/ miércoles 23 de noviembre de 2022

La reina consorte Camilla, usa corona y joyas favoritas de Isabel II en su primer banquete oficial

La nueva familia real, ofrecieron una cena de gala al presidente de Sudáfrica en Palacio de Buckingham, donde también se rindió un tributo a la desaparecida reina Isabel II

Día histórico para la nueva era de la familia real británica. Por una parte, el rey Carlos III ayer encabezó su primer acto oficial tras la muerte de su madre la reina Isabel II el pasado 8 de septiembre, al recibir en el Palacio de Buckingham al presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, y a su esposa Tshepo Motsepe.

A su vez, también fue el “debut oficial” de Camilla como la reina consorte y el de Kate Middleton y su esposo William, como príncipes de Gales al ser anfitriones de la celebración.

La exhaustiva agenda consistió en un desfile de la Guardia Nacional de Caballos como parte de la ceremonia de bienvenida.

“Las visitas de Estado tanto exteriores como entrantes, juegan un papel integral en el fortalecimiento de las relaciones de Gran Bretaña con países de todo el mundo”, se lee en un video publicado en la cuenta oficial de Instagram de la familia real.

Posteriormente, se invitó al presidente a visitar una exhibición especial de la colección real que incluye artículos relacionados con la historia de Sudáfrica como un mapa que muestra la ruta del tren real durante el tour que hizo el rey Jorge VI y la reina Isabel I junto a sus hijas las princesas Isabel y Margarita en 1947, siendo ésta, la primera vez que un soberano británico reinante visitaba tierras sudafricanas.

Finalmente, se cerró el día con broche de oro con una cena de gala donde la reina consorte portó un vestido azul rey con cuello redondo, (que ya había utilizado en otras galas) con mangas largas transparentes y encaje. En este importante acontecimiento, Camilla lució la tiara de zafiro belga que perteneció a la reina Isabel II y que era una de sus favoritas por la carga sentimental que esta pieza tiene, pues el padre de la reina se la obsequió en 1947 como regalo de bodas.

También añadió el icónico collar de zafiro y los aretes del mismo juego que lució por última vez la soberana más longeva en 2015 durante una cena en honor al presidente de China, Xi Jinping.

Asimismo, portó dos distinciones: la de dama de la Orden de la Jarretera, y la Gran Cruz de la Real Orden Victoriana.

Por su parte, y como es costumbre, la princesa de Gales optó por un atuendo muy elegante con el que robó las miradas desde su llegada al salón de baile del palacio, lugar donde se ofreció el banquete.

Se trató de un vestido firmado por Jenny Packham. El diseño en blanco tenía mangas abiertas que llegaban hasta el piso, detalles de pedrería en los hombros y un ligero escote en la espalda. Sus zapatos fueron de Jimmy Choo que combinaron con el vestido, pues parecían una zapatilla de cristal al ser transparentes y con glitter plateado.

Los elementos clave de su look fue la tiara Lover’s Knot que fue la favorita de la princesa Diana. Esta exclusiva pieza es una de las más famosas del joyero real. Está hecha con diamantes y perlas en forma de lágrima y se creó en 1914 para la reina María de Teck, abuela de Isabel II.

Los expertos en moda real, comentan que con esta tiara, Middleton rindió homenaje a la madre de su esposo. También lució los aretes de perlas y diamantes que igualmente pertenecieron a Lady Di. Un brazalete de perlas de cuatro hilos con broche de diamantes que en varias ocasiones lució la reina Isabel II.

De lado superior izquierdo, portó la de la reina Isabel II, que es un honor que fue otorgado a las mujeres de la familia real por la fallecida reina y que se representa como una insignia de color amarillo.

Asimismo, portó una banda azul que representa a la Orden Real Victoriana a la que le adjuntó el broche Art Deco Diamond Set de la firma Bentley & Skinner.

A la cena también asistieron los condes de Wessex, el príncipe Eduardo, hermano menor del rey Carlos III y su esposa Sofía de Wessex, quien también rindió homenaje a la desaparecida riena, al usar la tiara aguamarina, pieza que lució la reina Isabel II por primera vez en Canadá en 1970.

