imagotipo

Satiricosas

  • Manu Dornbierer

  • Manu Dornbierer
  • Aunque el PAN se pavonée…

Si queremos que todo quede igual, todo debe cambiar, decía el político y escritor, príncipe de Lampedusa, la isla italiana más meridional que pertenece al continente africano.

Con las elecciones recientes en México la famosa frase viene por desgracia a colación: El país no cambió de funcionarios sinvergüenzas a buenos gobernantes. Se trata de la misma gata revolcada solo que de otro color. El clásico “gatopardismo” que preconizaba el noble siciliano. Tampoco los partidos se transforman y se vuelven opciones diferentes y más válidas, como por arte de magia. Al contrario, hoy se vieron peores que de costumbre, adoptando malas mañas y peores candidatos de otros y sigue la misma farsa porque es el sistema el que está podrido. Los votantes lo saben y por eso votó sobre todo la gente que mueven y pagan los partidos, no el grueso desinteresado de la población que se mantuvo fuera del juego, cansada, indiferente o decepcionada.

Para obtener el poder los partidos no titubean en convertirse a veces hasta en basureros de los demás. Ya no es como antes que se salían de uno a otro por desacuerdo en ideas. Los políticos mexicanos han logrado trastocar el viejo concepto “el Gobierno del pueblo por el pueblo”. Los partidos ya no tienen ideologías estructuradas, ni planes de Gobierno claros y debidamente presentados a una ciudadanía ávida de descubrir que hay algo de patriotismo, de honestidad, de sinceridad, en el fondo de sus luchas. No hay de qué agarrarse. Es solo “el poder por el poder” de un grupo o de otro. Un cambio por el voto de “etiqueta”, que ni siquiera de chaqueta. Y solamente hay que ver algunos ejemplos para entender ese “cambio para que todo quede igual”.
Empanizados y emperrados

Tamaulipas, Durango, Quintana Roo y Veracruz nunca habían tenido un candidato que no fuera del PRI, dicen, ¿y hoy sí ? ¿Qué le pasa a Veracruz? Ha estado fatal ya demasiado tiempo, pero no escarmienta. Un gobernador tras otro peor que el anterior y va de nuez, pero azulito ahora y ni tanto. En tiempos pasados, como representante del PRI todopoderoso Miguel Ángel Yunes ocupó diversos puestos estatales y en todos fue pesimamente calificado. Y no solo eso sino que se hablaba de crueldades inauditas en su tierra cuando tenía un alto puesto.

Hace años en el México que era la dura dictadura que fue _ no nos hagamos tontos a estas alturas aunque hubo quien hablara de dictablanca_ miembros de una familia perseguida por él, visitaron a periodistas en el viejo DF, para denunciar que el hoy nuevo y triunfante gobernador panista-perredista electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, había mantenido a uno de ellos atado por los pies un X tiempo sobre una profunda barranca.

“Abramos la conversación”, como dice el nuevo y atinado slogan de Radio fórmula: Si alguien tiene más datos “pintorescos” sobre el new señor gobernador, podemos ampliar la colección para establecer un catálogo de los regalos que han comprado los veracruzanos en la venta de junio , pero ahora atados con moños azul y amarillo.

Los tres adjetivos con los que definían al priísta Miguel Ángel Yunes, son: “Represor, pederasta y ladrón”. Y se probó con información precisa.

Miguel Ángel Yunes fue militante del PRI de 1969 a 2004. Diputado local y dos veces diputado federal. Oficial mayor de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados(1982-1985). Subdirector de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (1985 -1987). Coordinador del Consejo Estatal de Seguridad Pública (1992 a 1997). Secretario general de Gobierno de Veracruz durante la administración de Patricio Chirinos. Muy cercano a la entonces coordinadora de la bancada priísta, Elba Esther Gordillo, y al ser ésta destituida del cargo, Yunes renunció al PRI y cuando ella se unió a Marta Sahagún de Fox, él también y se hizo panista. Por las siguientes razones se utilizan con Yunes los adjetivos citados antes:
1.- ¿REPRESOR? “En 1995, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) corroboró que líderes indígenas y campesinos eran hostigados, amenazados y detenidos ilegalmente por los cuerpos de seguridad del Estado de Veracruz. Y giró un paquete de recomendaciones a Miguel Ángel Yunes Linares, en ese entonces secretario de Gobierno. Las quejas de Alejandro Salas Romero y Margarito Romero Tzompaxtle, hicieron que la CNDH investigara a Yunes Linares por privaciones ilegales de la libertad desde la entonces Delegación Estatal de la Policía Preventiva, Zona Centro, en la ciudad de Fortín de las Flores. En cinco años y con un gobernador ausente, Yunes Linares tomó el control para reprimir indígenas. Entre 1992 y 1997, los campesinos e indígenas de la Huasteca –que exigían tierras– vivieron torturas, encarcelamientos extrajudiciales y fueron víctimas de homicidio, como Anastasio y Rolando Hernández. En septiembre de 1994 aparecieron los cuerpos torturados de Anastasio y Rolando Hernández Hernández. Al pueblo de El Encinal, llegaron policías estatales y judiciales para llevárselos. Eran originarios de Ixhuatlán del Café y fueron encontrados en los márgenes de un río; no tenían ojos, les cortaron la lengua y sus intestinos estaban destrozados. A los cuatro años, en 1998, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordenó al Estado mexicano investigar la agresión e indemnizar a los deudos de las víctimas, pero el presidente Ernesto Zedillo Ponce de León decidió archivar el caso y la recomendación de la CIDH, así como Vicente Fox Quezada”.

