imagotipo

¿ Cómo dijo?

  • Cómo dijo: Ricardo Espinosa

  • Ricardo Espinosa
  • Para los griegos Pan era todo

Cuando escuchaba las notas dulces de “La Flauta de Pan” no podía evitar pensar que el que estaba tocando lo hacía utilizando una flauta hecha con un bolillo o con una telera. Y es que así, a primera vista –o quizá debo decir a primer oído- piensa uno que sería muy difícil que hubiera una flauta hecha con una pieza de pan y que además se pueda tocar con ella, pero no se le ocurre que las razones para que se llame así a este instrumento, son muy diferentes.

Si le damos una escarbadita a la mitología griega nos encontramos con que Pan era el dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina desenfrenada ¡órale! Se dice, que se dedicaba a perseguir ninfas por los bosques, en busca de sus favores. ¡Bonita ocupación!

Pan vivía en compañía de las ninfas en una gruta del Parnaso. Se le atribuían dones proféticos y era cazador, curandero y músico. Dotado de una gran potencia sexual, acechaba continuamente a las ninfas. Habitaba en los bosques y en las selvas, correteando a las ovejas y espantando a los hombres que penetraban en sus terrenos.

En sus momentos de euforia –que eran casi todos- Pan se ponía a tocar la Siringa, a la que también por razones obvias se conoce ahora como la Flauta de Pan.

Siringa originalmente era una ninfa a la que el dios Pan trató de violar, pero como ella no se dejó, el muy desgraciado la convirtió en caña y eso es precisamente la flauta de pan: un juego de cañas de diferentes tamaños, unidos en forma de balsa y a los que se les hace sonar con el aliento. Actualmente no tiene que ser necesariamente hecha con cañas, sino con tubos de madera, de plástico, metal o de cualquier otro material posible.

El dios Pan era muy enojón, pero lo que más lo ponía “chinito” de coraje era que lo despertaran cuando estaba durmiendo la siesta y a él se le atribuía la generación del miedo enloquecedor porque cuando lo hacían encabritarse lanzaba rayos y centellas literalmente y todo mundo se ponía lívido del terror. Ahora entendemos que del nombre del dios Pan surja la palabra “pánico” que en principio era el miedo masivo que sufrían manadas y rebaños con los relámpagos, los truenos y los rayos que caían sobre la Tierra cuando “Pancito” estaba engarruñado por un berrinche.

Desde la antigüedad, la flauta de pan ha aparecido en diferentes culturas con algunas pequeñas modificaciones y con diferentes nombres. En Grecia dijimos que era la siringa, en Rumania le llaman nai y es muy parecida a la yapana de la región andina. Además existen variedades con diferentes nombres en Perú, en Ecuador, en Bolivia y en otros países
sudamericanos.

En algunos lugares a la flauta de pan se le conoce como zampoña, que es una deformación de la palabra española “sinfonía”. probablemente porque los indígenas del Alto Perú creían que “sinfonía” se le llamaba a toda la música de los conquistadores.

Finalmente le recomiendo que, como mucha gente lo hace, utilice la flauta de pan como un sistema de relajación, ya que emite un sonido tranquilo, dulce, sin alteración alguna muy parecido al silbido de un pájaro y que puede servir como eficaz relajante para liberarse de las tensiones propias de la vida moderna.

Consultorio Verbal

Comodijo2@hotmail.com

PREGUNTA DEL PÚBLICO: Lissette Gallardo pregunta: ¿Está bien dicho análisis o solo es anális?

RESPUESTA: Lo correcto es análisis para plural o para singular: Un análisis, varios
análisis.

AHORA  PREGUNTO: Cuando se dice que hay un delito “de lesa humanidad” significa que:

a.- Que se refiere a toda la humanidad

b. Que se refiere a los que ya murieron

c.- Que se lesiona a la humanidad

d.- Que se excluye a la humanidad

RESPUESTA c.- Lesa es igual que lesionada. Un delito “de lesa humanidad” es aquel que
lesiona a toda la humanidad.
Me retiro con una frase del humorista español Enrique Jardiel Poncela. Dice: La vejez es un exceso que aumenta por días. ¿Cómo dijo? Hasta el próximo domingo.