La condesa también acaparó las miradas con su nuevo vestido en color verde de la firma Suzannah London, que tuvo un escote en V y una manga holgada a tres cuartos. Los accesorios también fueron joyas que pertenecieron a la madre de su esposo.

Al igual que la reina y la princesa de Gales, la condesa portó la banda azul de la Orden Real Victoriana y la insignia amarilla Orden de la Familia Real.

El menú para la cena

Al ser una especial ocasión, la velada se preparó con mucha anticipación, hasta los reyes estuvieron supervisando cada detalle y en las redes sociales del palacio se compartieron varios clips de los preparativos.

Para la cena, el menú consistió en una parrilla con hongos silvestres y trufas en salsa de sorrel y el clásico faisán Windsor relleno de alcachofas, compota de membrillo y salsa de oporto. De postre fue un parfait helado de vainilla con manzanas caramelizadas.

La mesa fue decorada con 100 velas de color marfil en candelabros de plata y 23 arreglos florales que fueron centros de mesa.


Durante su discurso, el rey Carlos III sorprendió a todos al pronunciar algunas palabras en los idiomas oficiales de Sudáfrica y habló sobre la relación que tuvo la reina Isabel II con este país, "mi madre a menudo recordaba su visita en 1947, el año antes de que yo naciera, cuando, desde Ciudad del Cabo en su vigésimo primer cumpleaños, comprometió su vida al servicio de gente de la Commonwealth”.

Por su parte, el presidente Cyril Ramaphosa, brindó por una larga vida a los reyes “por la buena salud y prosperidad de sus majestades”, dijo.



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Día histórico para la nueva era de la familia real británica. Por una parte, el rey Carlos III ayer encabezó su primer acto oficial tras la muerte de su madre la reina Isabel II el pasado 8 de septiembre, al recibir en el Palacio de Buckingham al presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, y a su esposa Tshepo Motsepe.

A su vez, también fue el “debut oficial” de Camilla como la reina consorte y el de Kate Middleton y su esposo William, como príncipes de Gales al ser anfitriones de la celebración.

La exhaustiva agenda consistió en un desfile de la Guardia Nacional de Caballos como parte de la ceremonia de bienvenida.

“Las visitas de Estado tanto exteriores como entrantes, juegan un papel integral en el fortalecimiento de las relaciones de Gran Bretaña con países de todo el mundo”, se lee en un video publicado en la cuenta oficial de Instagram de la familia real.

Posteriormente, se invitó al presidente a visitar una exhibición especial de la colección real que incluye artículos relacionados con la historia de Sudáfrica como un mapa que muestra la ruta del tren real durante el tour que hizo el rey Jorge VI y la reina Isabel I junto a sus hijas las princesas Isabel y Margarita en 1947, siendo ésta, la primera vez que un soberano británico reinante visitaba tierras sudafricanas.

Finalmente, se cerró el día con broche de oro con una cena de gala donde la reina consorte portó un vestido azul rey con cuello redondo, (que ya había utilizado en otras galas) con mangas largas transparentes y encaje. En este importante acontecimiento, Camilla lució la tiara de zafiro belga que perteneció a la reina Isabel II y que era una de sus favoritas por la carga sentimental que esta pieza tiene, pues el padre de la reina se la obsequió en 1947 como regalo de bodas.

También añadió el icónico collar de zafiro y los aretes del mismo juego que lució por última vez la soberana más longeva en 2015 durante una cena en honor al presidente de China, Xi Jinping.

Asimismo, portó dos distinciones: la de dama de la Orden de la Jarretera, y la Gran Cruz de la Real Orden Victoriana.

Por su parte, y como es costumbre, la princesa de Gales optó por un atuendo muy elegante con el que robó las miradas desde su llegada al salón de baile del palacio, lugar donde se ofreció el banquete.

Se trató de un vestido firmado por Jenny Packham. El diseño en blanco tenía mangas abiertas que llegaban hasta el piso, detalles de pedrería en los hombros y un ligero escote en la espalda. Sus zapatos fueron de Jimmy Choo que combinaron con el vestido, pues parecían una zapatilla de cristal al ser transparentes y con glitter plateado.