2.- ¿PEDERASTA? Lo involucró Lydia Cacho en su libro “Los demonios del Edén”, pero en el juicio pertinente en que se condenó a Kuri (el de “mi gober precioso y las “botellitas”) se exoneró a Yunes, lo que como bien sabemos los mexicanos, no implica que sea realmente inocente. Y además según la misma Lydia “el exsecretario de Gobierno, Yunes Linares, –junto con el gobernador Patricio Chirinos Calero– protegieron a Albino Quintero Meraz, uno de los líderes del cártel de Juárez que fue detenido en mayo de 2012, en una casa de seguridad del fraccionamiento Villa Rica, en el municipio de Veracruz. De acuerdo con el trabajo periodístico, Patricio Chirinos y Miguel Ángel Yunes tenían la costumbre de usar el Lear Jet de Quintero Meraz, y recibieron 15 millones de dólares por la protección que otorgaron al narcotraficante.

3.- ¿LADRÓN? El primer presidente panista, Vicente Fox Quezada, lo hizo subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana en la Secretaría de Seguridad Pública ni más ni menos. Nada sorprendente, pues como hoy vemos y sabemos, Fox de honrado, tiene muy poco Los panistas admiran a este Yunes porque se fue con ellos. Y se sabe que en política mexicana como en las pandillas de chamacos, solo si estás conmigo eres bueno (misma postura que la de los Bush , por cierto). Y ya panista, el otro azulejo “honrado” que fue Calderón le permitió a Yunes engullirse nada menos que las pensiones del ISSSTE, seguramente con súper moche para Feli-pillo. A ciencia y paciencia de miles de empleados de Gobierno, su instituto de trabajadores del Estado, fue tremendamente saqueado por Miguel Ángel Yunes bajo la protección y complicidad del espurio, cónyuge de la hoy casi candidata panista para la contienda de 2018. “Margarita ABC”, le pondremos, ya que quien sabe que apellido utilizará para buscar la presidencia, puesto que el de Zavala tampoco está muy limpio por el hermano hacker que “organizó”, sin puesto en el IFE, la elección de 2006 manipulando la información desde las computadoras de su oficina. ¡Qué bonita familia! Y muy bonito su nuevo gobernador, veracruzanos. Felicidades al PAN y al PRD por no fijarse en los pequeños defectos de su abanderado.
“El Peje” no escapa al sistema

Amlo, ganador de 2006, en elección vil y evidentemente robada por Calderón de Zavala, hoy se ha convertido igual al sistemita de “a quién le importa la calidad del voto”, algo que preconizaba Platón en su sueño de una República justa y elevada.

¿Necesita Amlo en Morena TODOS los votos, sean de quienes sean aún de falsos maestros, sin nada que ver con la docencia, que no existen más que como vivales que heredaron el puesto o lo compraron? El fin no justifica los medios, señores políticos. No se puede fincar una democracia en vividores semejantes.

Y ahora que los quieren examinar y hasta capacitar, no van a dejarse quitar semejante canonjía , qué caray. Los mismos VERDADEROS profesores te cuentan de casos de esos explotadores sin cara. Un par de los últimos relatos recibidos:

1.- Hay un pueblito en Hidalgo de gente lista. Muy próspero porque se dedica a la fabricación masiva y callada de pantalones. Al visitarlo después de algún tiempo, un taxista de la CDMX, se encontró a un compañero de infancia al que todos llaman “maestro” y le preguntó por qué. “Porque yo, mi mamá y mi hermana” somos maestros porque pagamos los puestos. Y se atacó de la risa cuando le recordó su amigo: -Pero ni terminaste la primaria– Pos ya ves, mano.

2.- Una señora conocida regresó a vivir a México y buscó a una maravillosa sirvienta que había tenido. No, le dijeron, ya no trabaja en eso, ahora es maestra. Su papá murió y ella se quedó con el puesto. Nunca quiso estudiar como le pedía él, pero de todos modos le “tocó ser maestra” por herencia.

A principios del sexenio el INEGI realizó un censo de los maestros de México y encontró que hay alrededor de 350 mil que nadie conoce en las aulas y planteles, pero con sueldos de 10 mil pesos al mes. A groso modo les pagan en las oficinas de Gobierno 35 mil millones de pesos al año a los fantasmas depredadores Esos falsos maestros han salido a las calles a defender su canonjía, claro, y a incendiar, a destruir, a bloquear calles y avenidas, a acabar con todo a base de su inmenso chantaje. Y, peor, a dejar sin estudio a toda esta generación de niños mexicanos. Cuando algunos valientes maestros quieren dar clase, “los denuncian” los falsos y los vejan como pasó en Chiapas. No se vale, “Peje” proteger a esa gente para obtener sus votos.
Librosdemanu@gmail.com