunciara un apasionado discurso sobre el poder del amor para "ayudar y curar".

"Hay poder en el amor. El amor puede ayudar y curar cuando nada más puede hacerlo", dijo el reverendísimo afroamericano, antes de hacer reír a la congregación al afirmar que "dos jóvenes se enamoran y todos nos presentamos" en la capilla.


Markle llegó al templo en un antiguo Rolls-Royce Phantom IV, que la llevó desde el hotel Clividen, ubicado cerca de la ciudad de Windsor y donde pasó la noche con su madre, Doria Loyce Ragland.

Meghan entró sola en la capilla acompañada las damas de honor y pajes, entre ellos el príncipe George y la princesa Charlotte, hijos de los duques de Cambridge, hasta que el príncipe Carlos, heredero al trono, la tomó del brazo para conducirla hasta el altar.


El amor triunfa

Harry y Meghan abandonaron la capilla de San Jorge como duques de Sussex, tras contraer matrimonio.

A la salida del templo se escucharon los vítores de la multitud y se besaron ante los gritos de los allí congregados, antes de bajar por la escalinata siempre tomados de la mano.

La reina Isabel II concedió esta mañana el título de duque de Sussex a su nieto y, en consecuencia, Markle se ha convertido a su vez en duquesa al casarse con el príncipe, así como en "su alteza real".


La fiesta del pueblo

La boda del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle se celebrará en todo el Reino Unido con fiestas en las calles o en los pubs, a las que los republicanos británicos replicarán con su congreso anual.


Nuevamente como un cuento de hadas se repite la historia en la realeza británica: un príncipe se casa con la plebeya. Esta vez los protagonistas son el príncipe Harry de Inglaterra y la actriz estadounidense Meghan Markle, quienes fueron declarados hoy marido y mujer por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, a las afueras de Londres.

Los novios intercambiaron los votos matrimoniales y los anillos ante una congregación de 600 personas, entre ellas miembros de la familia real británica y personalidades del mundo del espectáculo.

No te pierdas: Revive cada momento de la boda real del príncipe Harry y Meghan Markle


El anillo de Markle ha sido diseñado con oro de Gales por la joyería Cleve & Company y Harry por su parte lleva una alianza de platino.

Sin embargo, la pareja decidió no invitar a jefes de Estado y de gobierno, y ni siquiera la primera ministra Theresa May fue invitada a la boda.

Tras la ceremonia, que duró aproximadamente una hora, sigue un paseo de los recién casados en carroza por Windsor, la localidad a una hora al oeste de Londres en la que se congregaron unas 100.000 personas.

Al final del paseo, de una media hora, se cierra el telón y empieza la parte privada de la boda, con un almuerzo ofrecido por la abuela del novio, la reina Isabel II, en el castillo de Windsor y una fiesta de noche en la mansión Frogmore, gentileza del padre del novio, el príncipe Carlos de Gales.

El poder del amor

El arzobispo de Canterbury casó a los ahora duques de Sussex después de que el primado de la Iglesia Episcopaliana de Estados Unidos, Michael Curry, pronunciara un apasionado discurso sobre el poder del amor para "ayudar y curar".

"Hay poder en el amor. El amor puede ayudar y curar cuando nada más puede hacerlo", dijo el reverendísimo afroamericano, antes de hacer reír a la congregación al afirmar que "dos jóvenes se enamoran y todos nos presentamos" en la capilla.


Markle llegó al templo en un antiguo Rolls-Royce Phantom IV, que la llevó desde el hotel Clividen, ubicado cerca de la ciudad de Windsor y donde pasó la noche con su madre, Doria Loyce Ragland.

Meghan entró sola en la capilla acompañada las damas de honor y pajes, entre ellos el príncipe George y la princesa Charlotte, hijos de los duques de Cambridge, hasta que el príncipe Carlos, heredero al trono, la tomó del brazo para conducirla hasta el altar.


El amor triunfa

Harry y Meghan abandonaron la capilla de San Jorge como duques de Sussex, tras contraer matrimonio.

A la salida del templo se escucharon los vítores de la multitud y se besaron ante los gritos de los allí congregados, antes de bajar por la escalinata siempre tomados de la mano.

La reina Isabel II concedió esta mañana el título de duque de Sussex a su nieto y, en consecuencia, Markle se ha convertido a su vez en duquesa al casarse con el príncipe, así como en "su alteza real".


La fiesta del pueblo

La boda del príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle se celebrará en todo el Reino Unido con fiestas en las calles o en los pubs, a las que los republicanos británicos replicarán con su congreso anual.


Mundo

Entregan cuerpos de nueve víctimas del tiroteo en escuela de Uvalde

Autoridades en Texas informaron que los cuerpos ya fueron entregados a funerarias para que sus familias puedan velarlos esta noche

Sociedad

SCJN invalida protección a la vida desde la concepción, incluido en Constitución de NL

El Pleno reiteró su criterio en el sentido de que las entidades federativas carecen de competencia para definir el origen de la vida humana

Salud

OMS pide aumentar medidas de vigilancia ante propagación de la viruela del mono

El reciente brote en países no endémicos ha suscitado preocupación por la detección de diversos caso en cuestión de días

Finanzas

Organizaciones y empresas se unen para disminuir 10% el consumo de energía eléctrica

Con el objetivo de disminuir la emisión de gases de efecto invernadero se capacitarán a cerca de 100 empresas en México para que reduzan su consumo de energía eléctrica

Realeza

Meghan Markle visita Uvalde para rendir homenaje a víctimas del tiroteo

La esposa del príncipe Enrique viajó a Texas para llevar flores frente a improvisado monumento que rinde homenaje a las víctimas del tiroteo

CDMX

Encontronazo en Congreso de la CDMX retrasa discusión de reforma electoral

La discusión lleva horas debido a la resistencia de los grupos de oposición, quienes solicitaron el retiro del dictamen

Sociedad

Instalan en Sonora foro para la protección de animales polinizadores

Para proteger a los polinizadores y garantizar su conservación y uso sustentable

Tenis

Murió Poncho Ochoa, tenista mexicano semifinalista de Roland Garros

Poncho Ochoa, leyenda del conocido como deporte blanco falleció a los 83 años de edad

Gossip

Andrew Fletcher, el profano de Depeche Mode

Fletcher formaba parte del colectivo cristiano Boy’s Brigade. Allí conoció a Martin Gore y Vince Clarke, los otros fundadores de Depeche Mode