Los elementos clave de su look fue la tiara Lover’s Knot que fue la favorita de la princesa Diana. Esta exclusiva pieza es una de las más famosas del joyero real. Está hecha con diamantes y perlas en forma de lágrima y se creó en 1914 para la reina María de Teck, abuela de Isabel II.

Los expertos en moda real, comentan que con esta tiara, Middleton rindió homenaje a la madre de su esposo. También lució los aretes de perlas y diamantes que igualmente pertenecieron a Lady Di. Un brazalete de perlas de cuatro hilos con broche de diamantes que en varias ocasiones lució la reina Isabel II.

De lado superior izquierdo, portó la de la reina Isabel II, que es un honor que fue otorgado a las mujeres de la familia real por la fallecida reina y que se representa como una insignia de color amarillo.

Asimismo, portó una banda azul que representa a la Orden Real Victoriana a la que le adjuntó el broche Art Deco Diamond Set de la firma Bentley & Skinner.

A la cena también asistieron los condes de Wessex, el príncipe Eduardo, hermano menor del rey Carlos III y su esposa Sofía de Wessex, quien también rindió homenaje a la desaparecida riena, al usar la tiara aguamarina, pieza que lució la reina Isabel II por primera vez en Canadá en 1970.

La condesa también acaparó las miradas con su nuevo vestido en color verde de la firma Suzannah London, que tuvo un escote en V y una manga holgada a tres cuartos. Los accesorios también fueron joyas que pertenecieron a la madre de su esposo.

Al igual que la reina y la princesa de Gales, la condesa portó la banda azul de la Orden Real Victoriana y la insignia amarilla Orden de la Familia Real.

El menú para la cena

Al ser una especial ocasión, la velada se preparó con mucha anticipación, hasta los reyes estuvieron supervisando cada detalle y en las redes sociales del palacio se compartieron varios clips de los preparativos.

Para la cena, el menú consistió en una parrilla con hongos silvestres y trufas en salsa de sorrel y el clásico faisán Windsor relleno de alcachofas, compota de membrillo y salsa de oporto. De postre fue un parfait helado de vainilla con manzanas caramelizadas.

La mesa fue decorada con 100 velas de color marfil en candelabros de plata y 23 arreglos florales que fueron centros de mesa.


Durante su discurso, el rey Carlos III sorprendió a todos al pronunciar algunas palabras en los idiomas oficiales de Sudáfrica y habló sobre la relación que tuvo la reina Isabel II con este país, "mi madre a menudo recordaba su visita en 1947, el año antes de que yo naciera, cuando, desde Ciudad del Cabo en su vigésimo primer cumpleaños, comprometió su vida al servicio de gente de la Commonwealth”.

Por su parte, el presidente Cyril Ramaphosa, brindó por una larga vida a los reyes “por la buena salud y prosperidad de sus majestades”, dijo.



ESCUCHA EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Elecciones 2024

El Metro, un reto de cara al Mundial de 2026: Santiago Taboada

El panista reprocha el abandono gubernamental en materia de infraestructura y seguridad; busca emparejar la cancha para la ciudadanía que vive en las periferias

Sociedad

Hallan 6 cadáveres cerca del Mercado Central de Acapulco

Los cuerpos fueron hallados sin vida tirados sobre la calle en la colonia Carabalí, a escasos metros del Mercado Central de Acapulco

Mundo

"Fuertes turbulencias" en vuelo a Singapur dejan un muerto y 30 heridos

Ante las potentes turbulencias, el piloto pidió aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Suvarnabhumi, en Bangkok

Finanzas

A pesar de apagones, AMLO anuncia que México apoyará a Belice con energía eléctrica

AMLO dijo que este lunes se volvió a presentar una alta demanda de energía eléctrica en el país

Mundo

Irán cumple el primer día de luto por la muerte del presidente Raisi

Miles de personas en Irán abarratoron las calles de Tabriz para ver el paso del camión que transportaba el ataús de Ebrahim Raisí

Finanzas

Mexicanos retiran ahorro de Afore para pagar su boda

Los trabajadores solicitaron este retiro para gastarlo en su boda, aunque podría dañar su ahorro pensionario, advierte experto