imagotipo

Hacia un Sistema de Salud de Calidad / Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • Ineficaz e inequitativo sistema de salud en México: OCDE

Entre los los distintos apoyos que ha venido brindando a nuestro país la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se encuentra la elaboración de un estudio que analiza la situación que guarda el sistema de salud, el cual  actualiza el realizado hace diez años cuando entró el vigor la nueva Ley de Salud.

La presentación de los resultados del estudio la llevó a cabo el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, la semana pasada, destacando que las actividades que llevan a cabo el IMSS, el ISSSTE, los hospitales de la Secretaria de Salud y de las entidades federativas así como los de Pemex y las fuerzas armadas, resultan desarticulados, lo cual genera ineficiencia y altos costos de atención para sus derechohabientes.  Adicionalmente,  existe un sistema de hospitales, clínicas privadas y de tipo asistencial, con una gran disparidad en cuanto a la calidad y seguridad en los servicios que prestan.

Por su parte, las distintas fuentes de financiamiento, que van desde las cuotas que se cobran a los derechohabientes, el pago que se requiere en el seguro popular, las asignaciones presupuestales y los seguros particulares,  implican diferencias en el nivel de cobertura y de especialidad, así como la necesidad de cubrir en algunos casos, adicionalmente, distintos tipos de  pagos parciales. La forma de financiamiento de un sistema de salud fragmentado que adquiere la característica de “clúster”, se considera que es una fuente de inequidad.

De tal manera, al cambiar la situación laboral un derechohabiente debe pasar de un servicio institucional a otro, lo que hace que se pierda la relación con su médico y de su historial y antecedentes, propiciando una deficiencia en la calidad de servicio, además  de tener que enfrentar siempre el pesado aparato administrativo y de sistemas de gestión de hospitales, en gran medida anacrónico.

Los servicios de salud preventivos y curativos, así como la atención médica son un pilar fundamental del sistema protección  social de un país, el cual  incide directamente en el desempeño de la economía y en la productividad.

De tal manera la OCDE presenta una serie de recomendaciones para poder avanzar hacia un sistema de salud que ofrezca una cobertura adecuada, un nivel de atención de mayor calidad, que sea más equitativo, más eficaz y menos oneroso.

En virtud de la imposibilidad de llevar a cabo en el corto plazo una reorganización estructural, con el fin de mejorar la calidad de la atención y disminuir su costo en el corto plazo se recomienda llevar a cabo convenios interinstitucionales para que los distintos subsistemas compartan información sobre los historiales médicos de los pacientes y  sobre las mejores prácticas de gestión y administración de la salud. Asimismo, se plantea la necesidad de establecer una estrecha colaboración para brindar atención en algunos servicios saturados como los de maternidad, o los que requieren una alta especialidad quirúrgica, o cuyo tratamiento es altamente costoso. La colaboración entre el personal médico de los distintos subsistemas y la igualación de sus condiciones laborales es otra de las recomendaciones que deberían abordarse en el corto plazo. Asimismo, se debe mejorar la situación de los médicos que realizan su internado, servicio social o residencia.

Finalmente, se recomienda que se establezca un sistema de seguimiento de las mejoras en la calidad, en los sistemas y en la gestión de la salud.
miggoib@unam.mx