imagotipo

Recopilaciones

  • Recopilaciones: Carlos Durón García

La Iglesia católica es la iglesia cristiana más numerosa. Se considera a sí misma un “sacramento”, un “signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano”, por cuanto ella misma se declara fundada por Cristo. Está compuesta por 23 iglesias sui iuris que se encuentran en completa comunión con el papa y que en conjunto reúnen a más de mil 200 millones de fieles. Se trata de una comunidad cristiana que se remonta a Jesús y a los doce apóstoles, a través de una sucesión apostólica nunca interrumpida, también compartida con la Iglesia ortodoxa. Católica es término originario del idioma griego, “katholikós”, que significa ‘universal’. Se hace esta distinción en relación a otras iglesias cristianas, como la Comunión anglicana y las Iglesias ortodoxas, las cuales se refieren a sí mismas dentro de la única “Iglesia, una, santa, católica y apostólica” del Credo niceno, y que también serían católicas (tanto en sentido etimológico como en todo el contenido del término, dado que se dirigen a prosélitos de todo el mundo). La diferencia de las iglesias ortodoxas respecto de la Iglesia católica romana consiste en situarse fuera de la autoridad del papa. A veces (sobre todo en países sajones) se habla de “Iglesia católica romana”. Sin embargo, existen Iglesias en plena comunión con el obispo de Roma que tienen tradiciones litúrgicas distintas a la romana, de manera que no es preciso identificar simplemente la Iglesia católica romana y la Iglesia católica, de la que la primera es una parte. Se utiliza el término más general Iglesia católica para englobar a las Iglesias católicas orientales y la Iglesia católica romana, tal como está en el título del artículo. En los países en los que el culto católico es mayoritario, a la Iglesia católica se le conoce normalmente con el término la Iglesia, término que en países como Suecia se aplicaría a la iglesia nacional luterana, o en Rumania, Bulgaria, Montenegro, Serbia, Georgia, Rusia, Albania, Etiopía, Armenia, la ex República Yugoslava de Macedonia o Grecia, a la Iglesia católica apostólica ortodoxa. Según una larga tradición, existen otros términos para referirse a la Iglesia católica, tales como Sacramento de Cristo, Pueblo de Dios, Cuerpo místico de Cristo, Esposa de Cristo, Jerusalén de arriba, Edificación de Dios, Barca de Pedro o Nave de salvación. A la Iglesia católica pertenecen todos los bautizados según sus ritos propios y que no hayan realizado un acto formal de apostasía. Según los datos del Anuario Pontificio de 2013 referentes al año 2011, el número de bautizados miembros de la Iglesia es de 1,229 millones, el 17.5  por ciento de la población mundial. La Iglesia católica tiene como cabeza al obispo de Roma, el papa, que recibe el trato honorífico de “Su Santidad”. Según el dogma católico, el primer papa fue Pedro. El papa actual es el argentino Jorge Mario Bergoglio, que escogió el nombre pontificio de Francisco. La Iglesia católica tiene su cabeza en Roma, donde se encuentra la Sede Apostólica; relacionada con la Sede está el Estado de la Ciudad del Vaticano (Status Civitatis Vaticanae, en latín y oficialmente; Statodella Città del Vaticano, en italiano), un enclave dentro de la ciudad de Roma, que funciona como un estado independiente y reconocido internacionalmente. Si bien el Estado Vaticano está estrechamente ligado a la Sede Apostólica, se trata de entidades distintas, ya que el Estado Vaticano es un poder temporal (gobernado directamente por el papa), mientras que la Sede Apostólica es entendida por los católicos como poder espiritual. En la Ciudad del Vaticano y en Roma se encuentran la Curia Romana, formada por las instituciones (llamadas dicasterios) que ayudan al papa en el gobierno de la Iglesia. La palabra “iglesia” ‘asamblea’, del griego (“ek-kalein) – ‘llamar fuera’) significa ‘convocatoria’. Designa asambleas del pueblo, de carácter religioso.
Es el término frecuentemente utilizado en el texto griego del Antiguo Testamento para designar la asamblea del pueblo elegido en la presencia de Dios, sobre todo cuando se trata de la asamblea del Sinaí, en donde el pueblo de Israel recibió la ley y fue constituido por Dios como su pueblo santo. Dándose a sí misma el nombre de “Iglesia”, la primera comunidad de los que creían en Cristo se reconoce heredera de aquella asamblea. En ella, Dios “convoca” a su pueblo desde todos los confines de la tierra. El término griego kyriaké, del que derivan las palabras Church en inglés, y Kirche en alemán, significa “la que pertenece al Señor”. Desde el punto de vista teológico, el término “iglesia” designa al pueblo creyente que Dios llama y reúne de todas partes para formar la “asamblea” de todos aquellos, que por la fe y el bautismo, han sido hechos “hijos de Dios”, “miembros de Cristo”10 y “templo del Espíritu Santo”. En una epístola dirigida al novacianista Simpronio, Paciano de Barcelona (siglo IV) justificó la aplicación del nombre de “católicos” a sus correligionarios del pasado y del presente, y llegó a expresar: Christianus mihi nomenest, catholicus cognomen (“Cristiano es mi nombre, católico es mi apellido”) (Epistula 1, 4). En la misma carta, Paciano destacó la unidad de la Iglesia católica en contraste con la diversidad de grupos minoritarios de su tiempo, varios de las cuales tomaron los nombres de sus fundadores, cuyas doctrinas diferían de la línea de pensamiento eclesial (ebionitas, marcionitas, valentinianos, apolinaristas, montanistas y novacianistas).
PREGUNTAS:

-¿Qué accidente geográfico separa a Chile de Argentina?

-¿Cuál es el Estado mexicano con más costa?

RESPUESTAS AL ANTERIOR:

– R: En 1784 se construyó el Castillo de Chapultepec.

– R: Citlaltépetl es el nombre indígena de “El Pico de Orizaba”.

carlosdurongarcia@gmail.com